Cuadernos de Rusia, Dionisio Ridruejo

Dionisio Ridruejo fue Jefe Nacional de Propaganda en la Guerra Civil por el bando franquista, falangista “camisa vieja”, poeta e intelectual muy vinculado a las ideas joseantonionas. Tras la Guerra Civil organizó junto con Serrano Súñer y Manuel Mora Figueroa la expedición de voluntarios que fue al Frente Norte junto con las tropas alemanas de Hitler. Con el tiempo, Ridruejo se desengañó del régimen franquista y de la descafeinización que éste hizo del idearo original falangista y acabó exiliado, encarcelado y en abierta oposición al régimen franquista.

Estos diarios abarcan su experiencia dentro de la primera expedición de voluntarios españoles en la División Española de Voluntarios, mas conocida como División Azul por la gran cantidad de falangistas que componían su voluntariado, al frente ruso. La experiencia contenida en el Diario abarca desde el 4 de julio de 1941 hasta el 2 de mayo de 1942; en ella narra su periplo viajero y guerrero desde Madrid hasta Nowgorod pasando por el campo de entrenamiento de Grafenwohr y las actuales Polonia, Estados Bálticos y Bielorrusia. Formó parte de la 2ª compañía de ametralladoras y estuvo combatiendo en Otenskii y en Possad, en la margen derecha del río Voljov durante el invierno de la terrible retirada del ejército alemán de Moscú. Tras ser herido en Possad fue hospitalizado en el hospital de Riga y estuvo convaleciente en la Embajada española en Berlín. Tras dicha convalecencia volvió al Frente del Voljoj y estuvo en la época del embolsamiento del ejército de Vlasov para volver, definitivamente, a España con el primer destacamento que volvió de la División Azul por mandato directo del general Muñoz Grandes y debido a su estado de salud.

El libro es una de las obras cumbres de la memorialística militar española del siglo XX y tiene varios niveles de lectura ya que; además de político, Ridruejo es un poeta y un idealista de la Falange mas revolucionaria de la época. En el libro hay reflexiones sobre las personas que va conociendo en su periplo militar, acerca de la visión alemana y la visión española del mundo, acerca del significado de la presencia española en el esfuerzo militar alemán en el Frente Ruso, acerca de la política española del momento pero; sobre todo, es una reflexión moral, metafísica y poética de los diversos escenarios urbanos y paisajísticos que va encontrando en el camino.
Así el libro es una crónica viajera, una experiencia poética, una explicación moral del “ser español”, un ideario político y una crítica acerca de los diversos personajes que se va encontrando en el camino como son el coronel Esparza o el futuro político José María Castiella.

El libro está introducido y anotado por el profesor Xosé María Núñez Seixas, catedrático de historia contemporánea en la Universidad de Munich.

Un libro que vale la pena conservar para releer y del que no me resisto a citas sus palabras finales cuando ya está de vuelta en España:

“Ahora, desde el prado con sol, comienza el regreso. Novgorod y los muertos – los suyos con los míos- y los que están allí y los que no volverán aunque los dejé vivos.
Es una nostalgia buena que ama mucho. Si ahora entorno los ojos, la nieve sigue resplandeciente e infinita.” (pag. 416).

DATOS DEL LIBRO

  • Nº de páginas: 448 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editoral: FORCOLA
  • Lengua: ESPAÑOL
  • ISBN: 9788415174769

8 pensamientos en “Cuadernos de Rusia, Dionisio Ridruejo

  1. Es un libro que tengo en el punto de mira desde que conocí su reeditación, el personaje me interesa, Ridruejo era uno de los ideólogos más destacados de Falange y un hombre comprometido con el nacionalsindicalismo. Creo que en
    Ridruejo prevalecía más su vena sindicalista que la nacionalista, sin ser ésta desde luego desdeñable. Se unió a la División Azul porque quiso demostrar que su compromiso con la lucha anticomunista no podía quedar exento de su participación en los campos de batalla y …¡a Rusia que partió!. La verdad es que parece que aguantó con más pena que gloria las durezas del frente ruso, y alguna ayudita, por ser quién era, también le vino bien. Estos cuadernos de guerra deben ser realmente interesantes por varias razones:

    -su condición de intelectual

    -el hecho de ser uno de los ideólogos más destacados de Falange

    -su marcha a Rusia fue en la primera expedición, seguramente la más comprometida con la lucha anticomunista

    -descubrir si estos cuadernos empiezan a mostrar algún tipo de crítica hacia las élites dirigentes

    Un saludo.

  2. Hay un dato a reseñar en este libro y es que Ridruejo es, entre otras cosas, un poeta de origen castellano de gran valía. Su mirada a la naturaleza es algo que existe en estos diarios y que los singulariza mas allá de los comentarios políticos o la descripción del ambiente o de las acciones de guerra que priman en la mayoría de diarios de guerra de la División Azul.

  3. ¡Pardiez!, buena reseña Viçent, y otro libro a la pila de “futuribles”. La poliédrica personalidad de Ridruejo (cuyo viaje vital le llevó de ideólogo falangista a formar parte del “contubernio de Munich”)y la temática (la “División Azul”) convierten esta obra en materia de lectura obligada.

    Aprovecho para recomendar la lectura de la imprescindible “La División Española de Hitler” de los profesores Kleinfeld y Tambs. A pesar de los años transcurridos sigue siendo una obra de referencia al hablar de la División Azul.

    Saludos

  4. Pues sí, Viçent. Gran reseña. Según veo en la red, el libro está también editado por Castalia en 1981 con, por lo menos 100 páginas menos, lo que quiere decir que es con una letra más pequeña.

    Así es que es un clásico…

    Gracias.

  5. Como no lo compren en alguna biblioteca que frecuento, me voy a quedar con la ganas. Restricciones presupuestarias para los próximos dos meses en lo que a compras de libros se refiere, y mira que me fastidia. Tengo que elegir entre ellos y la gasolina para ir a trabajar.

  6. Todos tenemos que hacer economías y seguir nuestras prioridades pero si te gusta el tema del Frente Norte o de la División Azul este es un libro muy valioso ya que, además de ser una fuente primaria de un testigo directo, es un testigo especial ya que Ridruejo combina la primera línea con la retaguardia ( Estado Mayor, hospital, Embajada de España en Berlín) y la visión poética de la naturaleza propia del autor castellano.
    La introducción no es amiga de los fundamentalistas de la División Azul pero centra el tema y la biografía político/militar del autor.

  7. Enhorabuena Viçent, me viene al pelo la reseña ya que esta misma tarde voy a recoger en la librería la biografía que escribio de Ridruejo Jordi Gracia, prologista de este libro. Un interesante personaje, de esos que hay que conocer para entender el S XX español.

  8. Me ha encantado el libro, ha respondido a lo que esperaba, teniendo en cuenta que el autor fue intelectual comprometido con el falangismo nacionalsindicalista. El prólogo es perfecto para situar al personaje y sus circunstancias. ¿Podemos encontrar un relato mejor y más detallado de lo que significó aquellas tierras inhóspitas para los divisionarios españoles? Además, Ridruejo al ser uno de los ideólogos de esta unidad y ser enviado en la primera remesa nos ofrece también muchos más detalles de lo que fue aquel primer contingente de voluntarios, seguramente los más comprometidos ideológicamente en la lucha contra el comunismo y en establecer con ello un Orden Nuevo en Europa. Aquí tenemos al Ridruejo más revolucionario, implicado de lleno en esta contienda salvaje y participando junto al régimen nazi en su macabra lucha contra Stalin. Todavía no estamos ante el disidente y desencantado Ridruejo de la posguerra, pero ya apuntaba detalles que no podemos dejar escapar. Críticas hacia la dictadura franquista, a la que ve con un desarrollo que acabara con la vida política interior y que volverá a adormecer a España: Ridruejo dixit. Hay en ocasiones momentos de inocencia política, como cuando afirma que Alemania necesitará del fascismo italiano y del nacionalsindicalismo español para conformar la nueva Europa y poder impregnar así de un carácter católico evitando con ello la uniformidad alemana que ya se dejaba entrever. ¿Qué hubiera opinado Hitler de estos comentarios? creo que todos que hayamos leído algo sobre el personaje sabremos la respuesta.

    La manera con la que describe la vida de los paisanos de Rusia es magnífica, desde luego no se puede pedir mejor descripción de los paisajes vividos en aquellas lejanas tierras. Además, la cantidad de “gente destacada” del falangismo con la que alterna es también otro aliciente de estos diarios, la mayoría serían posteriormente en el régimen franquista dirigentes importantes, unos más que otros…pero nada desdeñables.

    Me ha llamado la atención también como menciona a la comunidad Judía, con la que mantiene una distancia que parece ser solamente encaminada hacia cuestiones ideológicas, crítico con la manera en la que se manejan los alemanes en este aspecto que llevaría a masacres inconcebibles para cualquier persona humana. No parece que los divisionarios, tal y como afirma él en los diarios, fueran a Rusia a maltratar a la población civil, con la que mantenían, por supuesto dentro de lo que puede de ser normal en una fuerza invasora, un contacto que podríamos calificar de correcto y , en cierta manera amistoso, salvo excepciones. Desde luego, repito, todo esto encuadrado en una circunstancia que no debemos olvidar: la División Azul estaba como fuerza invasora encuadrada en la Wehrmacht alemana.

    En fin, el libro merece mucho la pena leerlo, si eres aficionado a la guerra en el Este y a la participación española en ella es un libro que debes tener en tu biblioteca.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *