El retorno de un rey, William Dalrymple

La Aventura Británica en Afganistán, 1839-1842

Hay lugares remotos en el mundo, países lejanos de los que uno escucha hablar alguna vez que otra y del que poca o ninguna información interesa. Quizás hace algunos años hablar de Afganistán en España pudiera ser de estos países que uno no sabe ni el nombre de su capital. Quizá hizo falta el 11-S y la posterior intervención militar de los Estados Unidos contra los Talibanes y Al Qaeda para que tras una serie de años todos nos situemos ya en el mapa y casi conozcamos las regiones que dividen dicho país, las étnias que lo pueblan y hasta los ríos y montañas que lo visten casi mejor que los propios de la Península Ibérica. Pero realmente Afganistán, sus rios, montañas, étnias y regiones no nacieron hace unos años, ya estaban ahí desde hace milenios, enclavados en el corazón de Asia siendo un territorio codiciado en los tableros de la geopolítica desde la épocas remotas.

Al margen de las recientes intervenciones militares más modernas, hubo un tiempo en que el Imperio Británico fijó como objetivo este hinóspito enclave, no por sus recursos o por proteger a sus gentes, sino por evitar que Rusia se expandiera más de la cuenta por el eje de Asia y a las puertas de la India.

Recurriendo a las fuentes primarias tanto rusas como afganas, indias y británicas, el autor hace un recorrido en profundidad de la idiosincrasia de este complejo pueblo, siempre inclinado a la fragmentación tribal, regional y social pero que al mismo tiempo ha sido capaz de hacer casi imposible su dominación externa. El autor es un presitgioso historiador experto en el tema y conocedor de las profundidades históricas de Afganistán.

Con un estilo ágil y ameno tanto en los político, estratégico y puramente histórico, nos sumergimos en un contexto histórico realmente interesante y en particular de lleno en el intento de aventura británica de 1839 por extender sus dominios más de allá de donde realmente debieron. Con unas campañas fáciles en lo militar para los ejércitos expedicionarios británicos, el posterior intento de convivencia con un pueblo tan complejo en lo político y social (¿nos suena esto?) e intento de imponer un sistema de leyes y costumbres ajenos a las enraizadas costumbres tribales afganas sembraron las semillas del estrepitoso fracaso. La escusa de usar a un rey destronado no sirvió para nada en las luchas internas y los esfuerzos de la diplomacia no tuvo resultados en un pueblo que ha demostrado a lo largo de los siglos que ese supuesto caos tribal en el que vive es indomable. Todo esto sumado a la falta de preparación de los 20.000 hombres enviados por los ingleses, a la falta de recursos y dinero para mantener y atraer a sus posiciones a facciones o étnias, todo resultó un auténtico fiasco para el Imperio Británico que tuvo que esconder, como siempre hacen, este fracaso histórico para sus intereses.

Una obra muy completa de un tema muy poco conocido y tratado en español, totalmente recomendable si se quiere conocer un poco más de la historia de este peculiar país y de una lamentable actuación británica en sus ansias de estar presente en todos los rincones del planeta.

  • Nº de páginas: 464 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: DESPERTA FERRO EDICIONES
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788494627545

 

3 pensamientos en “El retorno de un rey, William Dalrymple

  1. Sin duda una magnífica recomendación, Tornado. Queda anotada.

    Hace ya unos años leí la magnífica obra de Karl E. Meyer “Torneo de sombras: el Gran Juego y la pugna por la hegemonía en Asia Central” dónde, entre otros muchos temas, se abordan las tres guerras que el Imperio Británico sostuvo y perdió – aviso frustrado a navegantes futuros: URSS y EEUU – contra las indomables tribus afganas. Altamente recomendabe.

    Saludos.

  2. Suena bien, pero con la cantidad de lecturas que tengo pendientes este no deja de ser un tema menor, al menos para mi. Gracias por la recomendación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *