Desperta Ferro: El estallido de la Guerra de Secesión

portada

Desperta Ferro: Historia Moderna Nº2

El primer libro que reseñé en Novilis,hace ya unos añitos, contenía una frase que me impactó y trataba éste período de la historia de norteamérica, la Guerra de Secesión.La frase decía algo así como que “no hay nada más parecido a Dios en la tierra que un general en el campo de batalla.El libro era un premio Pulitzer,su título Ángeles Asesinos,su autor Michael Shaara.Y este mes vuelvo a ese período de la mano de la mejor revista de Historia Antigua y Moderna del panorama actual.

La Guerra de Secesión siempre ha provocado en mí una extraño magnetismo que viene de lejos, cuando con 13 o 14 años vi en el cine Tiempos de Gloria,con un joven Denzel Washington ganador del Oscar al mejor actor secundario.Sumado también a esos estados confederados abocados a un cambio de época propuesto o forzado por los modernos estados federales,y sobretodo esa fascinación que provoca siempre cualquier batalla o conflicto que involucra fuerzas tan desniveladas en casi todos los aspectos. Indústria contra campos de algodón,ferrocarril contra carretas,un ejército contra milicias,fuerza naval contra un invento acorazado hecho de retales…El Norte luchó por la abolición de la esclavitud,y el Sur terminó luchando por sus tierras,sus casas.Grant o Sherman fueron enormes generales,pero el “culpable” de que el Sur resistiese con una fuerza tan dispar en   hombres,munición,transporte y tecnología fue un genio,una leyenda,un general y estratega de nombre Robert.E.Lee.Éste rechazó comandar las fuerzas de la Unión,cargo ofrecido por el propio Lincoln,para trasladarse a su tierra nata,Virginia,y defender su “casa” ofreciéndose al ejército confederado.Según algunos historiadores Robert.E.Lee estaba a favor de la abolición de la esclavitud,el hecho de que luchase en el ejército sureño se debía a una cuestión de honor para con sus conciudadanos y su tierra natal.

A destacar del número 2 de Desperta Ferro, el artículo con el que abre la revista del autor Peter Cozzens,impresionante el de la batalla de los ironclads,con ese “cachalote” acorazado que era el CSS Virgina causando estragos a todo navío federal que le plantaba cara en la bahía de Hampton Roads,y el de la batalla de los Siete Días ilustrado con múltiples mapas con movimiento de tropas,fechas,bloqueos,estrategias,posicionamiento…

Desperta Ferro atesora una calidad enorme como comentaba al inicio,y respetando el enorme trabajo que realizan el resto de las revistas de historia del panorama actual, creo que  Desperta Ferro es sin duda la mejor y más completa revista en la actualidad.Me gusta la idea de que el número se centre siempre en un período determinado y lo explote al máximo con artículos de gran calidad,mapas,fotos,dibujos…Me ha encantado,también, el avance del próximo número que viene en las últimas páginas de la revista,y que trata la batalla,englobada en la Guerra de Sucesión Española, de Prats del Rei y el asedio a Cardona,lugar por dónde suelo pasar a menudo.

L.S.V

25 pensamientos en “Desperta Ferro: El estallido de la Guerra de Secesión

  1. Algunos articulos son bastante sesgados un autor menciona que en la Union sirvieron en torno a 250.000 negros pero se olvida mencionar que estuvieron en unidades segregadas otro dato tambien importante es que en las filas de la Confederacion tambien tuvo soldados negros en torno a los 65.000 hombres y lucharon en unidades mixtas junto con los malvados racistas ogros comeniños negros.

    El articulo sobre los periodicos de la epoca tambien manipula bastante pintando a los sureños de chiflados conspiradores, avariciosos y negreros sin escrupulos, curioso pero tambien en el sur tuvieron negros propietarios de plantaciones con esclavos mientras a los hombres del norte los presenta como nobles idealistas.

    Me decepciono bastante este numero, no por ello voy a negar que la revista entre las revistas especializadas es una de las mejores sino la mejor, pero este ejemplar es bantaste deficiente.

  2. Creo que el cine angloamericano ha hecho mucho por encender en muchos de nosotros esa atracción por este conflicto.
    Pronto lo leeré.
    La cuestión esclavista sospecho que sería uno de los multiples factores que llevó al choque norte-sur, pero tuv que haber muchos más: la concepción del mundo y de la vida era bastante distintas.

    Tengo entendido que el sistema esclavista se basaba en un equilibrio entre estados esclavistas y no esclavistas y para evitar esa ruptura los sureños trataron de hacerse en varias ocasiones con la Cuba española para equilibrar la balanza ¿mencionan el asunto los autores, Xavi?

    ¡Qué lastima que México no hubiera aprovechado para recuperar, al menos, parte de los territorios perdidos ante EEUU.!

    Gracias, Xavi.

  3. Hombre jugaron varios factores tambien el economico una vez devastado el Sur mucha poblacion emigro al Norte, como no los grandes industriales noreños encontraron un monton de mano de obra barata, por no mencionar que en el Norte se encontraba el 90% de la industria de todo el pais.

    El problema esclavista ya estava en cauce de ser resuelto por los propios sudistas, pero incluso el presidente Lincoln era partidario de que toda la poblacion negra fuese repatriada a Africa seguramente a Liberia.

    El factor territorial tambien jugo un papel importante al intentar independizarse de los EE.UU y por lo tanto renunciar a parte del territorio.

    Mas datos curiosos estos no relacionados con las posibles causas de la guerra fueron la participacion de Carlistas en el ejercito Sureño muy probrablemente exiliados del intento fallido del estallido de 1860, casi se podria decir que la Guerra de Secesion fue un campo de entrenamiento para exiliados carlistas que participarian en la Tercera Guerra Carlista.

    Otro dato curioso sobre la Bandera Confederada es que tiene una estrella por cada provincia sublevada (12 estrellas) ademas de otra por una Nacion India (1 estrella) que se alio con ellos, no recuerdo el nombre de esta Nacion.

  4. Según McPherson en Battle Cry of Freedom, la causa fundamental de la guerra fue una discrepancia de concepto en lo que se refiere a que poder tenía preeminencia, el federal o el de cada Estado.

    Por ejemplo: los Estados Sureños consideraban que si se habían unido voluntariamente, podían irse del mismo modo, el Estado Federal consideraba que no.

    El elemento <> en esta cuestión era doble: primero era un problema de derecho <> privado. Por decirlo gráficamente: cuando un Virginiano iba a Nueva York con su caballo, el caballo seguía siendo suyo. Pero, ¿y un esclavo?
    Por otro lado, el crecimiento de los estados no esclavistas después de la guerra con México empezó a desequilibrar la paridad que había existido hasta entonces en el gobierno federal, lo que preocupaba mucho a los Estados esclavistas, sobre todo cuando Lincoln salió elegido, ya que el naciente partido republicano se consideraba centralista y antiesclavista.

    Un saludo.

  5. (repito el párrafo porque no sale el entrecomillado)

    Según McPherson en Battle Cry of Freedom, la causa fundamental de la guerra fue una discrepancia de concepto en lo que se refiere a que poder tenía preeminencia, el federal o el de cada Estado.

    Por ejemplo: los Estados Sureños consideraban que si se habían unido voluntariamente, podían irse del mismo modo, el Estado Federal consideraba que no.

    El elemento “esclavitud” en esta cuestión era doble: primero era un problema de derecho “interestatal” privado. Por decirlo gráficamente: cuando un Virginiano iba a Nueva York con su caballo, el caballo seguía siendo suyo. Pero, ¿y un esclavo?
    Por otro lado, el crecimiento de los estados no esclavistas después de la guerra con México empezó a desequilibrar la paridad que había existido hasta entonces en el gobierno federal, lo que preocupaba mucho a los Estados esclavistas, sobre todo cuando Lincoln salió elegido, ya que el naciente partido republicano se consideraba centralista y antiesclavista.

  6. Gracias a todos por vuestros grandísimos aportes,me siento un principiante ante la enormidad de vuestros conocimientos.
    Tasos respecto al tema de Cuba no se menciona nada.Comentarte que son artículos muy concretos y que no hay una cronología de todo lo que aconteció en la Guerra de Secesión.Por poner un ejemplo,tenemos un artículo que trata específicamente el tema de la brigada irlandesa,después otro de las armas utilizadas en la contienda,pero no hay ninguno que elabore una cronología exacta desde el inicio hasta el final de la contienda.

    Aprovecho ahora,y sigo pensando que Desperta Ferro es la mejor revista de historia actual,para poner mi punto de crítica que olvidé en la reseña:el gran ausente en éste número tiene un nombre claro, Gettysburg.

  7. Tienes razón Koenig,rectifico Gettysburg no puede aparecer tratándose de los inicios de la guerra.

    ¿Que opinión os merece el general Thomas Stonewall Jackson?
    Es un personaje que provoca disparidad de opiniones.En la novela historica Dioses y Generales de Jeff Shaara se acerca más a un Dios que a un general.En cambio para otros historiadores sus erróneas decisiones en la batalla de los Siete Días supuso un elevado costes de vida que lo pagarían en batallas posteriores.
    ¿Pensáis que Robert.E.Lee es el mejor general/estratega de la historia de Norteamérica?

  8. Muchas gracias por la reseña Xavi, para nosotros siempre es un honor ver comentarios sobre nuestra revista en Novilis. Como bien se ha indicado por aquí, el objetivo conceptual era abordar el primer año de guerra, desde Bull Run (en el n° anterior) hasta mediado 1862 desde diferentes puntos de vista: la transformación del ejército (casi inexistente al inicio de la contienda), guerra terrestre, guerra naval, historias regimentales, microhistorias de vida cotidiana,el armamento y lo que conlleva (desde la desesperación por importar casi cualquier cosa que disparase hasta convertirse en factor determinante del despegue industrial del Norte) y, por supuesto, el nuevo papel que desempeña la prensa. Para Gettysburg ya habrá tiempo, aunque es un tema más visto (por eso optamos por los Siete Días). Siento mucho si estos artículos han decepcionado a alguien, aunque permitidme que no comparta las críticas de Telémaco. Si en la introducción se menciona expresamente el uso de soldados negros por parte de la Unión no es por manifestar la buena voluntad del Norte sino todo lo contrario, para denunciar que eran carne de cañón, y el artículo de la prensa habla de los casos más significtivos e indica manipulaciones de la opinión pública tanto en el Norte como en el Sur que contribuyen a crear un ambiente propicio para el estallido de la guerra. Un saludo y gracias de nuevo

  9. Gracias a vosotros por la pasión y el esfuerzo que ponéis en cada número,y por mantener esa relación calidad/precio tan buena.

    Estoy esperando con ganas el nº3 de Historia Moderna,¿habrá artículo del asedio a Barcelona por parte de las tropas de Felipe V?

    Gracias!

  10. Cuando en su día estudié la figura de Jackson, para una serie de artículos que por ahora está inconclusa, recuerdo que analicé con algún detalle la cuestión de sus fracasos en la campaña de los siete días.

    Decir que era un mal general por su fracaso en dicha campaña, personalmente, me parece excesivo, más aún si la comparamos con la campaña de Shenandoah, terminada apenas unas semanas antes, donde maniobró magistralmente para batir fuerzas muy superiores en número.

    Sus demás campañas también fueron muy meritorias.

    Personalmente creo que una de sus grandes habilidades, en una guerra donde el ataque se estaba demostrando cada vez más costoso, fue saber posicionarse donde el enemigo se veía obligado a atacarlo: vease en la 2ª del Bull Run, Chantilly, posteriormente, o las batallas de Antietam o Fredericksburg (aunque en estas últimas el despliegue lo había establecido Lee).

    Su otra virtud era la maniobra; Jackson sostenía, con mucha razón a mi entender, que gastar suelas ahorraba vidas. Su maniobra en Chancellorsville fue un prodigio de oportunidad y valentía, sobre todo si tenemos en cuenta que el ejército federal doblaba en número al confederado, que aún así se dividió.

    Es muy probable que su muerte la primera noche de esta batalla y su consecuente ausencia en Gettysburg fuera una de las razones de esta derrota confederada (Ojo, he dicho una).

    Con respecto al viejo Lee, también tenía grandes virtudes, sobre todo en el campo que hoy llamaríamos operacional. Estratégicamente tenía algunas carencias, como por ejemplo su negativa a desplazarse a otros teatros de la guerra. El era virginiano y se quedó en Virginia.
    Por otro lado, su ejercicio del mando era un tanto laxo, lo que le creó graves problemas en Gettysburg (por volver a su gran derrota), donde de sus tres jefes de cuerpo dos eran nuevos en este empleo: A.P. Hill y Richard Ewell, y Longstreet, el tercero, estaba encontra de su plan de batalla. Esto provocó que sus instrucciones se ejecutaran con cierta falta de eficacia.

    Opino.
    Un saludo.

  11. Hay un libro del que hice yo la reseña y cuyo autor es John Keegan que es el mejor sobre la Guerra Civil Americana ya que abarca toda la cronología y los frentes este y oeste (donde se forjó la leyenda de Grant). Como experto en artes gráficas he de decir que esta revista es muy buena y me gusta que centre en un tema los artículos como la revista Altaïr hace respecto a los viajes en vez de dispersar los temas como hacen las otras revistas; el precio es el que es pero la revista vale la pena. Este tema me satura un poco y prefiero temas menos vistos como la Guerra de Sucesión o la Guerra de los Treinta Años.

  12. Buf, discrepo Viçent, aunque siempre es injusto comparar libros, personalmente me gusta mucho más el libro de James M. Mc Pherson: Battle Cry of Freedom.

  13. Koenig, juegas con ventaja ya que no conozco el libro que mencionas. No dudo que el libro de McPherson sea bueno pero el de Keegan es muy completo y Keegan es un autor que nunca decepciona. Siendo inglés también tiene un punto de distancia crítica con los hechos ya que los norteamericanos tienen a mitificar a sus bandos favoritos o a sus héroes preferidos sean Lee, Lincoln o Thomas Jackson. El libro de Keegan al que aludo se llama “Secesion. La guerra civil norteamericana” de Turner que ha publicado recientemente el último libro del difunto Keegan titulado “Inteligencia Militar”

  14. Lamento haber tardado tanto en escribir una replica, gracias por responder a mis opiniones “Desperta Ferro” veo que en algunas cosas interprete mal sus artículos publicados en la revista y ya automaticamente dispare mis opiniones pero es algo que ya llevo de serie mi buenovsmalometro un poco mal calibrado que al fijarme en algunos detalles tenga la impresión de que no son tan imparciales y se intenta idealizar a un bando y desprestigiar al otro bando.

  15. No lo lamentes,Telémaco,en los artículos de este nº2 de Desperta Ferro son rigurosos,y para mi tienen una visión objetiva e imparcial,a pesar de la dificultad de opinar sobre una guerra acontecida en el país de los propios articulistas.Pero tus interpretaciones tienen mucha razón de ser, en infinidad de libros escritos sobre el tema,en la mayoría hay una visión por parte del ejército de la Unión de libertadores de la raza negra.Visión que ha llegado hasta nuestros días,ya sabemos todos los “fregaos” que se mete el ejército más poderoso de la faz de la Tierra con su sempiterna y cansina excusa de la liberación de los oprimidos.
    Por curiosidad,¿alguien ha visto Lincoln de Spielberg?,¿una americanada más?,¿o estamos ante un ejercicio de rigurosidad histórica,objetividad e imparcialidad?.

    Saludos.

  16. La película de Spielberg está basada en un libro que narra las vicisitudes legales de la ley de emancipación de la raza negra. Lincoln atrasa el final de la guerra un poco porque tiene poderes absolutos para poder proponer esa ley mientras que si la guerra se acaba no podrá proponerla y la emancipación de los hombres de color se pospondrá indefinidamente. Es una película muy lenta y muy discursiva sobre el Congreso norteamericano y sus integrantes. El actor que hace de Lincoln, Day-Lewis, está magnífico.

  17. Me ha gustado bastante ese número, aunque me parece un tema sobre el que ya hay suficiente documentación. Personalmente prefiero que enfoquen sobre temas menos conocidos. Por eso agradezco el artículo sobre la batalla de Prat de Molins, un episodio casi desconocido de la Guerra de Sucesión Hispana.

    Cambiando de tema, la pelicula Lincoln me ha gustado bastante. Primero por tratar el tema con realidad y detalle, segundo por recordarme la excelente novela “Lincoln” de Gore VIdal.

  18. Muchas gracias a todos por vuestras críticas, sean buenas o malas, sugerencias sobre enfoques, etc. Para nosotros como editores es imprescindible contrastar nuestros puntos de vista con los de nuestros lectores.
    Un abrazo a todos!

    PD: Telémaco, entiendo perfectamente tus reservas sobre ciertos temas ya que habitualmente se han interpretado desde presupuestos abiertamente maniqueos y nos predisponen de antemano ante ciertas lecturas.

  19. Es un tema muy trillado por el cine angloamericano, aunque tiene razón Davout, que hay poco editado en español.
    Tampoco le falta razón a Roger en lo relativo a otros conflictos menos difundidos, y sin salir de América ni de mediados del siglo XIX tenemos por ejemplo:

    –> La Guerra Grande 1838-1851: que incluye guerra civil uruguaya entre Blancos y Colorados, guerras civiles argentinas entre Federales (Rosas) y Unitarios, intervención franco-británica, riograndenses (secesionados de Brasil), imperio brasileño, Camisas rojas italianos con el mismo Garibaldi, mercenarios españoles y franceses…

    –> Guerra de la Triple Alianza 1864-1870: Brasil, Argentina y Uruguay contra el Paraguay de Solano López, “el napoleón paraguayo”.

    Y eso sin olvidar las intensas y complejas Guerras de Emancipación Hispanoaméricanas 1810-1826.

    Aunque con el tiempo y una caña, espero que todo se ande…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *