El libro de la orden de Caballería, Ramun Llull

“Pués así como el hacha se ha hecho para destruir los árboles, así el caballero tiene su oficio para destruir a los hombres malvados”.

Un libro de bolsillo con cien páginas exactas. Y cien páginas exactas para describir todo lo que debía ser un caballero. El manual del perfecto caballero se podría denominar.

 El libro está escrito no sobre lo que era, sino sobre lo que debía ser. Inventa un pasado mítico sustentado sobre leyendas ( Miles no como denominación del guerrero, sino como uno entre mil) y construye un código de conducta ideal que debe seguirse, pero que a la vez sustenta la superioridad de la clase dirigente ( Los caballeros tienen ciudades para protegerlas, pueblos para impartirles justicia…). El contenido ritual es continúo y obsesivo. Cada parte del equipo del caballero se compara con las vestiduras de los sacerdotes, cada una con un significado aparte de su función obvia, y con un ceremonial. Lo que son simples armas, adecuadas a un fin, se convierten en símbolos concretos de virtudes.

La base del libro es revestir de un significado profundo a un hecho objetivo. Puesto que la caballería existe, hay que descubrirle un pasado antiguo y crearle un significado oculto, reservado solo a sus miembros. Naturalmente, no bastan las buenas obras ni la fidelidad a la orden. Requisito fundamental es la hidalguía, la nobleza antigua, el linaje continuado de caballeros sin el cual se profana el significado del oficio de caballero. De nuevo la constante del libro: La caballería como algo connatural a la nobleza, inasequible al populacho. Ahí radica precisamente la necesidad del libro, ya que la caballería existe, y se adquiere con independencia de los méritos del caballero, hay que crear una idea, un código que permita alcanzar algo parecido a un control. La historia nos enseña que tan piadosa esperanza nunca llegó a un fin del todo satisfactorio.

 Así pues el libro, como en su día la Illiada, o como en el futuro el bushido, plantea las aspiraciones de una clase dirigente de autoregularse y dotarse de una mística propia. El libro nos habla de la imagen que esa clase pretendía dar de sí misma, y a la vez trasluce sus limitaciones: Lujuria, avaricia, juego, violencia, traición…Solo se prohíbe lo que preocupa que ocurra.

Ramón Llull
Ed. Alianza
104 páginas
ISBN: 8420637939 ISBN-13: 9788420637938
1 edición (06/2000)

8 pensamientos en “El libro de la orden de Caballería, Ramun Llull

  1. Esto de las Caballería y sus buenas intenciones es siempre a toro pasado, no?. Eso no es algo que en la época feudal y medieval se diera y estuviera presente entre los “caballeros”, al menos que yo sepa. Esto es algo como una especie de movimiento romántico que se generó a la postre, cuando el feudalismo ya había pasado, no?.

  2. Pues si eso es así rectifico todo lo dicho en el cometario anterior. Pensaba que era una obra contemporánea sobre la idealización de las órdenes de caballería y sus normas de comportamiento, aplicadas en un plano romántico desde la distancia temporal.

  3. Interesante reseña Uro, en la línea del libro que estoy leyendo ahora sobre Leyendas Medievales que trata en alguna parte el tema del origen del mito caballeresco.

  4. En realidad, los códigos de la caballería ya se pueden rastrear incluso en la Edad Antigua, a traves de fuentes tan dispares como la “dignitas” de los primeros romanos o los séquitos de guerreros germanos y su relación material y emocional con su caudillo, tal como los describía Tácito en el siglo I.

  5. Ramon LLull es una instituición en Cataluña.Y nunca mejor dicho porque hay una Universidad con su nombre( a parte de colegios,bibliotecas…)Aunque nació en Mallorca s le considera como un catalán universal por su obre literaria,fue teólogo,filósofo,misionero,poeta y escritor,y científico y alquimista avanzado a su época.
    Hizó su cruzada particular intentado convertir al cristianismo a tdo musulmán con el que topaba.
    En algún libro he leído que se le relaciono hacia el final de su vida con los almogavares.Concretamente se dice que los dirigió en alguna misión.

  6. En efecto, Raimón Llull es un pilar fundamental de la lengua y de la prosa literaria medieval en catalán y su obra influyó en las demás lenguas y autores hispánicos.
    Destaca su faceta asceto-mística y recurre con frecuencia a la mística musulmana (el sufismo). Su huella se detecta en Juan de Mena, el Marqués de Santillana y el mismo Jorge Manrique, entre otros.
    Buena reseña y curioso asunto, Urogallo, gracias.

  7. Pués todo lo que comentaís es cierto, y algo más.

    Sin entrar en detalles sobre el personaje, hay que remarcar que se trata de un libro de “creación”. Como toda sociedad heroica que se precie, una vez que se asienta sobre una base solida, se siente el deseo de que los bardos, la clase creativa, le construya una “mitologia” que le enaltezca, un “código de honor” que ni se cumple ni existe, pero en el que gusta uno de reflejarse.

    En resumen, los caballeros eran lo que eran, pero en este libro les describen como querián ser.

    De todos los códigos caballerescos de la edad media este tiene fama de ser el más completo, exhaustivo y bellamente escrito. ç

    Posiblemente sea cierto, pero no deja de producirle a uno una permanente sonrisa cínica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *