EJERCITOS DESAPARECIDOS. UNIFORMES, A. E. Haswell Miller

El uniforme es el “alma distintiva-representativa” del soldado, del ejército… sino hay uniforme no se puede demostrar -de un modo visual- que un individuo pertenece a una institución militar o ejército de un país o nación. Es así, pues, no sólo el militar, por extensión aplicaría a todo aquel miembro, empleado, etc., que pertenezca a una organización, entidad, colectivo, etc., público o privado donde se requiera un traje peculiar o distintivo como uniforme, el que lo que lleve o porte en cualquier sitio o lugar mostrará, indicará o apuntará que es un miembro que pertenece a un determinado colectivo, cuerpo, institución, colegio o empresa.

Pero como todo en esta vida… no hay nada eterno. El Hombre ha ido evolucionando en muchos aspectos de su vida cotidiana, y las modas, las vestimentas e indumentarias no podían ser menos… la moda o el vestir de hace un siglo o más tiempo, incluso el de hace un año: no es el de ahora, a cambiado y eso ha repercutido incluso en su modo de vivir. El militar no ha estado exento de cambios en sus uniformes y muchos cambios de estos se ha debido no solo a la moda de la época, sino al sentido común que ha impuesto unos cánones o reglas apropiadas y concretas para una situación o nuevas situaciones… Por ejemplo: un soldado de infantería del Ejército Español de hace cien años su uniforme militar (vestimenta e indumentaria) no es el mismo que el de ahora, eso es evidente; pero es que en espacios de tiempo mucho más cortos también se ha producido. Vemos otro ejemplo en los soldados y ejércitos en la Primera Guerra Mundial por poner un caso: Francia, los uniformas tan vistosos llenos de “colores” que se veían en los soldados franceses antes de la Gran Guerra, incluso en la misma guerra -con el tiempo dejarían de verse- y en algunos casos por sentido común y no por un mero cambio de moda.

Hasta aquí creo que tenemos una cosa clara: el uniforme es para el militar, lo mismo que el militar para el uniforme, podríamos decir…, o sea, el orden de los factores no altera el producto. Como dijimos al principio -no hay nada eterno-, y los ejércitos también han desaparecido con el transcurso de los tiempos y con ellos por su puesto su mayor “arma representativa” y “alma distintiva“: Su Uniforme.

A través de los siglos ha habido hombres que han representado, plasmado, dibujado, etc., la vestimentas e indumentarias por medio del arte, de hecho, sabemos mas o menos a grandes rasgos que ropa llevaban los egipcios, griegos, romanos, etc., por las esculturas y demás obras de arte que han llegado hasta nuestros días, en esas representaciones también habia lugar para figuras militares.

Mucho más cercano a nuestro tiempo y época ha habido también hombres que han sabido plasmar con su arte y buen hacer todo su poder artístico, muchos de ellos son conocidos como famosos escultores, pintores, etc.; sin embargo, ha habido otros que han pasado más en el anonimato o han sido menos conocidos, uno de ellos es el escocés Archibald Elliot Haswell Miller [(1887- 1979) protagonista y autor de la obra (seguro que muchos desconocía de la existencia de este dibujante y pintor) que os quiero reseñar, a saber: “Ejércitos Desaparecidos. Una relación de Uniformes militares observados y dibujados en diversas naciones de Europa durante los años 1908-1914“, pintor (como pintor, se convertiría en un magnifico dibújate militar, sus obras y cuadros se exhibieron en la Royal Academy, la Royal Scottish Academy, la Royal Society of British Artists, el Royal Intitute of Oil Painters y el Glasgow Intitute entre otros), historiador, asesor (fue subdirector de las Galerías Nacionales de Escocia y durante 25 años fue asesor del Army Museums Ogilby Trust), profesor y militar (participo en la Primera Guerra Mundial, el 7.º Batallón de Infantería Ligera Escocesa en Galípoli, Palestina y Francia, se le concedería después de ser herido en 1918 la Military Cross por sus servicios).

En el año 2006, la hija del pintor y dibujante Haswell Miller se puso en contacto con el Director de la Fundación Ogilby de Museos Militares, Colin Sibun, al cual le solicitaría ayuda para ordenar y clasificar parte de los trabajos (llevaban almacenados 70 años) de su padre que había realizado en el transcurso de sus viajes antes de la Primera Guerra Mundial, en la misma y después de la conflagración por distintos países.

La hija del pintor y dibujante distribuyó algunas obras de su padre en algunos Regimientos y, por otro lado, dio “luz verde” para que se publicara una obra con la colección de láminas y notas de su padre. Se conseguiría editar Vanished Armies (su título original) gracias al editor el Sr. John Mollo que cogió el testigo con la trascripción que realizara el Sr. Colin Sibun de las notas manuscritas del autor y dejando los comentarios de Haswell Miller.

El editor Sr. Mollo, en la obra añadiría notas propias referentes a los ejércitos que se muestran en la publicación o en la introducción sobre los uniformes antes y durante la Gran Guerra, también ha trabajado y añadido secciones sobre clases de uniformes y divisas de empleos. Ha reescrito leyendas a pie de dibujo originales o ha completado algunas identificaciones, llegando ha agruparse más de 700 uniformes militares desaparecidos de las 759 láminas a la acuarela y con notas que dibujaría Haswell Miller.

La obra contiene 128 páginas divididas en los siguientes temas y apartados: prologo (Colin Sibun), prologo del editor (John Mollo, artista y diseñador de vestuario, ilustrador, autor o editor de numerosos libros sobre historia militar y uniformes), introducción (A. E. Haswell Miller autor de la obra), índice, bibliografía, notas y referencias (266 en total), 81 láminas con más de 700 figuras militares dibujadas y 11 capítulos que nos hablan de los uniformes militares de las siguientes nacionalidades: Gran Bretaña y su Imperio, Imperio Alemán, Francia, Austria-Hungría, Bélgica, Holanda, Italia, Portugal, Rusia, España y Suecia.

Cada capítulo se organiza del siguiente modo:

1. Primeramente el capítulo te da una explicación generalizada del uniforme, vestimenta militar desde aproximadamente el último cuarto del siglo XIX y, en algunos casos mucho antes, rematando según los casos hasta los años 30 del siglo XX o, incluso llevándonos a nuestro siglo XXI.

2. Nos da una explicación de los tipos de uniformes (no están presentes en todos los capítulos) y explica las divisas (no están presentes en todos los capítulos) de los empleos (grados.)

3. Te apunta todas las láminas (numeradas) y te da una explicación de las figuras dibujadas.

Ejemplo 1 (pp. 51, 68)

Imperio Alemán

Lámina 41: figuras 150-164. (Nota: la numeración de Haswell Miller está equivocada.) 161. Sajonia. Oficial subalterno del 2.º Regimiento de Caballería Pesada (Carabineros), uniforme de diario con casco.

La información de este apartado, creo que es completísima en la siguientes nacionalidades: Gran Bretaña, Imperio Alemán, Francia y Austria-Hungría.

Ejemplo 2 (pp. 115.)

España

Divisa de Empleos.

Oficiales Superiores. Coronel. Tres grandes estrellas de ocho puntas en la *bocamanga o sobre ella.

Aquí, la obra nos lleva a la nota núm. 241, la cual comenta:

*“En esta época las estrellas de los oficiales superiores o jefes se llevaban siempre en la bocamanga y nunca sobre ella.”

El capitulo que habla de España (sus uniformes) nos lleva al año 1914 [Haswell Miller, se encontraba en Sevilla (España) cuando estalló la Primera Guerra Mundial] y a los años veinte del siglo XX cuando volvió de nuevo a España, aunque no sería la última vez… No os comento nada más, prefiero que descubráis vosotros el capitulo al igual que los otros.

Además, en la obra hay un capítulo iniciativo con el título: el uniforme en la vida diaria. Los créditos de fotografías e ilustraciones son de la “Fundación Ogilby de Museos del Ejército” registrado como Institución de Caridad con el n.º 250907. Este es un museo que entre otros registra la historia del Ejército británico uniendo el pasado con el presente. Los ingresos del museo derivan exclusivamente de donaciones y legados.

La traducción de la presente obra es de Jaime de Montoro y de Simón, militar (coronel retirado), ayudante de Campo de S. M. el Rey, licenciado en Historia y Geografía entre otras cosas. Creo que ha hecho una magnifica traducción,pues la misma nos ilustra en varios aspectos.

En conclusión. Una obra excelente, magnifica… Personalmente, supongo que me habrá influido mi gusto personal por el dibujo el cual hace que aprecie más la publicación, pero hay que reconocer que la obra es buenísima y no sólo en las ilustraciones y dibujos del autor, además de sus apuntes, sino porque el editor Sr. John Mollo y ayudantes han realizado un trabajo “exquisito” las notas a pie de página son un ejemplo entre otros de su buen hacer.

La solapa principal de la cubierta de la obra ente otras cosas nos dice:

“… Estas láminas a la acuarela y sus notas, acompañadas de información suplementaria del editor John Mollo, serán de interés para los investigadores y los estudiantes serios de la historia militar, así como para aquellos que tenga un interés más general en el desarrollo de los uniformes militares.“

En esta conclusión no quiero dejar de apuntar el siguiente detalle: la persona que busque uniformes de la Armada se va a llevar un chasco… en esta recopilación o compendio que se ha elaborado (como apunta su titulo) sólo se han recogido figuras del Ejército.

Finalizando, creo que debemos de estar de enhorabuena por una publicación de las siguientes características en español (seguramente algunos desconocían la existencia de la obra), además de que tiene un precio muy competitivo, apenas llega a los 12 €, muy inferior a lo que creo que nos ofrece la obra.

¡Os deseo que disfrutéis de los dibujos, ilustraciones y su magnifico texto!

JF

Idioma: español.
ISBN: 978-84-662-2456-7
Edición inglesa de John Mollo
Año: 2012
Plaza: Alcobendas (Madrid)
Editorial. Editorial LIBSA.
Autor: A. E. Haswell Miller

2 pensamientos en “EJERCITOS DESAPARECIDOS. UNIFORMES, A. E. Haswell Miller

  1. Reseña muy completa si señor, desde que Osprey lo anuncio hace unos años, estoy esperando encontrarlo por ahi en rebaja pero hasta ahora no lo habia encontrado, el precio de la edicion en español es mas bajo que la edicion original.

    Al igual que muchos por aqui no conocia de la obra de este autor AE Haswell Miller, asi que ver un autor diferente a los acostumbrados es una grata sorpresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *