El contragolpe. Ejemplos de combate y fundamentos de mando de la defensa móvil, Von Senger

Der Gegenschlag- Kampfbeispiele und Führungsgrundsätze der Beweglichen Abwehr F.M. Senger und Etterlin

Ferdinand Maria, Ritter und Edler von Senger und Etterlin (1923-1987) comenzó su carrera como militar en 1940, en la unidad de su padre. Con el comienzo de Barbarroja, Von Senger und Etterlin fue asignado a la 24 División Panzer, donde luchó hasta llegar a Stalingrado, en donde una herida lo salvó de la muerte o cautividad. Recuperado de sus lesiones, volvió a la nueva 24 Panzer en el norte de Italia. En Octubre del 43 la división volvió a Rusia, en el GE Sur, y posteriormente combatió en Rumanía en las célebres batallas de Jassy-Kishinev en Agosto del 44, hasta que resultó herido de nuevo, perdiendo el brazo derecho. Tras la guerra siguió ligado al ejército y ostentó cargos en la OTAN. Hasta 1979, en que fue ascendido a General y nombrado Comandante en Jefe de las Fuerzas Aliadas en Europa Central (Allied Joint Force Command Brunssum).1

Der Gegenschlag o El contragolpe es un estudio teórico-práctico sobre sobre la defensa móvil (Bewegliche Abwehr) , que se eleva como contraposición o contrapropuesta con respecto a la defensa rígida (Starren Abwehr). Fue publicado en 1959 por Scharnhorst-Bücherkameradschaft, y lleva el número 22 de su célebre colección Die Wehrmacht im Kampf, compuesta por 50 números. Muchos de ellos , publicados a finales de los 50 y principios de los 60, ya están más que superados, pero hay otros que son un pequeño tesoro, y que tratan temas muy particulares y originales. Llegué a este libro leyendo a David Glantz. Lo nombró como uno de los poquísimos libros en los que se habían tocado partes de la ofensiva soviética en los Balcanes en la primavera del 44 (Jassy-Kishinev) hasta que él escribió su “Red storm over the Balkans” en 2006.

Lo que yo pensaba que sería casi un monográfico sobre las batallas en Moldavia en la primavera-verano del 44, resultó ser un manual sobre la Defensa como ejercicio táctico. En la introducción el autor expone las tres fases que se suceden en el desarrollo de un eventual ataque enemigo. Según explica, sobre el atacante habría que 1) ralentizar su avance (wird der Feind bei seiner Annäherung verzögert), 2) impedirle que ocupe posiciones o territorios que resulten decisivas para la defensa y, si sigue atacando (vor entscheidenden Geländeräumen zum Stehen gebracht und, wenn er weiter angreift) 3) eliminarlo (vernichtet). Con esas tres acciones de la defensa se corresponden las siguientes formas de guerra: 1) Combate de retraso (Verzögerungkampf) 2) defensa (Verteidigung) y 3) Contragolpe (Gegenschlag). En este párrafo escribo las expresiones tal y como aparecen en el libro porque soy plenamente consciente de que estos conceptos tendrán su respectiva traducción precisa al español, y de que yo no los conozco. Así pues, ruego me disculpen los expertos.

El libro está dividido 3 capítulos, dedicados respectivamente a cada una de las tres acciones que en la teoría intervienen en la Defensa. En cada capítulo el autor comienza con una introducción teórica, para a continuación ilustrarla con un caso de uso real, que sirve para contrastar la teoría y cómo llevarla a la práctica. Para cada caso de uso siempre pone de ejemplo a la 24 División Panzer, en la que sirvió. Todos los ejemplos se desarrollaron después del verano del 43 y en el frente del Este. Y en cada capítulo se termina con un apartado , titulado Aprendizajes, en el que se analizan y contrastan la teoría y la práctica y se sacan conclusiones. Para mí, lo más interesante han sido los ejemplos prácticos, mucho más allá del contenido teórico del libro. En total seis ejemplos: dos dedicados a Moldavia y cuatro dedicados a la defensa de la cabeza de puente de Nikopol, al este del Dnieper en el último trimestre del 43. No sabría decir qué parte me ha parecido más interesante. Quizás los ejemplos de Nikopol, por el desconocimiento que tenía, no más allá de saber que allí habían aguantado inútilmente los alemanes por la esperanza de Hitler de mantener en su poder las minas de Manganeso. Pero es que la cabeza de puente de Nikopol ató a hasta 9 divisiones alemanas simultáneamente. Una de ellas fue la 24 División Panzer, que la mantuvieron como reserva para atajar posibles rupturas del enemigo. Al ser un libro corto, la historia de las batallas que se explican siempre sabe a poco. Y, claro, la ventaja es que es imposible aburrirse, porque se cambia de registro también muy pronto. Además para cada ejemplo hay varios mapas que permiten seguir la batalla facilmente.

Y en un capítulo final, el autor desgrana y sintetiza los diversos conceptos teóricos expuestos a lo largo del texto ( con disquisiciones sobre los términos Gegenschlag, Gegenangriff, Gegenstoß, o Angriff -una traducción literal sería: contragolpe, contraataque, ¿contraavance o contragolpe ?, y ataque, respectivamente-) y defiende el Gegenschlag o contragolpe como concepto efectivo de defensa. Durante todo el texto en la cabeza del autor planea la Espada de Damocles de las bombas atómicas. Dejarían inservibles algunos de sus conceptos, y hasta he apreciado un deje romántico, alguna nostalgia en el autor, que ve que con la era atómica todo cambia. En muchos casos introduce la cuña sobre el eventual uso del arma atómica. Es el paso del tiempo, que deja polilla en muchos escritos. Aunque no por ello desmerece al, por lo demás, interesante y físicamente muy bonito libro.

5 pensamientos en “El contragolpe. Ejemplos de combate y fundamentos de mando de la defensa móvil, Von Senger

  1. ¡Qué libro tan interesante!, además por un personaje que sabe muy bien por experiencia cómo se debe ejecutar una defensa móvil. Se supone que cuando el autor de este trabajo habla de esos tres puntos que indica (ralentizar avance-impedir toma de posiciones defensivas-contraataque) se tiene en cuenta que las fuerzas disponibles son inferiores a las que llevan a cabo la ofensiva, comento esto porque me gustaría dejar en el aire esta pregunta ¿La defensa móvil está ligada a una inferioridad de efectivos frente al enemigo o puede ser utilizada como arma táctica sin tener en cuenta este hecho?

    Saludos.

  2. Hola David,

    hace tiempo que leí el libro y no recuerdo que el autor ligara este ejercicio táctico a la inferioridad numérica del defensor. Diría que no.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *