El desastre de Annual, Desperta Ferro Contemporánea Nº30

Hacía tiempo que esperaba la llegada del número de Desperta Ferro del Desastre de Anual por la fascinación que siempre me ha provocado un suceso tan triste y desgarrador como poco conocido de nuestra historia reciente. Después de perder las últimas provincias de ultramar en 1898, España se metió en una aventura africana que, apenas diez años más tarde, acabaría por sacarle todas las vergüenzas y miserias de una administración corrompida hasta el tuétano.

Quizá, un poco, por volver a ser potencia colonial, o por un deseo de explotar unos supuestos recursos en una tierra inhóspita que se ponía al alcance. Quizá por no tener a Francia en dos fronteras, o quizá como colchón de tercero en discordia para que Alemania, Francia y Gran Bretaña tuviesen la fiesta en paz, y también puede que por un poco de todo ello, España se embarcó en una aventura incierta, el protectorado de la zona norte de Marruecos, el Rif, la árida tierra de las cábilas, las mehalas y las harkas. De la fusila y de los pacos, la tierra donde se desangraría la juventud española de dos generaciones encuadrada en las filas de un ejército corrupto retratado a la perfección por Arturo Barea, que lo describió con detalle en su segundo volumen de la celebrada trilogía La Forja de un Rebelde.

La Comandancia de Melilla contaba con un ejército de campaña a las órdenes del general Silvestre, héroe de Cuba, que estaba empeñado en llegar a la bahía de Alhucemas a cualquier precio. Por el camino, dispersados por el territorio, una miríada de posiciones y blocaos “velaban” por la seguridad. Con el campamento en Annual, a unos ciento treinta kilómetros de Melilla, el general mandó sendas expediciones a Igueriben y Abarrán. Esta última cayó pronto, la primera tardaría unos días. Las cábilas rebeldes ya lo habían anunciado: «¡No crucéis el río Amekrán!». Pero Silvestre, envalentonado, hizo caso omiso de las advertencias de los cabecillas más belicosos.

Tras el revés de Abarrán, los siniestros intentos fallidos de socorro de Igueriben y la caída, al fin, de la posición, cundió el desánimo en el campamento de Annual. El cerco se estrechaba, hasta que no pudieron salir a hacer la aguada. El pánico se apoderó de la tropa y los oficiales decidieron un repliegue que ya a la altura del barranco de Izumar se había convertido en una desbandada. De Silvestre nunca más se volvió a saber, y sus «soldaditos» se enfrentarían a la sed, el cansancio, la muerte y la masacre en aquella carretera que, jalonada de posiciones, llevaba hasta Melilla.

Entre tanto horror un hecho heroico, el Regimiento de Caballería de Alcántara se cubrió de gloria en el río Igán abriendo paso a la moribunda columna, que gracias a ello logró llegar a Monte Arruit, para ser finalmente masacrada junto con su guarnición por unos rifeños que, en su infamia particular, no respetaron la palabra dada y asesinaron vilmente a más de tres mil almas desarmadas.

En el número tenemos una selección de artículos que tocan aspectos clave que ofrecen un marco a la situación: el ejército español desplegado en África, la campaña de Silvestre hasta el comienzo del desastre, un interesante artículo sobre el sistema de blocaos con el que se pretendía ejercer el control del territorio, la madrugada del desastre y la misteriosa muerte de Silvestre, el posterior derrumbe y el crimen de Monte Arruit.

Por último, se cierra el capítulo de las consecuencias del desastre: el sino de los prisioneros que quedaron en el Rif y la repercusión que tuvo en España semejante revés, que haría estremecer los cimientos del sistema en una convulsa década. Siempre podemos regresar al nº 11 de DF contemporánea y revisitar el desembarco de Alhucemas.

Artículos de la revista:

.-El Ejército español en África por Francisco Escribano Bernal (Centro Universitario de la Defensa de Zaragoza)

.-La ofensiva de Fernández Silvestre por Roberto Muñoz Bolaños (Instituto Universitario General Gutiérrez Mellado (UNED))

.-El sistema de blocaos por Ángel J. Sáez Rodríguez

.-La noche triste, decisión y derrumbe por Julio Albi de la Cuesta

.-Morir en Monte Arruit. El fin de las tropas de Fernández Silvestre por Luis Miguel Francisco

.-Cautivos españoles en el Rif por Daniel Macías Fernández (Universidad de Cantabria)

.-Ecos del desastre en España por María Gajate Bajo (Universidad de Salamanca)

.-Y además, introduciendo el n.º 31, El Moncada y el Movimiento 26 de Julio por Martín López Ávalos (El Colegio de Michoacán)

  • ISBN: 101028846
  • Editorial: Desperta Ferro Ediciones
  • Fecha de la edición: 2018
  • Lugar de la edición: Madrid. España
  • Encuadernación: Rústica
  • Medidas: 28 cm
  • Nº Pág.: 65
  • Idiomas: Español

Un pensamiento en “El desastre de Annual, Desperta Ferro Contemporánea Nº30

  1. Enhorabuena. Hugo. Aquí un malagueño que ha buscado acerca de esta guerra de la que no se habla gracias a vuestro podcast en histocast. Impresionante, simplemente. Estos audios y escritos ensanchan el alma a todo español que ama su patria y la historia. Enhorabuena de nuevo Hugo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *