DESPERTA FERRO MODERNA Nº38 – LA GUERRA DE CRIMEA (I): BALACLAVA

«Media legua, media legua, Media legua ante ellos. Por el valle de la Muerte Cabalgaron los seiscientos. “¡Adelante, Brigada Ligera!” “¡Cargad sobre los cañones!”, dijo. En el valle de la Muerte Cabalgaron los seiscientos. “¡Adelante, Brigada Ligera!” ¿Algún hombre desfallecido? No, aunque los soldados supieran que era un desatino. No estaban allí para replicar. No estaban allí para razonar. No estaban sino para vencer o morir. En el valle de la Muerte cabalgaron los seiscientos. Cañones a su derecha, cañones a su izquierda, cañones ante sí. Descargaron y tronaron. Azotados por balas y metralla, cabalgaron con audacia. Hacia las fauces de la Muerte».

Aunque el poema de Tensión resulte muy épico, lo cierto es que la carga de la Brigada Ligera sigue siendo un hecho de lo más controvertido. Desperta Ferro Moderna inicia una serie sobre la Guerra de Crimea con una primera parte dedicada exclusivamente a la Batalla de Balaclava.

La Guerra de Crimea hay que circunscribirla en la lucha por los equilibrios de poder, las ententes, del siglo XIX. Rusia hacía casi un siglo que le disputaba con éxito las costas del Mar Negro al Imperio Otomano, entidad política que si en tiempos fue grande, a mediados del XIX se hallaba muy venida a menos. Lo último que necesitaban las potencias dominantes del momento, Reino Unido y Francia, era que Rusia rompiese el muro de contención sur y llevase su esfera de influencia a Oriente Medio, para empezar…

Había que ayudar al sultán a frenar la amenaza. Simple formalidad, ya que veinte años antes no habían tenido reparos, ni Rusia tampoco, en ir todos contra su imperio para lograr la independencia de Grecia. Quizá lo habían debilitado demasiado. Ahora tocaba echarle una mano para frenar al coloso ruso.

Este número de la revista rebobina y nos lleva al comienzo, allá por 1853 de otra guerra ruso-turca más, una que comenzó a librarse en las riberas del Danubio y en ambas orillas del Mar Negro, que trata en el artículo “La Campaña del Danubio”. No será hasta 1854 cuando Francia y Reino Unido, alarmadas por los acontecimientos, deciden enviar una expedición en ayuda del sultán. Napoleón III y lord Parlmerston acordaron una fuerza expedicionaria que maximizase sus fortalezas. La fuerza francesa sería eminentemente terrestre, mientras que el Reino Unido se valdría de su Royal Navy para bloquear puertos rusos, reclamar el dominio del mar y aprovisionar a las fuerzas en tierra.

Los desembarcos aliados se llevaron a cabo en la península de Crimea. ¿El objetivo? Sepastopol, la principal base rusa en dicho teatro. Las fuerzas aliadas desembarcaron en septiembre de 1854 y derrotaron a un primer contingente ruso en la Batalla de Almá, hechos que se tratan en el artículo de Edward M. Spiers. Tras la batalla comenzaron las tareas de asedio de la ciudad y base naval rusa. Los defensores mostraron una tenaz resistencia y el sitio degeneró en una guerra de trincheras y posiciones con gran padecimiento para los soldados de ambos bandos, algo que se aborda en un artículo dedicado a los servicios médicos durante la campaña.

Los rusos habían mantenido su ejército al este de Sebastopol, presentando una amenaza permanente a la fuerza expedicionaria. Finalmente, el 25 de octubre estuvieron ambas fuerzas a la vista. Estaba a punto de comenzar la Batalla de Balaclava. Allí se distinguiría el famoso 93.º de Highlanders, la célebre “Delgada Línea Roja”, y tendrían lugar las cargas de la Brigada Pesada y de la Brigada Ligera con todos sus claroscuros y toda su gallardía vana, la famosa carga del infierno. ¿Qué sucedió entre Raglan, Cardigan y Lucan? Bueno eso mejor lo dejamos para la lectura del artículo de Erdward Spiers cobre la batalla.

Artículos de la revista:

* La Cuestión Oriental y los orígenes de la Guerra de Crimea por Lucien Frary – Rider University

* La campaña del Danubio por Candan Badem

* Las fuerzas aliadas franco-británicas en la Guerra de Crimea por Anthony Dawson

* El desembarco en Crimea y la batalla del Almá por Edward M. Spiers – University of Leeds

* Los servicios médicos de la Guerra de Crimea por Yulia Naumova

* La batalla de Balaclava por Edward M. Spiers – University of Leeds

* La carga de la Brigada Ligera en la batalla de Balaclava por Anthony Dawson

* Y además, introduciendo el N.º 39, Escocia, 1719. La última Gran Armada por Jonathan Oates

  • ISBN: 101032929
  • Editorial: Desperta Ferro Ediciones
  • Fecha de la edición: 2019
  • Lugar de la edición: Madrid. España
  • Encuadernación: Rústica
  • Medidas: 28 cm
  • Nº Pág.: 65
  • Idiomas: Español

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *