El Puente Pegasus, Stephen E. Ambrose

¡Qué envídia le tengo a este hombre!. Y no es solo por la forma de escribir sus libros, sin duda, de lo mejor que hay sobre el Día D. Lo que más envidio de todo es el nivel de detalle que ha conseguido trasmitir en sus libros. Un nivel de estudio llevado al extremo y esa capacidad de combinación entre la narración del disparo concreto que rebota y deja la marca en el puente, o del sitio milimétricamente contado donde cayó catapultado el piloto de un planeador por ejemplo, y por otro lado la visión global, la perspectiva perfectamente narrada desde fuera del transcurrir general de la batalla, incluído desde el otro bando. Simplemente, un maestro.

Este es el primer libro que escribiría Ambrose dedicados al Día D. Un primer libro para narrar una primera batalla, la primera batalla librada en territorio francés por las fuerzas aliadas. Un primer objetivo tomado, una primera familia y casa liberada en la francia ocupada y una primera baja en las fuerzas angloamericanas. Todo esto es lo que sucedió en el canal de Caen, en 2 puentes estratégicos y que uno de ellos ha pasado a la historia como el Puente Pegasus, en honor al emblema de la 6º División Aerotransportada británica.

Desde el momento en que los miembros de la compañía D del 2º Batallón de la Infantería Ligera Oxfordshire y Buckinghamshire al mando del mayor John Howard están en los planeadores, pensando en los momentos históricos que van a comenzar a vivir en pocos minutos, empezamos a acercarnos a estos históricos protagonistas que conseguirían una de las mayores gestas del famoso Día D.  Vamos conociendo a los hombres que componían esa compañía y que con sus virtudes y defectos actuaron de forma precisa y convincente, primero ante un enemigo débil y mal equipado y posteriormente ante un enemigo enfadado y fuertemente armado.

El libro hace un recorrido por los duros meses de fuerte entrenamiento en inglaterra. Un entrenamiento que a la postre serviría para salvar vidas, para hacer frente a los contraataques alemanes, para saber salir de las situaciones complicadas a las que se verán sometidos.

La noche no podía comenzar mejor. Con una increíble precisión, los 3 planeadores aterrizaron a escasos metros del primer puente. Los bisoños centinelas alemanes ni se percataron de lo que se les venía encima. En pocos segundos, el puente estaba tomado, los centinelas muertos, desarmados o huídos y el objetivo conquistado. El otro puente, que sigue paralelo al primero fue tomado igualmente. Pero eso solo era el comienzo, ellos sabían que todo no podía ser tan fácil, el enemigo volvería y contraatacaría y además, 5 horas más tarde comenzaría el asalto a la costa francesa por la mayor flota de desembarco jamás reunida.

A partir de aquí, los minutos son de máxima tensión, vivimos con la compañía D minuto a minuto, hora a hora todo cuanto sucede, desde las 00:16h hasta las 06:00h que comienza el desembarco, posteriormente hasta las 13:00h del día 6 que conseguirían establecer contacto con las fuerzas que provenían de las playas de desembarco. Todo cuanto transcurre, todo cuanto sucede, como decía al comienzo de la reseña, contado con un nivel de detalle que en pocas ocasiones se encuentra. Un libro que se centra en una batalla concreta dentro de una gigantesca operación, pero una batalla que tuvo una importancia muy alta al conseguir mantener intactos esos dos puentes que dejaron libre el paso hasta Caen de las fuerzas británicas.

Es un libro que me ha gustado muchísimo, del que me he podido hacer una idea de todo lo narrado al haber tenido la suerte de visitar el Puente Pegasus, ahora conozco a los hombres que lo conquistaron y lo defendieron, ahora conozco lo que sucedió con los planeadores al aterrizar, ahora sé desde donde dispararon los alemanes y donde cayó el primer soldado británico, ahora conozco donde rebotó una bomba lanzada por un caza alemán, que afortunadamente para la compañía D no explotó, y que dejó una abolladura en el puente, ahora sé, que tengo que volver al Puente Pegasus.

Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788496364516
Nº Edición:1ª , Inédita
Año de edición:2006
Plaza edición: BARCELONA

 

12 pensamientos en “El Puente Pegasus, Stephen E. Ambrose

  1. Los libros de Ambrose hay que tenerlos todos y es un acierto por parte de Inédita el haberlos publicado en edición de bolsillo, lo que los hace totalmente asequibles.
    Sobre los puentes del canal de Caen y del Orn, pues que entre el factor suerte, la mala planificación alemana y lo poco defendidos que estaban la verdad es que tenían muy altas posibilidades de conseguir sus objetivos.
    Realmente, no hubiera pasado mucho en los primeros días del desembarco si no se hubieran conseguido asegurar los puentes o si los alemanes los hubieran volado, total, no se acercaron a Caen hasta unas cuantas semanas después y aun así, la operación GoodWood fue un sonoro fracaso.

  2. A mi lo que más me emocionó del libro fue lo relativo a la familia del Café de enfrente del puente. Cuando son liberados y se vuelven medio locos, tan locos que no saben que hacer para agradecer a los británicos su presencia. Tan locos como para abrir su Café y su casa y convertirla en un centro de mando y de primeros auxilios ofreciendo Champán a los heridos, tan locos que la mujer acabó con la cara negra de betún de tanto besar a los soldados y le duró varios días pues no estaba dispuesta a lavarse y quitarse el camuflaje. Otro tema que me impactó es cómo el Mayor Howard siguió luchando por ese mismo puento años después, para parar la burocracia francesa que quería eliminarlo, hacer una nueva carretera, etc.., para conseguir que ese puente se guardase de por vida y se crease un museo a escasos metros y que el Café permaneceise donde está y no se realizara la nueva carretera que lo ponía en serio peligro, un lucha digna de admiración.

  3. Javi no se si me compraré le libro porque con la cantidad que tengo en espera me da para una año o más de lectura, pero me han entrado unas ganas de irme mañana mismo a visitar el Puente Pegasus. Javi se nota en la reseña que te ha encantado, que te ha apasionado, y que has disfrutado como un enano con el libro y con el viaje. Felicidades por haberlo transmitidado tan bien en esta reseña. Una pregunta, ¿Ambrose estuvo alli o se basa en informacion y entrevistas?.

  4. Pues Xavi ese es otro aspecto en el que envidio enormemente a Ambrose. Y es que pidió en su trabajo un año sabático para poder ir a visitar los lugares donde ocurrió todo y luego vivir casi un año en Inglaterra haciendo entrevistas de forma directa a los veteranos de la batalla, también localizó a veteranos en Canadá. Así que ya ves, un auténtico viaje en el tiempo, no solo por el tiempo que pasó visitando la zona y con los veteranos, sino por la amistad que entabló con ellos y la frecuente correspondencia que se cruzaron. Todo un lujo.

  5. Pues no estoy muy deacuerdo contigo Antonio. Si que es cierto que creo que el desembarco está muy mitificado y si hubiese fracasado no hubiera pasado gran cosa, un retraso y vuelta a intentarlo pero, el no haber conseguido esos puentes desde primera hora podía haber significado que la 21º División Panzer de Von Luck podía haberse presentado casi a pie de playa en las primeras horas del desembarco y eso hubiera sido catastrófico. Los aliados no contaban con la gran cadena de errores e ineptitudes en la cadena de mando alemana, por lo que era prioritario tener el control de esos puentes.

  6. Si el desembarco hubiera fracasado…Quién sabe, quizás las fronteras del Pacto de Varsovia habrían tenido que establecerse en el Rhin y los Alpes Suizos, no?

  7. Yo sigo pensando que si el desembarco hubiera fracasado simplemente hubiera supuesto un retraso en el final de la guerra, había potencial, material y hombres para realizar varios desembarcos. Puede entonces que los Rusos hubiesen terminado la guerra al acabaro con el Reich, pero dudo que los aliados occidentales una vez firmado el armisticio hubieran permitido que la URSS se quedase con toda Alemania, lo dudo y mucho, además, no hay que olvidar que los EEUU fueron los únicos que poseyeron en 1945 la bomba atómica, un buen argumento para convencer a cualquiera….

  8. Hola a todos. Un gran libro sin duda. También tuve la oportunidad de visitar el puente el Café Gondree y es verdaderamente emocionante.
    Respecto al fracaso del desembarco pienso que hubiera sido toda una catastrofe para los aliados. Hubiera significado un problema enorme, ya que los aliados no contaban con material para varios desembarcos como apunta más arriba Javi. Tenían material, medios y hombres para un solo intento. Se la jugaban a una sola carta. Hay que recordar que, facilmente, el 80% del esfuerzo de guerra aliado se destinó a la preparación del Día D, retrasando por faltas de medios operaciones como el desembarco en el sur de Francia (Operación Anvil), lo que demuestra que iban bastante justos de recursos.
    La clave de los desembarcos estuvo en la lucha en las playas. Si los alemanes hubieran logrado detener el avance unas 72 horas, los aliados serían picadillo ahora mismo. Otra clave fue la nula acción de la Luftwaffe… Al final me lio! y no es objeto de esta reseña! Perdón por el discurso…

    Un saludo a todos.

  9. Bueno, interesante punto de vista Félix. Pero yo sigo pensando que los Alidos podían permitirse un fracaso en Normandía. ¿Realmente crees que 3 millones de hombres, toneladas de material y suministros acumulados en las islas británicas no daban para más de un desembarco?. Yo creo que si, que indudablemente hubiera supuesto un gran fracaso, retraso y en general un buen trastazo para los aliados, sin duda, pero que material y hombres habían para lanzar una futura invasión. Sigo pensando que el desembarco está muy mitificado, muy inflado por la historiografía populista del periodo postguerra-guerra fría. No resto importancia a su gesta, pero la justa, ni más ni menos.

  10. No creo que se lo jugaran todo a una carta, sinceramente. Ya hay libros que ponen de relieve lo que se ha podido exagerar o llevar al extremo esta operación. El libro “Historia del desembarco de Normandía” de Olivier Wieviorka editado por Tempus el año pasado es un buen ejemplo. Además no hay que olvidar que los alemanes estaban cada vez más debilitados por su desgaste en el Este e incluso Hitler cada vez estaba peor, ya no era el mismo que en los primeros años de la guerra, enfrentado con sus generales más prestigiosos, ese mismo verano se produjo el atentado de la Guarida del Lobo y a partir de ahí la paranoia total. En caso de fracaso el Día D, todos estos factores sumados a la imponente capacidad logística aliada hubiera dado para jugar con otra carta. Es lo que pienso.

  11. Hace poco tiempo leí este libro del prestigioso Stephen Ambrose, y me parecio de lo mejor que leí sobre el frente occidental. Su narrativa simple permite formar parte de esa compañia de soldados que cumplieron con su deber. Al estar tan lejos, soy de Argentina, siento envidia por ustedes que conocen ese historico y famoso puente que fue importante y necesario para el avance aliado. Me los imagino a ustedes una tardecita en el cafè leyendo este libro. Saludos desde Rosario Argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *