Cuadernos Ucranianos [memorias de los tiempos de la URSS], Igort

“Agucé el oído para escuchar sus historias y decidí dibujarlas. Simplemente, yo tampoco era capaz de guardármelas dentro.Son historias reales, de personas que me encontraba por casualidad por la calle, a las que le había caído en suerte nacer y vivir estrechadas en el abrazo de oso del telón de acero.” pp.20

Esto es lo que nos dice el autor: Igort Tuveri (dibujante e ilustrador italiano) cuya última obra publicada en español es Cuadernos Ucranianos [memoria de los tiempos de la URSS]. Su trabajo (cómic) es una denuncia en toda regla, donde nos cuenta una historia real de lo que se vivió en la Ucrania del siglo XX  y detrás del telón de acero…

Veamos.

Cuando Stalin tras la muerte de Lenin sube al poder, se encuentra con un inmenso país retrasado y poquísimo industrializado. El primer paso puesto en marcha en 1929, es un ambicioso proyecto de industrialización, pero para conseguirlo es necesario maquinaria y el saber de Occidente. Para financiar todo eso entre otras cosas cuenta con el inmenso almacén de trigo ucraniano. Ucrania no está por la labor, poseedora de una fuerte tradición campesina no se suma voluntariamente a la colectivización y a la renuncia de la propiedad privada. En 1918, Ucrania declaró la independencia, Lenin,  enviaría al  Ejército Rojo para  reconquistar a la fuerza a la Ucrania “rebelde”. Stalin convocaría una reunión inmediata, un plan pragmático que nanu militari doblegara a Ucrania, aniquilara su libertad independentista y destruyera su identidad. El punto de mira eran los Kulaks. El 1 de junio de 1931, se emprendería la deportación de familias, se arrestaría a unos 19.000 individuos, se desmantelarían grupos contrarrevolucionarios… De cerca de los 42 millones de ucranianos, el 80% era campesinado. Entre 1932 y 1933 se calcula que un cuarto de la población ucraniana murió de hambre. Ucrania ya había conocido periodos de hambruna, la de 1922, es un ejemplo, pero el hambre de 1932-1933 fue provocado.

El autor a través de las narraciones y las viñetas en su magnifico cómic nos muestra que es lo que aconteció, que vivieron y padecieron aquellas personas “atrapadas” en una política opresora que le negaba el pan. Bajo el mandato de Stalin la operación fue denominada deskulakizacion. Se cerraron fronteras, se prohibió la circulación y se confiscó reservas de trigo a millones de campesinos provocando una verdadera catástrofe, que como nos dice el autor y con documentos que lo atestigua llego a ser un Holodomortambién denominado genocidio ucraniano; pero la obra de Igort nos muestra mucho más que todo ello (que ya es mucho), nos habla de historias individuales… el autor ha captado las vivencias de algunas personas con nombres y apellidos, pero al mismo tiempo anónimos que vivieron en sus carnes el horror de la opresión, falta de libertad…, pero también hay vivencias que nos habla de la nostalgia de la Unión Soviética (en esa parte llamada Ucrania) cuando se vivía bien y todo el mundo tenía trabajo como comenta un entrevistado… en esas vivencias se recuerda que el capitalismo a hecho todo lo contrario, pues nos dice (actualmente) que hay poco trabajo en Ucrania. Al autor al contar esa vivencias tampoco se le olvida como el progreso ha contaminado y arruinado la tierra y lo que es peor: ha matado a personas.

Sí, son historias reales, vivas en el recuerdo de sus portadores, que el autor, Igort, ha hecho suyas por medio de las viñetas y al mismo tiempo a querido mostrar una memoria que no debería perderse y por supuesto dar voz a aquellos que no tuvieron oportunidad.

La obra consta de 178 páginas en 10 capítulos, un epílogo y una dedicatoria a uno de sus narradores. Es una obra que le llevó a autor casi dos años de trabajo entre los años 2008 y 2009.

¡Os deseo que disfrutéis de sus viñetas y lectura!

JF

Idioma: Español.
ISBN: 9788496722750
Edición: Primera.
Año: 2011
Editorial: Ediciones Sins Entido
Título original: Quaderni Ucraini
Autor: Igort

6 pensamientos en “Cuadernos Ucranianos [memorias de los tiempos de la URSS], Igort

  1. Es cierto Javier, las viñetas hablan por si solas, son como fotografías que quedan en nuestra retina y memoria, la obra de Igort lo consigue. De hecho es bien cierto el dicho que dice (ya que hablas de palabras) que “las palabras se las lleva el viento”. Es una obra impresionante, y su realización sencilla por parte del autor es muy cercana, acogedora… las viñetas y el texto de las mismas nos lo dice todo.

    Un saludo.

  2. Bueno leiva, si todo va bien para febrero (hay otras reseñas pendientes). Me alegra mucho que estés siguiendo la obra de Kreitz, aunque el cómic que apuntas es en colaboración con Peer Meter, su guionista. “Haarmann. El carnicero de Hannover, un asesino en serie” es una obra impresionante… sobre unos hechos históricos en la Republica de Weimar.

    Un saludo y gracias.

  3. Vaya, JF, menuda obra de denuncia en formato gráfico; parece muy interesante, y desde luego todo lo que proyecte luz sobre las atrocidades del stalinismo, en este caso, bienvenido sea.
    ¿Las viñetas aparecen sólo con colores básicos?

  4. Gracias Tasos, así es, la publicación es una obra de denuncia. Aprovecho para comentar que hay otra obra del mismo autor que nos hablará también de la URSS… espero que pronto la tengamos… Sí, los colores son los básicos pero el que más impera es el marrón teniendo todos los colores como dominante: lo pálido, mortecino…

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *