Desertores, Charles Glass

desertores-charles glass-9788434418509

Siempre había creído que había leído mucho acerca de la SGM y de todas sus circunstancias pero hete aquí que el libro de Glass me descubre aspectos inéditos de la misma.

Siempre se ha dicho que si una guerra fue necesaria y que si hubo una guerra que hubo que ganar fue la SGM porque los malos eran muy malos (lo eran) y los buenos eran muy buenos (no lo eran tanto como decían sus propias películas). El libro aquí objeto de comentario se centra en el estudio de los desertores del bando aliado en el frente occidental desde la batalla de El Alamein hasta Berlín: 150.000 desertores (100.000 norteamericanos y 50.000 ingleses).

El libro no es un tan solo un ensayo o una descripción histórica de los avatares y las circunstancias de los desertores aliados; sus causas, sus consecuencias o su castigo en el código militar. El libro contiene tres historias personales que narran las vicisitudes de tres soldados aliados que desertaron y; aunque todo lo humano es casuística, hay en estos tres soldados unos hechos que se pueden elevar a categorías.

Steve Weiss, Al Whitehead y el inglés John Bain son los tres desertores alrededor de los cuales gira el libro. Steve Weiss es el desertor al que mas tiempo dedica el autor ya que recorrió con el los campos de batalla de Italia, el sur de Francia y los Vosgos donde desertó por puro miedo del ejército norteamericano (38ª División de Infantería). Weiss nos habla de su paso por la Resistencia Francesa, la derrota de Valence, los ataques de los Vosgos junto al regimiento Nisei formado por norteamericanos de origen japonés que fueron diezmados en los Vosgos. Tras su deserción fue detenido, condenado y enviado al campo de trabajo del Loira. La visión crítica de la Resistencia francesa, las campañas del Ródano y de Italia son descritas con mirada crítica por el autor del libro. Es un hecho cierto y notable que los americanos no relevaban divisiones sino que cubrían bajas con soldados de reeemplazo por lo que los infantes de primera línea, al contrario que los “enchufados” de retaguardia, luchaban hasta morir o ser hechos prisioneros o ser heridos o desertar cuando no podían soportar mas. No hubo divisiones de relevo como hizo Petain en la PGM en Verdún.

El otro personaje norteamericano, Al Whitehead, fue un sociópata inadaptado que acabó en Paris atracando a sus propios compatriotas dentro de la extensa red de ladrones y asesinos norteamericanos que pulularon por la retaguardia del frente de Eisenhower y Bradley. Sus robos y saqueos sistemáticos enriquecían a unos desertores que fueron ricos y poderosos, además de evitarles la guerra. Siempre se ha asociado el saqueo a la mafia napolitana (La piel de Curzio Malaparte) pero en París los norteamericanos también hicieron lo suyo para traficar con gasolina y pertrechos militares en una red logística cada vez mas extensa y peor vigilada que llevaba al bosque de Hürtgen.

El único desertor inglés es John Bain, poeta y boxeador de clase baja, que desertó en la línea Mareth cuando vio a sus compañeros saquear a los muertos (ingleses y alemanes) tras la dura batalla de Uadi Acarit. Desertó y fue enviado a la dura prisión militar de Mustafá (La Colina de Sidney Lumet es la mejor imagen de esta cárcel militar inglesa) tras su paso por la batalla de El Alamein con el 51 Gordon Highlanders. Bain no desertó por miedo o por codicia sino por motivaciones políticas puesto que pensaba que el ejército y la guerra le iba a robar lo mejor que tenía como ser humano: la creatividad y la generosidad.

Ninguno de los personajes fueron ejemplares y la que vida que se retrata en ellos no es nada agradable o deseable ya que fueron siempre inadaptados, ladrones, violentos o alcohólicos deshumanizados por la guerra. Una guerra que “mató a 50 millones de personas, destruyó colecciones enteras del vasto patrimonio cultural europeo, convirtió su política en algo depravado y devaluó la base moral misma de la humanidad.”

Un libro valioso e inédito sobre un aspecto poco conocido de la SGM.

DATOS DEL LIBRO

  • Nº de páginas: 384 págs.
  • Encuadernación: Tapa dura
  • Editoral: ARIEL
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788434418509

3 pensamientos en “Desertores, Charles Glass

  1. Mil gracias por el aporte Vicent,es de esos libros que quiero leer si o si.Por curiosidad,¿cuál de las 3 historias te ha impactado/gustado más?.

    Cambiando de tema,los americanos todos más o menos los conocemos,tienen muchas cosas negativas y otras positivas.Entre las positivas esta hacer (no siempre)películas que son un espectáculo visual,con una historia que aunque en muchas ocasiones no se ajusta a la realidad,nos hace pasar un rato excepcional.

    Os dejo el enlace,de la que parece una novedad que nos hará pasar un muy buen rato (esperemos):

    http://es.ign.com/fury-1/77134/news/corazones-de-acero-trailer-en-castellano-con-brad

    Saludos.

  2. Lo que mas me ha llamado la atención del libro es que cuenta la intrahistoria, la pequeña historia cotidiana, del soldado aliado de primera línea y nos habla de frentes como el de los Vosgos que; porque no salgan en las películas, no eran menos duros que otros como Hürtgen o la bolsa del Ruhr. Me ha llamado la atención la visión de las prisiones militares inglesas vs americanas que se da en el libro y que ya me impactó en su momento cuando vi la película “La colina” protagonizada por Sean Connery. Los ingleses solían ser muy brutales con sus desertores.
    La historia mas interesante, a mi parecer, es la del soldado Weiss y lo que nos cuenta de las tropas norteamericanas cuyas tropas de primera línea no eran nunca reemplazadas del frente sino que se iban incorporando nuevos reemplazos por lo que podías haber estado en combate desde Normandía hasta Baviera si no tenías la “suerte” de ser herido. Weiss es un soldado condecorado pero llego un momento que no pudo mas y se largó. Pasó muchas veces y es algo que no se cuenta en las películas de Hollywood. Este libro lo cuenta desde un plano general y desde un plano humano particular.

  3. Pingback: La guerra de Werner Schmiedel | el blog insostenible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *