El Arte de la Guerra, Sun Tzu


“Vencer sin luchar es lo mejor”.
Sun Tzu

Siglo VI a.C., en el estado de Wu, en China, el general Sun Tzu dicta un tratado sobre la guerra con sus conocimientos y el de otros grandes guerreros que perdura 2600 años después con una vigencia asombrosa. Se trata del tratado sobre el arte de la guerra más antiguo que existe.

Lo que quizás Sun Tzu desconocía, es que su tratado sobre El Arte de la Guerra, bien podríamos titularlo como El Arte de la Vida, por sus sabios consejos aplicables a todos los aspectos de la vida. Políticos y ejecutivos de hoy en día lo han abanderado como libro de cabecera para los negocios, para la política, para saber manejar el poder y saber competir. A la vista esta que ni politicos ni ejecutivos han entendido ni una sola de las reflexiones del general Tzu y compañía.

Tzu divide su tratado en “Trece Capítulos”, es un compendio de reflexiones suyas y de la sabiduría de grandes guerreros de la época, de las que se extraen conclusiones asombrosas por su coherencia, por su maestría a la hora de como actuar en combate y de lo que tiene que ser un general, y sobretodo por su humanidad y justicia como vehículo para conseguir cualquier victoria. La síntesis de su tratado se resume en la frase tan contundente con la que abro la reseña. Conceptos sobre cómo tratar siempre bien a tus prisioneros, actuar simpre como un relámpago o conocer al enemigo, pero por encima de todos, conócete a tí mismo para conseguir una victoria contundente, son algunos de los que componen el libro. Muchos otros como que no se te ocurra nunca destruir ni aniquilar una ciudad conquistada, capturar el ejército enemigo es mejor que destruirlo, los que son duchos en el arte de la defensa utilizan ríos y montañas como medio para conseguir su fin. Guerreros ancestrales comenzaban por hacerse invencibles para luego esperar la vulnerabilidad del enemigo y derrocarlo. La fuerza normal es la que se enfrenta al enemigo, y la fuerza extraordinaria se sitúa en los flancos. La definición que hace Tzu de lo qué tiene que ser un general es simplemente brutal: un general ha de tener conocimientos, prudencia, clarividencia, hacer reinar la armonía en su ejército y percibir los factores humanos.

Pero ante todas las cosas un general ha de practicar el Tao. Me imagino que algunos os preguntaréis que es el Tao, como yo me lo preguntaba mientras leía el libro. Bien, el Tao es la vía de la humanidad y de la justicia, es el respeto a las leyes y el general que sobresale por encima de todos los demás es el que defiende por encima de todas las cosas la doctrina del Tao.

No quiero terminar sin confesaros que hacer una reseña de El Arte de la Guerra es todo un reto. Es muy complicado reseñar un libro que por lo menos merece de 3 a 4 lecturas como mínimo para sacarle todo el jugo. De momento esta es la primera lectura pero me ha apasionado tanto que no podia esperar a otra relectura para hacer la reseña, por ello os pido disculpas si me he dejado cosas del libro en el “tintero”, y me gustaría completar esta reseña con vuestra participación en los comentarios acerca de lo que os pareció el libro en su momento y las conclusiones que extrajisteis.
Comparto con vosotros mis conclusiones de mi primera lectura de esta obra maestra; preparate para cualquier reto, estudia absolutamente todo de a lo que te enfrentas, actúa como un relámpago, prudencia y conocimiento, se magnánimo en la vida, y ante todo y por encima de todo, conócete a tí mismo y vencerás.

“Cuando el mundo está en paz, un hombre de bien mantiene su espada al alcance de la mano“. Ho Yen Hsi

Existen en el mercado múltiples ediciones de esta obra disponibles.

4 pensamientos en “El Arte de la Guerra, Sun Tzu

  1. Sí, creo que es dificil reseñar este libro, porque si una lectura rápida permite hacer una descripción del contenido, esta resultará algo superficial, pero si se hace una lectura más detenida y profunda, la reseña se convertirá, necesariamente, en un estudio.
    Los principios son de facil comprensión, la única dificultad podría estribar en la interpretación inmediata, por ejemplo, ¿como se decide cuando un objetivo es insignificante? o ¿como decidir cuando se está realmente preparado?.
    (No me gusta mucho la extrapolación que ha hecho el mundo de los negocios de este libro, porque eso deja claro que lo que libran las grandes empresas en verdad una guerra, muchas veces muy sucia, y además, porque las víctimas de esas guerras somos nosotros, los consumidores…).
    Hay algo muy destacable en este libro y es su antigüedad, 2500 años no son una friolera, pero además se nota que los había más antiguos todavía, por ahí observa: “Un antiguo libro que trata de asuntos militares dice …” Si hace 2500 años el otro era ya era antiguo…
    Al final queda esa sensación del libro muy leído y poco aplicado, si todas las guerras se desarrollaran siguiendo sus principios serían muchas las que, siguiendo la cita que encabeza la reseña, jamás se habrían librado. Como dices, parece que ponerlo bajo la almohada no significa entenderlo, o si lo entienden no lo aplican por otras razones, ciertamente oscuras.
    Buena reseña,me gustó.

  2. Recuperamos una de las reseñas perdidas de Xavi, poco a poco iremos recuperándolas todas.
    Esta es especialmente complicada. No es un libro nada fácil, contrariamente a lo que se supone, es un libro para reflexionar y para interpretar. Como comenta Xavi, teóricamente aplicable a varios ámbitos de la vida. Yo creo que solo es aplicable algunos de sus artículos, pero no todos, no todo se puede aplicar al mundo de la política o de la empresa.
    A lo largo de los siglos sus enseñanzas han ido pasando y frases o hechos que se han dado a otros tienen su raiz en el libro de Sun Tzu:

    “Cuando el mundo está en paz, un hombre de bien mantiene su espada al alcance de la mano“. Ho Yen Hsi

    “Estar preparado para la guerra es uno de los medios más eficaces para conservar la paz.” G. Washington

  3. Me apetecía recuperar esta reseña, ahora que he releído más veces el libro hubiese cambiado alguna cosilla pero me gusta dejarla tal como la hice en su dia con sus aciertos y sus muchos fallos.Ultimamente tengo algunos malos rollos en el trabajo (envidias, gente veterana que se creen que lo saben todo…) y es cierto que el libro da muchisimas claves de como actuar ya no en el trabajo en si, sino en la vida, en el trato con gente que detestas… De hecho creo que lo comento en el la reseña que me da muchisima rabia que gente que se hace llamar gurú del marketing, la venta y otras chorradas que son simplemente palabras, lo hayan abanderado y lo hayan hecho su libro de cabecera. Esto es un tratado histórico de la guerra como tal en el siglo en el que vivió Sun Tzu que además recoje enseñazas de siglos anteriores. Si lo podemos extrapolar a algo es a la vida en si, ya que la guerra (por desgracia) es parte de la vida, pero las ventas, el marketing… no señores, eso no forma parte de la vida. Y lo dice uno que se dedica precisamente a eso.
    Gracias por vuestros comentarios!

  4. De acuerdo, hay gente que “dice” que lo ha hecho su libro de cabecera, pero en realidad “El arte de la guerra” de Sun Tzu es de esos que son muy citados pero muy poco leídos, y si son leidos no son interiorizados, que no es lo mismo. ¿Que puede se aplicado al diario vivir?, claro que si, pero son muchos los libros que contienen pensamientos aplicables al diario vivir. Por lo menos a mi me gustaría que esa gente del mundo de los negocios aplicara los principios de otros libros, del Evangelio por ejemplo: “No cobreis más de lo debido” (Lc 3:13)

    Pero volviendo al libro de la reseña, sí es un buen libro, lo que a mi me asombra (bueno, no demasiado) es que su antigüedad no lo hace obsoleto, por el contrario, es muy actual, puesto que la manera de aunque ahora las guerras se libren en las tres dimensiones, los principios no cambian.

Responder a Xavi Fénix Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *