El Poder y el Imperio, Daniel R. Headrick

LA TECNOLOGIA Y EL IMPERIALISMO DE 1400 A LA ACTUALIDAD

“Durante seiscientos años –dice el profesor Headrick– los europeos y sus descendientes transatlánticoshan tratado de invadir y dominar a otros pueblos, valiéndose de una tecnología superior. Hoy, cuando el imperialismo ha vuelto a un primer plano, es hora de revisar esta historia y aprender sus lecciones. Porque esta ha resultado ser una historia más compleja de lo que parecía a primera vista. ¿Por qué las embarcaciones portuguesas, que triunfaron en el Océano Índico, fracasaron en el Mar Rojo? ¿Por qué el abrumador poder aéreo de los Estados Unidos ha resultado incapaz de imponerse en Irak o Afganistán? Headrick repasa seis siglos de evolución de la tecnología militar de occidente, desde los galeones hasta las bombas inteligentes, y analiza los factores del entorno natural y social que hicieron posible en unos casos la victoria y condujeron en otros al fracaso.” Sinópsis del libro

Durante más de cinco siglos los europeos y sus descendientes en otros continentes han dominado los océanos del mundo, así como gran parte de la tierra y sus pueblos. Esa dominación ha sido desafiada muchas veces, como lo está siendo de nuevo ante nuestros ojos. Ahora que el imperialismo ha vuelto al primer plano de los acontecimientos mundiales, seguramente es buen momento para revisar su historia y extraer las lecciones pertinentes.

Estas reflexiones no son mías. Es tal y como comienza el libro en su introducción, pero viene a reflejar perfectamente lo que el autor quiere transmitir en sus estudios. El imperialismo ha existido desde los tiempos más remotos, pero quizás el desde la modernidad hasta hoy en día el imperialismo “occidental” ha predominado por casi toda la geografía mundial, ya que según los historiadores el área controlada por los europeos pasó del 35% en el año 1800 al 85% en 1914.

Pero el estudio no es solo historiográfico, sino que va acompañado de un profundo análisis del “cómo” y de los “por qué”.  Por supuesto, a lo que mayor importancia da el autor es sin duda a la tecnología. Pero no a la tecnología “material” simplemente, sino a la capacidad humana, socio-cultural, de saber usar y dominar los distintos medios materiales y naturales que aporta la geografía, o los medios animales. No es lo mismo saber montar a caballo que saber correr a caballo por ejemplo. Es un burdo ejemplo pero que viene a poner de manifiesto que muchos pueblos son riquísimos en materias pero que en sus manos no son nada y en las manos de otro pueblo son determinantes.

Ese es el gran móvil de todo, el control económico y material de los pueblos. Pero por mucha tecnología que consiga desarrollar un Imperio, la Historia se encarga de demostrar caso tras caso, que los pueblos en inferioridad técnica son capaces de ganar la batalla al Imperio dominante. Y hoy en día lo estamos viviendo en Irak por ejemplo, donde según el autor, toda la tecnología occidental no ha sido capaz de apaciguar un País como Irak.

El libro es una historia tecnológica, medioambiental y política del imperialismo occidental durante los últimos seiscientos años. En esta Historia no solo están presentes los Estados, hay otros “entes” interesados en ampliar fronteras y áreas de influencia. Desde banqueros hasta comerciantes, compañías y empresas. Estos están tan interesados como pudiera estarlo un reino y usarán toda su influencia para conseguir sus fines.

Es un libro muy recomendable para tener una visión profunda del “Imperialismo” del que tanto hablamos o mencionamos y que no solo está en boga hoy en día, sino que es una herencia de nuestros antepasados que ha perdurado y a pesar de las dos guerras mundiales, de una forma u otra se ha mantenido. De forma dinámica y variante los Imperios han cambiado y evolucionado, pero más o menos a lo largo de todos estos siglos siguen unas pautas comunes y con este libro podemos obtener elementos de análisis sobre todo ello.

Nº páginas: 368 pags
Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788498921823
Colección: SERIE MAYOR
Nº Edición:1ª , Crítica
Año de edición:2011

13 pensamientos en “El Poder y el Imperio, Daniel R. Headrick

  1. Yo hacía tiempo que no me sentía tan decepcionado por un libro.

    Para empezar es cortísimo, y tiene una bibliografía descomunal, que luego uno no ve en que se ha empleado:

    – Los reyes medievales comían carne podrida, y por eso necesitaban especias…¿Canela tal vez?

    – Los nativos americanos disponían masivamente de armas de repetición en Little Big Horn…que desaparecieron magicamente en enfrentamientos posteriores.

    – El Crucero Suffren bombardeó los barrios vietnamitas de Haiphong… a pesar de que las fuentes francesas niegan este hecho, y que se considere desinformación del Viet Minh en las fuentes modernas…

    En lo que se basa es en resumir la historía del avance occidental en todos los continentes. En resumirla mucho, porque no tiene extensión para nada más.

    Al final uno se da cuenta de que se trata, descaradamente, de un libro para publicarse en EEUU y usarse en los debates sobre el despliegue americano en los conflictos asimetricos.

  2. Hola gente!!. Vaya, hay disparidad de valoración con respecto al libro. En un principio me interesaba y me ha resultado llamativa la reseña de Rodrigo, pero claro, ahora no se yo después de lo indicado por Urogallo.

  3. Gracias por la reseña Rodrigo. Yo voy por la mitad (como en tantos otros) y me está gustando. Tal vez soy menos exigente. Me llama la atención por ejemplo que en el caso de la conquista de América la tecnología no fuera tan determinante como yo pensaba. Mira que es raro que yo disienta de D. Uro…

  4. Disentir no es malo, enriquece el debate. Volveremos a coincidir…

    Esa parte me parece enormemente sintética. Y no está mal cuando trata el tema de los mapuches y los limites de la expansión española. Pero por ejemplo, es muchísmo más flojo que el Osprey que trata la cuestión: The Conquistador
    1492–1550

    Ahí ya se aclara las limitaciones tecnologicas de los conquistadores, y sobre todo, incide en que TODOS los pueblos americanos comenzaron a adoptar la tecnología española, solo que algunos no tuvieron tiempo suficiente ( Los Aztecas adaptaban las hojas de espada españolas y algunos Incas incluso emplearon armaduras españolas) El caso de los mapuches no fué único, solo el más exitoso debido a la falta de interés de los españoles en ocupar su territorio.

  5. De estos habla luego, largo y tendido. Hay que tener en cuenta que el autor maneja mucho mejor las cuestiones del siglo XIX, y sobre todo las anglosajonas, que el resto.

    La “diplomacia de las cañoneras” es su parte favorita, por no hablar del poder aéreo aplicado contra pueblos primitivos.

    Se nota cuales son las parte que le interesan más.

  6. Como ya he comentado en la reseña, el libro a mi ha gustado y me ha dejado en general un buen sabor de boca. Ahora leyendo las cosas que comenta Urogallo veo que hay matices que yo no he detectado o no he caído en ellos, es otra lectura del libro. Sigo pensando que el libro tiene su aporte pero se agradece la visión más crítica y analítica de Urogallo.

  7. Yo el principal problema que le veo es de extensión. Demasiado corto para un periodo tan largo.

    Por cierto que no emplea una de mis expresiones favoritas: “La era de Vasco de Gama: 1497-1904”

  8. Por cierto que la cuestión de las especias se analiza en 1492, El nacimiento de la modernidad.

    Las especias, tan solicitadas, eran un capricho caro sin más. Ni eran un conservante práctico (Se llevaban siglos ahumando y salando la carne) ni enmascaraban ningún sabor putrefacto (¿Qué potentado que pudiese comprar pimienta a peso de oro carecía de carne fresca?

  9. Gracias por la reseña, Rodrigo, la temética de este libro me confundía.
    Por lo que se comenta deduzco que la obra tiene carácter divulgativo -de ahí su brevedad- aunque es más bien anglocéntrica ¿no? ¿Usa bibliografía en otras lenguas que no sea el inglés?
    ¿Es muy “occidentalista” en la línea de, por ejemplo, Victor D. Hanson?
    Lo que si me parece novedoso es la tesis del “imperialismo” de las multinacionales.

  10. No Urogallo.

    En principio tu decepcion parte porque la traduccion del titulo al castellano es FALSA, pegaria mas la traduccion literal del ingles “El poder sobre los pueblos”, esa podria ser una posible traduccion.

    Lo demas que criticas es porque el libro no te cuenta lo que tu quieres leer, o sea :occidente imperialista machaca a nativos indefensos. Esa es una vision igualmente falsa, si Hernan Cortes y Pizarro, por ejemplo no se hubiesen enfrentado a pueblos igualmente imperialistas como los aztecas o los incas, que tenian multitud de enemigos que se aliaron casi inmediatamente con los españoles,ni Hernan Cortes ni Pizarro hubieran dominado jamas con toda su tecnologia a esos pueblos.
    No vayamos a pensar en considerar que los apaches o los comanches, por poner otro ejuemplo, eran nativos que se dedicaban solo a sobrevivir cazando bisontes en idilicas praderas, NO, tambien mataban a otros indios como ellos, raptaban a sus mujeres (viudas o huerfanas) y las esclavizaban, y eso es tambien imperialismo del mas rancio.

    Y si los vietnamitas, por ejemplo tambien, hubieran desarrollado la bomba atomica la hubieran empleado sin dudarlo no solo contra los americanos, sino contra los chinos con lo que tuvieron una guerra y contra sus vecinos.

    Nuestra civilizacion la del planeta Tierra es como es, la guerra ha estado siempre presente, y el como ganarla haciendo todo el daño posible al contrario, ha llevado al desarrollo de tecnologia inventada exclusivamente para matar. Luego paradojicamente ha servido para nuestro bienestar y comodidades a diario, algo que no apreciamos normalmente, nunca nos preguntamos cual fue el origen de “aquello o de esto”.

    Sino nos gusta esta vision hay que apearse urgentemente del planeta.

    El libro es excelente, y complementa a otro “La Revolucion Militar” de Geoffrey Parker, tambien muy bieno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *