El sicario de los Idus: asesinato en Tarraco, Cristina Teruel

Casi nos habían convencido que el asesino en serie es una versión moderna de asesino que se desarrolló con la revolución industrial, de ahí que el primero y tal vez más famoso de ellos apareciese en Gran Bretaña, cuna de tal revolución, pues bien: Cristina Teruel pretende convencernos de que pudo haber un asesino en serie en la Tárraco del sigo I d. C. y El sicario de los idus parte con tan atrevida premisa: una novela policíaca que también es una novela histórica o una novela histórica que también es una novela policíaca. Julio Spurio Limbo, marmolista, aparece muerto ya en el primer párrafo de la novela, en lo que parece un accidente laboral más. El optio Specula, segundo del centurión Favor, cree, sin embargo, que el muchacho no estaba solo en el momento de la muerte y su terquedad le lleva, con la renuente ayuda del archivero Malacitano, a descubrir un rosario de muertes accidentales de ciudadanos de diecisiete años que se han producido todos los idus del año en curso.

En paralelo asistimos a la decadencia del caballero Fabato, recluído en su casa con sus efebos y los recuerdos de su pasada gloria militar al servicio del Imperio; a las intrigas de Marcelo Sabra y su padre adoptivo Faventino; a las correrías nocturnas de Kalo, el favorito de Fabato y sus adláteres; al dolor de los familiares de las víctimas, que llegan a soñar con presagios. El censo de personajes creo que llega con facilidad a los treinta y la mayoría son convincentes, aunque aparezcan tan sólo media página.

Estaríamos por tanto ante una novela coral, aunque con algunos personajes principales, en la que los personajes entran y salen mientras se desarrolla la trama policíaca en sí. Y eso es lo curioso, porque la trama no recurre a los golpes de efecto ni al suspense. Todo parece suceder con naturalidad, como si el narrador o el lector fueran espectadores lejanos de lo que pasa. No sé si esto es un defecto de estilo. Sin embargo, no estoy del todo convencido de esa desaparición del narrador: tal vez es tan discreto que teme molestar al lector. Es educado y correcto, pero preferiría que tuviera más sal y especias. Pero lo curioso es que el texto no está vacío como sí lo estaba el de El código Da Vinci – lo que no es difícil, pues no recuerdo nada peor escrito-; encuentro a faltar más descripciones como la de las máscaras funerarias de los antepasados de Fabato o la de su armadura expuesta y acariciada por los últimos rayos de sol.

Resumiendo: El sicario de los idus es una novela bien construída, lo que no es poco, con una trama rigurosa, que tal vez le quita un poco de aire, está escrita con demasiada buena educación, pero no mal: es tan correcta que le cuesta conmover. Está convincente y rigurosamente ambientada y Tárraco nos parece plausible. Obvia los discursos que no aportan nada y dejo lo mejor para el final: me parece digno de aplauso la capacidad para crear personajes convincentes y distintos unos de otros de Cristina Teruel. Destaco a unos cuantos: el optio Specula me ha robado el corazón: es inteligente y honesto y que se haya visto obligado a divorciarse de su querida Antistia para entrar en la milicia le confiere un aire triste que él se empeña en sobrellevar con alegría. Antistia misma me parece un hallazgo. El desdichado Fabato tiene una dignidad trágica digna de respeto. El leal archivero Malacitano, epítome de los burócratas bien intencionados también es querible…

¿ No pensáis ir a la playa o a la piscina este verano? Pues este es un libro perfecto para estar tumbad@ leyéndolo sin hacer nada.

Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788435061834 
Nº Edición:1ª, Edhasa
Año de edición:2009
Plaza edición: BARCELONA
 

6 pensamientos en “El sicario de los Idus: asesinato en Tarraco, Cristina Teruel

  1. Gracias Jero por la reseña. El libro lo apunté como futurible de las novedades del mes pasado y ahora creo que será una próxima lectura veraniega.

  2. Acabo de leer este libro y me ha dejado un sabor agridulce. Me parece sugerente el situar la acción detectivesca en la Tarraco del siglo I d.c., me parecen sugerentes las ilustraciones históricas de determinado rituales romanos (culto a Isis, trabajo en el foro, etc), me parece sugerente que el detective no sea un personaje privado al estilo de Gordiano el Sabueso sino un funcionario del Imperio, me parece bien que la trama sea tan lineal y esté bien trabada. Lo que no me gusta de la edición es que me pierdo con las calles, los personajes y los cargos; debería de haber anexos con un mapa de la ciudad, una relación de personajes y un glosario con los términos y cargos romanos. Otra cosa que no me ha gustado es que se usen palabras rabiosamente contemporáneas y que algunos personajes queden desdibujados después de una irrupción inicial impactante (casos del archivero Malacitano y del hermano de la primera víctima descrita en la narración). Una cosa que si se agradece es que no hayan escenitas de amor a modo de pegote al estilo de la película Pearl Harbour siendo este un libro escrito por una dama. Es un libro ameno aunque yo lo compraría en la edición de bolsillo.

  3. A veces se pone de moda esto de hacer hablar a los personajes de hace 2000 años con el lenguaje de hoy en día. A mi me chirría especialmente, recuerdo por ejemplo la saga de Scarrow de Cato y Macro, con expresiones casi pandilleras y exclamaciones de una tarde en el Calderón sufriendo con el Atleti.

  4. Vincent, lo del mapa y el glosario estaría muy bien, y Edhasa debería tomar nota. Yo creo que Macro sí es un personaje del que se espera más. Malacitano cumple su función, lo que pasa es que es un personaje con tantas posibilidades, que uno lo querría ver más a menudo.
    Lo del lenguaje supongo que es una difícil elección, sabiendo que es muy difícil reproducir el habla de hace dos milenios; a mí me parece que excepto en momentos muy puntuales, no molesta.
    En cuanto a que es un libro escrito por una mujer y no hay escenas románticas, tampoco las hay en los libros que yo he leído de la MacCullers, Jane Bowles o Patricia Higsmith; al menos no como las que mencionas. Y sé que Cristina podría sorprenderte en este aspecto.
    La edición de bolsillo sería una muy buena noticia para ella: significaría que ha vendido muchos libros.
    Saludos.

  5. A mi me ha parecido una buena novela, con su punto de intriga y su punto de historia y sobre todo muy bien escrita. El tema de los diálogos no me ha chocado especialmente, la trama envuelve los detalles de este tipo que hace que pasen inadvertidos para el lector, al menos en mi caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *