Commandos, behind enemy lines

¿Una reseña de un viedojuego?, ¿esto es Novilis?. Pues sí, estás en Novilis y esto es una reseña de un videojuego, del mejor videojuego de la historia, para mi claro.

En estas fechas que durante unos días se rompe la rutina del día a día, tanto para los que celebran la navidad como para los que no, lo cierto es que son días que están fuera de la cotidianiedad y nosotros vamos a salir también un poco de lo cotidiano y sin que sirva de precedente, me voy a lanzar a reseñar un par de juegos, los que para mí han sido los mejores, los juegos con los que he disfrutado, (y disfruto), horas y horas de juego y que además están ligados a la historia militar, a pesar de ser juegos. Comienzo con el primero, Commandos.

Recuerdo cuando tenía 5 o 6 años ir corriendo al kiosko que había cerca de la casa de mi abuela a comprar sobres de soldaditos de plástico. Era como una obsesión, 5 ptas= 1 sobre de unos 20 soldaditos. Y así formé mi ejército, un ejército de hombrecillos grises y verdes con los que pasaba horas y horas jugando. Hay recuerdos que uno tiene de pequeño que le marcan en cierta forma y los juguetes con los que uno ha pasado su niñez es uno de esos hitos que quedan grabados a fuego.

Un buen día hace ya más de 10 años (1998) compré puntualmente mi revista de videojuegos mensual, Micromanía. En ella, como todos los meses venía un CD-Rom, aun no venían los juegos en DVD, con las típicas DEMOS de los próximos lanzamientos. En ese CD venía una demo de un nuevo juego desarrollado en España llamado Commandos, behind enemy lines.

¡¡Un juego nuevo de la IIGM!!, y es que por aquel entonces, quitando algún que otro simulador de vuelo o juego de estrategia por turnos, había poca cosa sobre la SGM en videojuegos, nada que ver con la oferta que hay ahora. Bueno, expectante lo instalé y nunca lo olvidaré, 2 misiones traía la demo; la primera que es un poco de iniciación y de manejo y la segunda mucho más potente, la misión de la presa.

¡Dios!, por un instante retrocedí en el tiempo y aquellos soldaditos que compraba en sobres de 5 ptas de repente cobraron vida, mis soldaditos se movían de verdad, a donde yo quisiera y hacían lo que les ordenaba, bufff, ¡¡si hasta me respondían a las órdenes que les daba!!. Además los otros, los alemanes, también se movían, patrullaban, vigilaban, salían y entraban y lo más increible, y hasta la fecha nunca visto, si entrabas en su campo de visión te daban el alto y disparaban,……, era sencillamente alucinante.

Qué decir de mi mejor amigo de la panda, el Boina Verde, la bestia del grupo, vaya puñaldas daba por la espalda a los centinelas, o del Francotirador, necesario cuando no había alternativa. Uno de mis preferidos era el zapador y experto en explosivos, buah!!, esa bomba de relojería que hacía estragos. Luego teníamos al buzo, al experto en vehículos y al espía, del que se podía sacar buenos recursos.

¿Y las misiones?, ¡¡hay esas misiones!!. Eran de película, misiones en bases de submarinos, en aeródromos, en el desierto, en cuarteles generales de Europa, en ciudades ocupadas, la presa, el puente de un tren, liberar a un prisionero y escapar con él, …., y la última, la más difícil, un cuartel general en el típico castillo alemán aparentemente inexpugnable. ¡¡Espectacular!!, todas increiblemente curradas, hasta el último detalle en escenografía, edificaciones, ambientación, unidades,…, increíble e inmejorable, os recuerdo que hablamos del año 98.

No me equivocaba, el juego se convirtió en el mejor juego del año, vendió millones de copias y además era 100% español, un juego que marcó un referente en el sector, un antes y un después en los juegos de estrategia en tiempo real.

Las siguientes sagas, Commandos 2 y 3 para mí ya dejaron de tener el encanto del primero. Es cierto que mejoraron gráficamente y en dificultad, demasiada diría yo. No disfruté tanto como con el primero, cosas que le pasan a uno, aunque el producto era netamente mejor, como el primero no hubo otro, sería por la impresión que me causó. De hecho, aun lo tengo instalado en mi máquina y de vez en cuando revivo alguna misión y si ha pasado mucho tiempo me las veo y me las deseo para terminarla con éxito, y sin recurrir a los consabidos trucos.

Tenía ganas de dedicar una palabras a esta panda de «soldaditos» que tanto me hicieron disfrutar y que se merecen el reconocimiento, aunque ya lo tuvieron en su día, por el éxito obtenido, pero creo que después de tantos años es justo volver a darles las gracias por las horas de disfrute y sobre todo por el buen trabajo realizado, un juego que marcó una época.

 

Felices fiestas a todos y nos vemos el día 27 con una nueva reseña, esta vez si, de un libro y además coincidente con un aniversario, el 30º aniversario de la invasión de Afganistán por las tropas soviéticas. Menudo día escogieron, el pavo se le devió atragantar a más de uno en la casa Blanca. 

14 pensamientos en “Commandos, behind enemy lines

  1. 🙂 muy buena jefe!!. Ya te digo si disfruté en su día con este juego, aun recuerdo estar en El Corte Inglés el mismo día que salía a la venta esperando a que lo recibieran, todo el día, hasta por la tarde no lo pude pillar.

  2. Vaya sorpresón Javi, si señor con un par. Un juego que ha alcanzado el nivel de leyenda. Aun así tengo que decir que basado en otra época, la medieval, lo pongo a la misma altura que Commandos el Medieval Total War, es alucinante.
    Ahora mismo cuando las niñas me dejan, mi mujer me deja, mis lecturas me dejan, mi trabajo me deja… encuentro tiempo para jugar a otro juego brutal aunque de otro genero: Call of Duty: Modern Warfare 2. Feliz Navidad Novisleños.

  3. Buenísimo juego, sí señor. La combinación boina verde-espía era letal, a pesar de esos «no hay manera» que soltaba el cachas de vez en cuando, o esos «¿está usted loco?» que a punto estuvieron de costarle ser degradado y enviado de vuelta a Londres. Y ese cepo del artificiero… cuántos enemigos no habrán sido mordidos por él.
    Felices fiestas a todos.

  4. A mi si me gustaron más las siguientes sagas, menos el último que era en primera persona. Es cierto que marcó un antes y un después.
    Felicidades a todos y que lo paséis bien, y si tenéis que coger el coche cuidadín cuidadín!!.

  5. Una reseña muy pasional Javi, enhorabuena, yo también disfruté enormemente con los soldaditos de plástico y luego con el Commandos, por supuesto.
    De los que habéis mencionado, el Rome Total War me encantó también.
    A Xavi decirle que el Modern Warfare no lo tengo, pero precisamente el otro día me acabé el World at War para Wii, una pasada.

    Y una pregunta… ¿alguno de vosotros ha jugado al Mejor Juego de la Historia (sí, con mayúsculas)? Hablo por supuesto del Panzer General.

    abrazos a todos, felices fiestas.

  6. Hombre el Panzer General no está mal, yo prefiero los juegos en tiempo real, en su día la legendaria serie «Close Combat», buah!!, tactica y estrategia en tiempo real; «Un puente lejano» o «Las Ardenas», insuperables. Hay inmumerables mods de esta serie, hasta de la Guerra Civil española. Pero sobre el mejor juego de la Histora de estrategia en tiempo real os hablaré la semana que viene….;-)

  7. Vaya! Qué ilusión al ver comentarios recientes sobre Commandos. Acabo de registrarme para dejar mi pequeña aportación. Aprovechando las vacaciones de estas fechas, la paz y el sosiego de acostarme cuando me da la gana, instalé por enésima vez la primera saga del juego, disfrutando del placer de jugarlo en el silencio de la madrugada… solamente mis Commandos y yo…sin interrupciones. Cuando descubrí el juego, todavía sin Internet, no pude ni tener la tentación de mirar los trucos, así que tuve que espabilarme. ¡Divino!
    Por los comentarios, veo que ya no sois críos…yo tampoco! Es más, puede que os supere en edad, tengo 56, pero… es que soy mujer! Ni mis hijas, ya independizadas, han jugado a esto. Sus amigos quedaban sorprendidos al ver que una madre jugaba con el ordenador, y más cuando se trataba de juegos de guerra. Lo suyo, supongo que por la juventud, son otro tipo de juegos. No les importan las guerras civiles y mundiales, ni sus estrategias aplicadas a los juegos, a pesar de haberles explicado la triste «aventura» de haber tenido un abuelo en el exilio y en campos de concentración franceses. Será porque en las largas conversaciones con mi padre me empapé de historia…será porque viví la dictadura… Perdonadme si aprovecho la ocasión para recomendar unas lecturas. La trilogía de Auschwitz de Primo Levi, «Si esto es un hombre», «La tregua» y «Los hundidos y los salvados».
    En fin, eso de ser mujer y jugar parece que no se tiene muy claro, del mismo modo que los camareros me miraban con sorpresa cuando en un bar pedía una Voll Damm o un Mascaró. Jamás he podido compartir estos tres placeres con amigas. Qué cosas!
    Volviendo a Commandos, seguro que lo sabéis, pero al no leerlo me ha quedado la duda: existe una extension del primer juego compuesta de 8 partidas, Commandos-Más allá del deber.
    Disculpadme también si he sido un tanto rollo, pero…para mí ha sido un verdadero placer.
    Os deseo a todos un feliz 2010!
    FÚJUR

  8. Bienvenida Fújur, si te gustan los libros y la historia militar desde luego este es tu sitio, te hacemos un hueco encantados.
    Si, el caso es que se me olvidó mencionar la expansión para el primer Commandos, esas misiones extras que sacaron unos meses después y que vinieron de perlas para continuar jugando. Un saludo y feliz 2010.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *