El pintor de Flandes, Rosa Ribas

¿Qué tal abrir una ventana para respirar un poco de aire fresco y primaveral?. ¿Os apetece embarcaros en una aventura en el Madrid de los Austrias con unos lienzos y unos pinceles?. Pues entonces esta es la ventana adecuada, adelante…

Muy buena novela histórica. Con la mezcla justa de novela y de historia. Con los ingredientes para enganchar desde el primero momento y hacer que se lea el libro en apenas unos días. Con todos lo que tiene y debe tener una novela para captar la atención; trama, historia y un toque de misterio y aventura.

Todo esto lo tiene el pintor de Flandes. Su protagonista, el joven pintor Paul Van Dyck recibe un encargo para trasladarse al Madrid de los Austrias para pintar una gran obra sobre la decapitación de San Juan Bautista. Este joven deja la escuela de Rubens, donde ve que otros alumnos tienen una mayor preferencia del maestro, el cual se supone que es su padre. Al trasladarse a la corte de Felipe IV es cuando se desata la acción más feroz. Comienza a darse cuenta que el sencillo encargo del Conde de Villamediana no lo es tanto, que el cuadro que le han encargado pintar está rodeado de peticiones absurdas y misteriosas. Toda una serie de aventuras e intrigas se suceden a continuación en la corte. Desde personajes de segundo orden de la corte de Madrid hasta los más grandes como el Conde-Duque de Olivares o el mismísimo Rey Felipe IV aparece en escena.

Mejor no sigo contando cosas para no destripar nada de todo lo que sucede y de la trama del libro. Solo diré que me ha parecido una lectura deliciosa, amena, divertida y con tensión, con un toque perfecto y equilibrado de todos los ingredientes y personajes que componen el libro. Os lo recomiendo como decía al principio, como un soplo de aire fresco que os va a oxigenar mucho durante los días que os dure su lectura.

Tags relacionados:

Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788496544109
Nº Edición:1ª
Año de edición:2006
Plaza edición: BARCELONA

 

 

3 pensamientos en “El pintor de Flandes, Rosa Ribas

  1. Hombre siempre viene bien romper un poco la tónica y presentar una obra distinta, más “fresca”. Aunque no se no se, las intrigas de palacio, las puñaladas traperas y las traiciones son otra manera de hacer la guerra, así que no se si realmente esto es un “refresco” para la mente.
    Yo tengo el libro tambien y lo leí el año pasado. Me gustó mucho, se lee muy rápido por que te atrapa desde el primer momento.

    SAludos.

  2. Yo estoy deacuerdo. Muchas de estas guerras intestinas han cambiado más hechos históricos que algunas grandes batallas campales. Es otra manera de hacer la guerra, e incluso a veces más cruel. Tenemos el caso de Pedro I de Castilla y su hermanastro Enrique de Trastámara. Despues de varias batallas campales sin éxito tuvo que ser una traición y una refriega la que acabara con Juan I y diese para Castilla una nueva dinastía, los Trastámara.

  3. De esta novela lo que más me gustó fueron los personajes. Todos muy reales tanto a nivel histórico como a nivel literario. Muy creible toda la ambientación y la trama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *