El Día D, Stephen E. Ambrose

Hay historias universales que son conocidas ampliamente por el público en general. Bien através de libros, documentales o incluso películas. El desembarco el 6 de Junio de 1944 a las 06:00h del alba en las costas de Normandía por parte de las tropas Aliadas en la Segunda Guerra Mundial es una de estas historias. Pero, ¿ya está?, ¿nos conformamos con lo superficial de uno de los desembarcos anfibios más importantes de toda la historia?. Yo al menos no, y como documento que analiza en profundidad el Día D y todo lo que le concierne tenemos la obra de Stephen Ambrose, una obra maestra sobre el tema.

Así es, creo que Ambrose, igual que consiguiera con Hermanos de sangre, utiliza un estilo que podríamos catalogar de periodístico para narrar los acontecimientos. Una vez más basados y apoyados enórmemente en los testimonios de los veteranos transportando en el momento preciso la macro-historia del Día D a la micro-historia particular de algún soldado olvidado, transcribiendo algún documento de la época o analizando conversaciones o decisiones de los grandes protagonistas.

Esto es lo que hace sublime esta obra. Mientras explica las dimensiones de la operación, los preparativos, los números (soldados, aviones, barcos, transportes, ….) nos hace ver lo dificil y tenso de la situación, los problemas entre británicos y americanos. Mientras que el fracaso británico en Dieppe les hacer ser muy impetuosos e impacientes, los americanos más metódicos y calmados consiguen con grandes esfuerzos apaciguar a los ingleses e imponer sus tiempos o por ejemplo la decisión final del asalto aerotransportado, muy cuestionado y del que no se tomó la decisión definitiva hasta el último momento. Aquí vemos un dibujo muy preciso de los mandos, tanto ingleses como americanos y como no, de Ike, el cual cargó en sus espaldas todo el peso y responsabilidad de la operación.

El libro desarrolla todo lo acontecido en las 5 playas. En especial destacaría lo ocurrido en Omaha. Toda una sangría, un cúmulo de despropósitos, la mala planificación de los bombardeos navales y aéreos, las condiciones en que llegaron las tropas de asalto después de tantas horas esperando y afinados, mareados y desconcertados, el estado de la mar. Los alemanes ahorraban balas al ver como los cargados soldados americanos se ahogaban solos al saltar al agua. Los que conseguían poner un pie en la arena era aniquilados. Finalmente la determinación de los mandos intermedios, de capitanes y sargentos varias horas despues y tras mucho sufrimiento conseguirían abrir las salidas y establecer una cabeza de playa.

Hubo otras playas más tranquilas. En este repaso se analizan los grandes errores como por ejemplo los distintos tipos de bombardeos. Mientras que en Utah se usaron P26 para bombardear a baja cota y ablandar con bastante éxito las defensas germanas y además abrir enormes cráteres en las playas para ser usados por las tropas en el asalto, en Omaha se usaron bombarderos de alta altura que no dieron ni una y no ablandaron nada las defensas. Todo esto, como comentaba apoyado por historias personales de veteranos, con un profundo análisis de la situación defensiva alemana o de las armas usadas en la batalla.

Detalles como que después del duro entrenamiento y preparación de las tropas aerotransportadas, cuando estaban ya en suelo Francés se dieron cuenta que los setos típicos de la zona normanda no eran en nada parecidos a los ingleses donde habían estado tantas horas entrenado. Esto fue un factor importante que los alemanes aprovecharon en varias ocasiones. Otros detalles, como el cambio en el modelo de las mochilas de los paracaidistas en el último momento y que no era igual con la que habían estado saltando y preparándose durante tanto tiempo, haciendo que hubieran numerosos problemas por parte de los paracaidistas. También hubieron grandes aciertos como todo lo referente a la inteligencia del asalto, de mantener la duda de si era el desembarco definitivo o no dejando inmovilizadas las diviones panzer alemanas o el lanzamiento de miles de paracaidistas de cartón a cientos de kilómetros de la zona de desembarco, distrayendo gran número de tropas alemanas en su búsqueda.

Este libro lo he leído con una emoción especial pues narra todo lo ocurrido en una zona que visité hace un año y medio. Un viaje donde recorrí gran parte de las playas de desembarco, especialmente Omaha y Utah o la parte donde cayeron los paracaidistas, el puente Pegasus, Carentan o el mítico pueblo St. Mere Eglise con el paraca en el campanario de la iglesia. Pude visitar varias baterías costeras como las de Crisbeq o Point Du Hoc, haciendome una idea de la potencia de fuego usada por unos y por otros. Con todo esto me ha sido infinitamente más rico el poder leer e imaginar todo lo ocurrido, el meterme en el libro teniendo en mente lo visto con mis ojos. Los pueblos, los setos, las defensas, los bunkers, los increibles cráteres de Point Du Hoc y que todavía 64 años despues están en el terreno, y tantas otras cosas. Lo he disfrutado muchísisimo.

Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788492400386
Nº Edición:1ª, Inédita
Año de edición:2008
Plaza edición: BARCELONA
  

 

14 pensamientos en “El Día D, Stephen E. Ambrose

  1. Realmente parece que si has disfrutado de la lectura de este libro, es edición de bolsillo, no?. Eso de haber estado de viaje por la zona tiene que haber sido chulo, el poder leer y emplazar los sitios y saber como son ahorra imaginación y le da más realismo si cabe. Es el viaje que hiciste con Javi?.

  2. Si, Luismi, es el viaje a Normandía que hicimos juntos. Shangri, 6 amigos más y yo en 2 autocaravanas recorriendo durante 7 días la zona de Normandía. Y además en pleno aniversario, en la semana del 3 al 9 de Junio de 2007. Solo puedo decir una cosa que resume como lo pasamos y todo lo que vimos, volveremos…….

  3. A la pregunta de si el libro parece apasionante, la respuesta es si, y mucho. A la pregunta de si es edición de bolsillo, la respuesta es si, y barato. A la pregunta de si yo he estado de viaje por Normandía, la respuesta es no, ya quisiera.

  4. me parece mejor, insuperable, el de un francés de mismo título. En cuanto al Normandia, es uno de mis sueños. Pienso ir el próximo verano.

  5. Excelente reseña Shangri_la. No tengo idea si algún día voy a leer este libro pero luego de tu palabras casi seguro que me gustaría ir a Normandia. Seguramente serias un gran agente de turismo 🙂

    Bromas aparte. Hace mucho tiempo pude leer de este mismo autor “Hermanos de Sangre” este fue uno de esos libros que te quedan en la memoria y que disfruté muchísimo. Si el autor, como mencionas, sigue las mismas pautas de intercalar los relatos de los simples soldados con las decisiones estratégicas y relatarnos los hechos como una especie de “novela”creo que Don Ambrose tiene un nuevo libro vendido.

    Saludines

  6. Puede ser Iván que te refieras a Historia del desembarco de Normandía de Olivier Wieviorka?. Aquí tienes la reseña: http://novilis.es/WordPress/?p=96

    El libro es muy bueno, desmitifcando en grandes aspectos toda la mitología que se ha creado sobre el desembarco, pero la diferencia con el de Ambrose es que el suyo se ciñe exclusivamente al Día D y el del historiador francés Olivier W. trata sobre toda la operción Overlord en general.
    Saludos.

  7. Si Almonacid sigue las mismas pautas por ello es tan ameno de leer y se capta una visión más intimista de esos momento tan brutales y vividos.
    Cuando estuve en Omaha, solo con el tiempo que hacia, el frio, la lluvia fina que te calaba todo,me impresionaron muchísimo y en cierta medida puedes hacerte una idea de lo que se debió de vivir allí.
    Cuenta conmigo para volver Javi

  8. Buena reseña sobre este magnífico libro. Acabo de terminar de leerlo y me ha parecido sobresaliente. Me ha encantado el estilo de Ambrose, muy en la linea de otro de sus grandes trabajos, El Puente Pegasus, publicado por la misma editorial, y que se hace disfrutar desde el prólogo hasta la última página.
    Al igual que alguno de vosotros yo también he tenido el privilegio de vivitar Normandia y según vas leyendo el libro de Ambrose te puedes ir situando en los lugares exactos que aperecen en el libro.

    Un saludo a todos.

  9. Una pregunta, en Point du Hoc no se desarrolló una operación innecesaria por parte de los rangers? las baterías que tenían que tomar asaltando el acantildo aún no estaban operativas el día D. Heroismo sin recompensa. Me falla la memoria?

  10. Hola Ricardo.

    Las baterias de 105 mm de origen francés que había en Point du Hoc fueron retiradas 24 horas antes de los desembarcos, sustituyendo los cañones por maderos, debido a los intensos bombardeos de los días precedentes al Día D Las casamatas que les reguardaban no estaban aún terminadas y corrían serio peligro de ser inutilizados por ese motivo optaron por el trslado hacía una zona más interior. Evidentemente, el esfuerzo del 2ª de Rangers fue inútil, pero era imposible saber que los habían retirado cuando solo quedaba un día para el desembarco. Si te sirve de consuelo, miembros del de la compañia Dog del 2º de Rangers encontraron los cañones emplazados a 2 Km de Point du Hoc sin disparar.

    Espero haberte ayudado.Un saludo.

  11. Efectivamente, Félix lo ha explicado de forma clara y con todos los datos. Lo que es impresionante es que casi 70 años después, el paisaje de Point du Hoc es totalmente lunar, todo lleno de cráteres que despues de tantos años no se han borrado del mapa de lo que cayó allí, algunos con una profundidad de 5 metros y casi 8 metros de diámetro (medido bajando y viendo lo pequeñito que se queda uno en la sima de un crater). Impresiona mucho, igual que el acantilado que tuvieron que escalar los Rangers, impresionante. Si podéis, merece la pena visitar el sitio, igual que toda la costa de Normandía, no tiene desperdicio.

  12. Corroboro lo que comenta Javi. Yo también tuve la ocasión de visitar Point du Hoc y es verdaderamente imprsionante. Es un lugar que se ha quedado en el mismo estado en el que estaba trás del Día D. De los mejores sitios de Normandia para visitar.

    Un saludo.

  13. Muchas gracias Felix por los completos datos de tu respuesta. Y tomo nota del valor del lugar para un (espero hacerlo algún día) recorrido histórico por Normandía.
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *