Dunkerque, VVAA Desperta Ferro Contemporánea

Dunkerque está de moda, la película de Nolan ha vuelto a poner en el candelero la gran derrota-milagro británica. Pues bienvenida sea porque, quizá al hilo de la misma, tenemos un número de DF Contemporánea dedicado a la Operación Dinamo.

La selección de artículos es especialmente buena, y dedica uno en exclusiva a la polémica parada de los panzer que firma el reputado académico alemán Karl Heinz Frieser (autor de El Mito de la Blitzkrieg), ideal para sacar el tema en las tertulias de bar con los amigos.

Pero no todo queda ahí, la Operación Dinamo es solo una parte del número, que hace una introducción completa a la campaña de Francia de 1940 con una descripción de los planes operacionales aliados (Escalda, Dyle y Breda) y con un aparato gráfico estupendo.

Tampoco podía faltar en toda esta historia la BEF o fuerza expedicionaria británica, el cuerpo que debía saltar al continente y repetir la misma historia de veintitantos años antes; se abordan cuestiones como su creación, organización y despliegue.

Los aliados, vencedores apoltronados de la última guerra, seguían su previsible plan, defensivo por supuesto, que pretendía mantener alejados a los alemanes en el este (Linea Maginot) y librar la guerra en territorio belga; no podía ser menos después de las desagradables experiencias de la Gran Guerra en suelo francés.

Los alemanes tampoco es que estuvieran todos a una, y esa doctrina operacional conocida como «blitzkrieg» a la que los propios germanos llamaban «Bewegungskrieg» no estaba ni mucho menos consolidada, aunque sí muy desarrollada en el seno de las unidades móviles, que con blindados inferiores, pero con un entrenamiento superior y un empleo de la radio soberbio pusieron contra las cuerdas a los ejércitos aliados a las primeras de cambio. Cuando éstos quisieron acordar se vieron inmersos en una retirada general con la presencia de una delgada franja alemana en su retaguardia. Esta cuestión es abordada por el propio director de la cabecera, Javier Veramendi, en el artículo «Los británicos se retiran».

Es interesante ver también los contactos políticos y diplomáticos que tienen lugar entre Francia y Gran Bretaña mientras se produce el colapso del frente. El 27 de mayo se libra la batalla del canal de Ypres-Comines, los británicos contraatacan pero finalmente se ven obligados a retirarse. El primer ministro recién llegado, Winston Churchill, debe salvar a su ejército, los franceses tienen que entenderlo. Fue el comienzo de Operación Dinamo: la evacuación de Dunkerque, la derrota-milagro.

Tal y como se estaban desarrollando los acontecimientos no reinaba otra cosa que pesimismo en el alto mando británico, que llegó a dar por perdida a la BEF en su mayor parte. El artículo correspondiente analiza los desacuerdos entre franceses y británicos, el ataque alemán y la defensa del perímetro de evacuación. Solo de esta manera podemos entender que fuese un milagro la llegada de la casi totalidad de la Fuerza Expedicionaria a territorio británico, y que tan apabullante derrota fuese menos derrota.

Como colofón al número hay un artículo de Sean Longden, «El Legado de Dunkerque», que aborda el «¡y ahora qué?», la soledad del Reino Unido y el tener que mirar desafiante al futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *