El día que España derrotó a Inglaterra, Pablo Victoria

Este es uno de esos libros que hace falta leer y que hace falta que alguien los escriba. No se por que tenemos ese afán aquí en España de olvidar nuestra historia una y otra vez y quedarnos solo con lo negativo y con lo que nos quieren inculcar los demás. Vemos las peliculillas de Hollywood y nos acabamos creeyendo lo malos malísimos que eramos los Españoles y lo buenos buenísimos que eran los Ingleses, Holandeses, Genoveses, Turcos, piratas y filibusteros. Vemos escenas de abordajes y rescates, de tesoros esquilmados y enterrados. Nada, todo ficción, lo peor que nos lo acabamos creyendo.

Este es uno de esos pasajes que uno se pregunta el por que narices no se estudia en el colegio. Nos machacan con el desastre de la Armada Invencible y de ahí no salimos. Resulta que hubo una “Armada Invencible” enviada por los ingleses, mayor en número de hombres y barcos, enviada a conquistar Cartagena de Indias. La conquista de este enclave hubiera supuesto el colapso español en las indias y su total decadencia, se hubieran apoderado de la ruta del oro de Panamá y en consecuencia de nuestras posesiones de ultramar.

El 13 de Marzo de 1741, una flota invasora, según el autor la más grande de la historia después de Normandía, al mando del Almirante Sir Edward Vernon y compuesta de 180 navios ,23.600 hombres y 3.000 piezas de artillería, asomaba sobre las costas de Cartagena de Indias para comenzar un asedio infernal.

Los ingleses se sabían tan superiores que ya habían preparado los festejos de su victoria, incluso habían acuñado una serie de monedas y medallas con leyendas sobre su aplastante victoria y la humillación infligida al imperio Español. Pero los ingleses no contaban con que los españoles tenían al “medio hombre” más valiente y capaz de los que la historia nos ha dado. El General Don Blas de Lezo que, cojo, tuerto y manco pudo vencer, no sin harto sufrimiento, a esta vasta flota y derrotó y humilló al “perro inglés” hasta el punto que este episodio fue olvidado y enterrado y nunca más se supo de él ni de las monedas, medallas, preparativos y festejos que habían hecho antes de la batalla. Por olvidarse, hasta España acabó olvidando la vergüenza que para los ingleses supuso esta gran derrota y olvidó tambien al propio Blas de Lezo.

Es una pena, como dice el autor, que estos pasajes ni siquiera aparezcan en los libros de historia de los colegios y que no se sepa nada de este episodio, este libro en gran medida es un tributo a este “hombre y medio” y de esta manera hacer un poco de justicia histórica.

El libro está muy bien enfocado ya que el autor explica el por qué de cada cosa. Se remonta incluso a la adolescencia del General Blas de Lezo para explicar sus heridas en combate. El por qué ciertas decisiones políticas en aquella época se tomaban. Las características sociales de las colonias, con los distintos estratos; criollos, españoles, negros, indios y esclavos. Las causas que llevaron a Inglaterra y España a la guerra y la determincación inglesa por acabar con la supremacía española en América.

Mención aparte tiene para mí toda la narración del asedio y del combate. El autor reconstruye diálogos y extractos del diario de guerra del General español y lo envuelve todo en una atmósfera que hace que uno no se pierda detalle del combate. Las tomas de decisiones, las reuniones con el Virrey de Nueva Granada y con los generales, y por último, el alto nivel de detalle en las descripciones de las interminables y sucesivas batallas apuntando número de hombres ,cañones, tipos de barco, fuertes, fortines y murallas y todo lo que en aquellos días y en aquel lugar ocupó a los 2 ejércitos. Incluso hay 3 o 4 mapas con la situación de los invasores y de los defensores para poder visualizar a groso modo todo lo explicado.

Editoria Altera.

Páginas:
288
ISBN:
978-84-89779-68-6
Formato:
16×24

Encuadernación:
Rústica
 

 

15 pensamientos en “El día que España derrotó a Inglaterra, Pablo Victoria

  1. Yo lo he leído y me ha gustado, aunque me ha costado encontrarlo. De todas maneras, me sobraba esa continua referencia a la masonería, que tanto en este libro como en la novela “España Contraataca” fluye por todos lados. No se lo que opinarán los demás.

  2. Si?, referencias a la masonería?, pues no me suena haber leido nada de eso. Repasaré el libro a ver, de verdad que no me suena.

    Saludos.

  3. Hola,
    La editorial de la novela es Altera, lo tienes en las tiendas y en la casa del libro, no es un libro difícil de encontrar, merece la pena.

    En cuanto a las lecturas comentadas pues nada, estamos ahora con las Memorias de Rommel, házte con él y a comentar, vamos prácticamente por el principio.

    Si quieres comentar tús propios libros manda un correo a admin@novilis.es para comunicarlo y colaborar.

    Un saludo.

  4. Navegando navegando he descubierto que el próximo día 22 de Febrero se va a celebrar una cena homenaje a Blas deLezo en Madrid. Entre otros va a estar Pablo Victoria, el autor del libro. La verdad que pinta muy pero que muy interesante. A mi me pilla algo lejos y no creo que pueda ir, aunque me gustaría y no lo descarto del todo. Os dejo el enlace por si queréis echarle un ojo.
    http://www.elgrancapitan.org/foro/cena-homenaje-a-blas-de-lezo-vt13907.html
    Saludos.

  5. ¿Que sobra esa referencia a la masonería en “España contraataca”? Ya veréis que no. Victoria presenta en sociedad a Miranda que era todo un pajaro, pues está preparando dos entregas más que tratarán sobre la independencia hispanoamericana. El protagonismo de la masonería en esos acontecimientos es absoluto, pruebas las hay por todos lados, otra cosa es que las hagan oficiales o las queramos ver. Un saludo.

  6. Sobre el libro de “El día que España derrotó a Inglaterra” debo decir que los detalles son magníficos y se de buena tinta que algunas partes claves de la novela son deducción pero con toda certeza no son erróneas. Da detalles donde los tiene que dar aunque le he pillado en fuera de juego en algunas cosas, como eso de inventar las palanquetas, una munición que ya databa de las guerras angloholandesas. Un saludo.

  7. He leido el libro y me ha parecido extraordinario: la narración es fluida, los detalles y referencias históricas de lo más interesante. Muy bien documentado y, aunque la exposición es novelesca, creo que el autor ha deducido muy bien los posibles acontecimientos no documentados, por otra parte bastante escasos. Muy bien, un gran libro para aprender y disfrutar leyendo. Debería ser de obligada lectura en las escuelas, en ésta época de ocultamiento de la historia común (solo se aprende la historia de cada comunidad y, a veces, inventada) y desmembración de España. Aunque pensándolo bien … es ya demasiado tarde …

  8. No he leido el libro y no puedo opinar directamente sobre él. Supongo que será un buen libro. Son gestas curiosas. No estoy tan seguro de que deban incluirse como libro de lectura obligatoria en las escuelas. Ya sólo oir la palabra obligatoria me pongo en alerta. Trabajo hace muchos años en el mundo del libro de texto escolar y no he visto por ningún lado que se invente la historia de las comunidades autónomas o que se preste más atención a los rasgos particularistas que a la historia general. Felipe II o Franco son Felipe II y Franco en Madrid y en Baracaldo, en Manresa y en Castellón. En cuanto a la supuesta desmembración de España, ese sí que es un tema que oigo desde que llevaba pañales, por lo menos, y aún no se ha desmembrado, pese a los esfuerzos de muchos…

  9. Buenas a todo el mundo:
    Si se me permite voy a pegar parte de mis impresiones sobre esta más que recomendable lectura aquí; las extraigo de la entrada dedicada a la lectura simultánea de esta misma novela:
    Desde luego disfruté un montón con la novela aunque en seguida me entró la duda, ¿es una novela histórica o se trata de historia novelada?
    Nadie duda de los elementos que aparecen y que son propios del género narrativo; un narrador omnisciente en 3ª persona, interesantes fragmentos dialogados, una trama bien clara que tiene como eje a D. Blas de Lezo, saltos al pasado, etc. Pero quitando esos elementos la novela casi casi serviría de exposición histórica sobre la batalla de Cartagena de Indias. (Está muy documentada.)
    Hay fragmentos y capítulos que pueden tener mayor o menor vinculación con la trama; descripción social y costumbrista de los cartageneros, el inmediato pasado de sufrimiento de la ciudad como objetivo constante de piratas y enemigos europeos de turno, el panorama esclavista, el origen del conflicto anglo-español y la voraz ambición británica… pero todo condimenta “la novela” y produce pequeñas diferentes sensaciones, al margen del argumento.
    Y esos didácticos y esclarecedores mapas…son esplendidos, justos y necesarios.

    Yo poco sé del colombiano Pablo Victoria, pero desde luego ha hecho una labor encomiable de recuperación de esta también memoria histórica, recordando al almirante y a los españoles y neogranadinos -me encanta la palabra- que defendieron lo suyo y lo de todos los relacionados con el territorio, la cultura, la economía y la historia del mundo hispanoamericano; y desde luego sin complejos por parte de Victoria.
    Me resulta graciosa la dosis de moralina que en la ficción aprovecha a dar la iglesia tras la lucha. No pequen que luego nos pasan estas cosas.

    Sobre las actuaciones bélicas, que tanto me deleitaron, básicamente coincido con lo aquí comentado. Lezo tenía su escuadra de 6 navíos aunque también habría mercantes y pequeñas embarcaciones en la ciudad. La clave de la resistencia estuvo en Bocachica y en la defensa de la Boquilla a retaguardia. El aprovechamiento de los recursos por parte de Lezo, ingeniosos. El oportuno contraataque tras el asalto a S. Felipe, esplendido, etc., etc.
    ¡Qué lastima que tras la retirada inglesa no hubiera llegado la escuadra de De Torres a rematar la faena!

    Por poner alguna pega, me molestó la desagradable , inoportuna y anacrónica analogía con el asedio del Alcazar de Toledo con aquel “sin novedad en el Alcazar”. No sé si alguien lo ha comentado. hasta aquí lo transcrito anteriormente.
    Lo de la masonería a mí se me ha escapado, desde luego. Pero está claro que las ideas ilustradas enciclopedistas, más las revoluciones americana y francesa, entre otros factores, influyeron en las ansias emancipadoras de hispanoamérica.
    Estoy de acuerdo, Miquel, en que somos unos pánfilos por lo que respecta a nuestra historia, pero lo del resquebrajamiento me suena “al hombre del saco”.
    Lo de la lectura obligatoria no es siempre funcional, pero hay otras formas de dar a conocer el tema más sutiles. Y desde luego debería mencionarse ese significativo hecho en los libros de texto; todo se andará si aprendemos a respetar y conocer nuestra historia común, la de españoles y americanos.
    Saludos cordiales.

  10. Leiva (10) pone en duda que los políticos que detectan el poder en las comunidades autónomas tergiversen la historia … Es muy posible que no resida en Cataluña o que, residiendo, no se haya molestado en saber lo que se enseña en las escuelas a los infantes … Para ser breve y poner un ejemplo (hay incluso libros sobre el tema): La toma de Barcelona en 1714 durante la La Guerra de Sucesión Española (un conflicto dinástico) es presentada como una guerra de independencia entre una Cataluña supuestamente estado soberano y una España ajena, un estado vecino que nos invadió y se apoderó de todo el territorio. A Rafael de Casnova, el defensor de la ciudad, se le representa en los libros de texto (e incluso en unos dibujos animados en TV3) enarbolando la bandera catalana y no la de la ciudad con la imágen de Santa Eulalia que es, según los documentos de la época, la que portaba. Se omite que durante el asedio emitió una proclama en la que aseguraba que luchaban “por la libertad de toda España”, se omite también que escapó poco antes de la entrada de las tropas atacantes disfrazado de monje capuchino, que obtuvo el perdón real y que se puso al servicio de Felipe V ejeciendo pacíficamente de abogado en Sant Boi, donde murió plácidamente, no en el asedio como- por haber resultado herido -se insinúa …
    Podría seguir … Definitivamente no vives en Cataluña o te importa un pito las mentiras que se inoculan cada día a los niños en las escuelas catalanas …

  11. Marga (12 y 13), dos cosas: vivo en Cataluña y no me importa “un pito” lo que se “inocula” en las escuelas catalanas. Trabajo en la industria editorial hace años y no creo que seas capaz de citar los títulos de los libros de texto que citas tan apasionadamente, sencillamente porque no existen. Lo del “pito” y lo de “inocular no se qué” ya demuestra tu estilo y tu autoridad para hablar del tema. De manera que no hace falta que te canses.

  12. Una vez que ha contestado leiva que estaba directamente aludido pido que se termine el tema que nada tiene que ver ya con el libro reseñado y que probablemente derive en un tipo de debate para el que seguro hay otros foros y sitios web destinados a ello mejor que este.
    Un saludo y gracias por vuestra colaboración.

  13. Pingback: HistoCast Nº57, Blas de Lezo y Olavarrieta

Responder a leiva Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *