El Factor Humano, John Carlin

 
“Una nación no debe juzgarse por cómo trata a sus ciudadanos con mejor posición, sino por cómo trata a los que tienen poco o nada.” (Nelson Mandela)

En 1948 se da inicio a la segregación racial más radical del siglo XX, después de la locura de Hitler, en un país, Sudáfrica, en el que más del 70% de la población era de raza negra. Esta segregación se conoce como el Apartheid. Nelson Mandela fue uno de los activistas más “contundentes” contra el apartheid, y por ello ingresó, en 1962, en la prisión de Robben Island, una diminuta isla a pocos kilometros de la costa sudafricana. Pero en todos los años que Mandela estuvo privado de libertad, fue capaz de convertir el odio y el rencor en amistad y amor, y así desde su celda consiguió ganarse el cariño y confianza de muchos altos dirigentes del gobierno sudafricano, inluido su presidente, P.W Botha, más conocido como kokodril, feroz defensor del apartheid. Asi llegamos a 1990, 27 años más tarde Mandela es puesto en libertad, y 4 años después se convierte en presidente de Sudáfrica. La desunión entre blancos y negros seguía patente y Mandela tejió una astuta estrategia en la que se jugaba todo a una carta para evitar una futura guerra civil, para unir a negros y blancos, para que Sudáfrica alcanzase la redención. Esa carta era el deporte, concretamente la final del Campeonato del Mundo de Rugby, que precisamente se disputaba en Sudáfrica en 1995.

Carlin es capaz mediante una serie de entrevistas, testimonios, y sobretodo de su experiencia personal tras haber vivido en Sudáfrica, convertir todo ello en un libro narrado de forma insuperable, amena, brillante, profundo conmovedor, que te obliga a reflexionar sobre la condición humana, sobre el perdón, la redención, y por encima de todo sobre la capacidad innata del deporte en unir y sanar situaciones que por otra via serían irreconciliables. Y eso es la esencia del deporte, cuando no se manipula, cuando no se politiza, es capaz de unir a negros y blancos, a gente de izquierda con gente de derecha, es capaz de unir a todo un país.

Lo mejor del libro es que Carlin va mucho más alla de una historia de “blancos” malos y “negros buenos”, esto se remonta a las guerras coloniales, a las guerras entre británicos y zulúes, entre brtianicos y holandeses a finales del siglo XIX. Es una historia compleja, una historia de un grupo de blancos que se asentó en un territorio, Sudáfrica, donde ya vivían tribus negras, y ese grupo de blancos tuvieron que hacerse fuertes en un terreno para ellos hóstil y desconocido, forjaron un carácter duro y de alerta contra todo aquello que creían ellos una amenaza para su familia. Y lo mismo ocurrió con las tribus zulú, y las tribus xhosa, que vieron como su territorio era invandido por gente de “piel pálida”.

Pero por encima del rugby, de Sudáfrica, de blancos y de negros hay un hombre, hay un nombre: Nelson Mandela. Un mesías del siglo XX, capaz de sobreponerse al rencor y la ira que sentiríamos cualquiera de nosotros si nos quitasen 27 años de nuestra vida, y que él los transforma en generosidad, amor y cariño a sus carceleros, a los gobernantes “blancos” que lo encerraron, a toda la población blanca sudarfricana, e incluso a los blancos de extrema derecha que solo quieren verle muerto. Es una lección de amor eterno.
Hago mío el slogan de la campaña de los Springbooks como reflexión final para esta obra maestra:
 “Un equipo, un país.” (Edward Griffiths, periodista y consejero delegado de la federación sudafricana de rugby)

Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788432209109
Colección:
Nº Edición:1ª Seix Barral
Año de edición:2009
Plaza edición: BARCELONA

4 pensamientos en “El Factor Humano, John Carlin

  1. Sonrisa eterna,determinación inquebrantable,humildad extrema.

    Gracias Madiba,me enseñaste “que los valientes no son los que no tienen miedo,sino los que conquistan sus miedos”.

    Tú nunca morirás.

  2. Gran ser humano, sí señor. Mandela, aquel al que la bruja de la… esto, perdón, la Sra. Thatcher llamaba terrorista comunista y del que aseguraba que iba a establecer una dictadura en Sudáfrica, en fin… Espero que el mundo se prodigue en más “mándelas” que “thatcheres”. 😉

  3. Estos días me ha hecho mucho gracia ver y oír como Rajoy,Sánchez Camacho y compañía alaban y ponían de ejemplo a Mandela por su lucha de la libertad y de la unión de los pueblos cuando hace 6 meses alababan y también ponían de ejemplo a Margaret Thatcher…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *