El Titanic, Joseph Conrad

El primer centenario de la catástrofe marítima va a cumplirse este año: el 10 de abril de 1912, el RMS Titanic, inició su primer y único viaje desde Southampton (Inglaterra) hacia Nueva York. A las 23:40 del 14 de abril, ―a solo cuatro días de navegación― el buque chocó contra un iceberg al sur de las costas de Terranova, y se hundió a las 2:20 de la madrugada del 15 de abril, en una noche de aguas tranquilas aunque gélidas.  1.517 personas murieron. El gigante titánico de 45.000 toneladas y supuestamente insumergible se hundió en dos horas y cuarenta minutos, tiempo que no permitió, incomprensiblemente, a que todos los pasajeros se embarcaran en los botes. Claro que hay que admitir que no había botes para todos. Y que los botes, a pesar del lujo del transatlántico, eran de remos y no llevaban motor, lo que reducía su capacidad.  Sin embargo, el lujoso transatlántico disponía, eso sí, de un magnífico café francés,  piscina, gimnasio,  biblioteca, etc. Y unos compartimentos estancos que supuestamente debían serlo, pero no lo eran en su totalidad, además de que no permitían la salida a las personas que hubiera en su interior. Otros barcos ya habían chocado con icebergs o con otros obstáculos y habían conseguido llegar a puerto o al menos, salvar al pasaje y la tripulación en mucho menos tiempo.  Pero apenas se habló de ellos. Sigue leyendo

USS Reina Mercedes (IX-25), Lambert M. Surhone.

¡Buf! Me da hasta vergüenza hablar de esto, aunque lo hago más bien para que no haya más incautos como yo que acabaran con el culo y el bolsillo quemados, porque el librito en cuestión (como todos los de esta serie) cuesta un ojo de la cara y solo ofrece un cuenco vacío.

Durante un tiempo estuve investigando sobre el destino de aquellos buques españoles capturados y/o reflotados que acabaron portando las siglas USS tras aquel aciago año de 1898. Tarea que, aviso, no es nada fácil, más bien ardua y tediosa. Estuve embarcado en post de la vida del USS Reina Mercedes, queriendo llegar al detalle y, justo entonces, hallé la portada del libro que ilustra el encabezamiento de este artículo. En ningún portal donde se lo ofrecía a la venta se mostraba la más mínima información sobre su contenido; sí sus medidas y lo que más me llamó la atención: que superaba el centenar de páginas. Me sorprendió dicho dato, sobre todo tras solo encontrar vagas referencias aquí y allá sobre un periodo posterior a que acabara cortando el paso en Santiago de Cuba. Sigue leyendo

Diario de la navegación emprendida en 1781, Basilio Villarino

desde el Río Negro, para reconocer la bahía de Todos los Santos, las Islas del Buen Suceso, y el desagüe del Río Colorado.

Basilio Villarino, piloto de la Real Armada.

Diario de navegación que va a hacer D. Basilio Villarino, segundo piloto de la Real Armada, con las dos embarcaciones de su mando, el bergantín Nuestra Señora del Carmen y Ánimas, y la chalupa San Francisco de Asís, desde el Río Negro, a reconocer la costa, la bahía de Todos los Saltos, islas del Buen Suceso y demás adyacentes, buscar el desagüe del Río Colorado, y penetrar su entrada, de orden del Comisario Superintendente de estos establecimientos, el Sr. D. Francisco de Viedma.”

Así es como se encabeza esta obra iniciada el 12 de Abril de 1781 y finalizada, abordo del bergantín Nuestra Señora del Carmen y Ánimas, un 8 de Agosto del mismo año, al ancla en Río Negro. Sigue leyendo

El Warrior, Walter Brownlee

El Primer Navío de Combate Moderno

“Parece una serpiente negra entre un montón de conejos”.

Testigo presencial de su botadura describiendo al Warrior.

El Warrior era una armada por sí solo . Su poder era tan grande que podría haber destruido a cualquier flota de madera que se le hubiese enfrentado. Y cuando el Warrior fue botado, no había más que buques de madera o con protecciones mixtas que no podrían haber soportado el calibre de sus cañones. Unos cañones tan grandes como ningún buque de madera podía contener.  Llevaba dentro de su invulnerable caparazón toda la furia de la tecnología dispuesta a desatarse. Sigue leyendo

Historia naval de la Gran Guerra 1914-1918, Mateo Mille

(…) El único objetivo de la guerra naval es la destrucción de la flota del adversario para poder disfrutar tranquilamente de lo que se ha denominado “dominio del mar” y que no es, en resumen, sino su aprovechamiento, sin reacción enemiga, como vía de comunicación. Al menos eso dice la teoría y sostiene Mateo Mille, porque en la práctica, la Grand Fleet y la Hochsee Flotte casi nunca se acometieron como cabría esperar. El autor considera que sólo se dieron cuatro batallas navales en la Primera Guerra Mundial; de encuentro, Coronel y Jutlandia y, de persecución, Malvinas y Dogger Bank. Sin embargo lo que venció definitivamente a la Escuadra alemana fue la inactividad, la falta de decisión de los mandatarios germanos y, al final, el viento revolucionario que soplaba del Este. Sigue leyendo

Cradle Cruise, Lon Perry

CRADLE CRUISE. A Navy bluejacket remembers life aboard USS Trever during World War II”  De Lon Perry Dawson (Shipfitter 2/c)

“El término “Cradle Cruise” se refiere al alistamiento de un recluta de la US Navy cuando cuenta con menos de 18 años cuando se une, un periodo que se extiende hasta su vigésimo cumpleaños. Cuando Lon Dawson, un muchacho del Norte de Chicago, se une a la Marina en la primavera de 1941, poco podría saber él que la guerra estaba a la esquina. Cuando los japoneses atacaron Pearl Harbor a finales de ese año, él tuvo que madurar y rápido. Cradle Cruise es el relato de las experiencias de Lon Dawson durante la IIGM como un bluejacket de la US Navy” (Sinopsis de la contraportada). Sigue leyendo

Las reglas del viento, Carlos Canales y Miguel del Rey

Cara y cruz de la Armada española del siglo XVI

Ya tenía yo ganas de poseer un libro así. Si existiera el libro a la carta, en el que el lector decide los temas a tratar, el índice de contenidos, la bibliografía que quiere que el escritor use, el formato, las fotografías o los mapas, en definitiva todo, mi libro ideal sobre la Armada Española en el siglo XVI,  sin duda, se pareceía mucho a este exquisito volumen.

Un libro elegante, con una presentación  para mi gusto de lujo. Con un índice de contenidos de lo más organizado, con maravillosos mapas a todo color y desplegables, ¡a doble página!,  y con una profusa documentación usada, hace que este manual, me atrevería casi a calificarlo de enciclopedia, sea un libro de referencia para el tema del que trata: los años decisivos del siglo XVI en que se conforma por primera vez en la Historia el potencial de las Armadas, la posibilidad de extender la guerra y llevarla al mar y con capacidad de decidir la supremacía de unas potencias sobre otras y lo más importante, con barcos solamente impulsados por el viento. Batallas que se resuelven en el mar a cañonazo limpio y usando el viento como motor. Esto cambió el mundo en su proyección geoestratégica ya que los paises se dieron cuenta que con auténticas escuadras se podía extender la guerra en tierra y llevar las fornteras más allá del mundo conocido en la época. Sigue leyendo

Navío Santísima Trinidad, Marcelino González

Un Coloso de su tiempo

Con frecuencia a los españoles les falla la memoria en cuestiones históricas o, simple y llanamente, las desconocen o, en el peor de los supuestos, incluso las menosprecian o tergiversan. Pues bien, en el caso de nuestra historia marítima la situación es aún más sangrante, y eso que estamos rodeados de agua salada por casi todas partes… Con la reseña que sigue me propongo aportar un minúsculo grano de arena centrándome en un “protagonista” de la historia naval de la época de la vela; el navío de línea Santísima Trinidad.

Sigue leyendo

La Empresa de Inglaterra, José Alcalá-Zamora y Queipo de Llano

LA EMPRESA DE INGLATERRA. (La Armada Invencible: fabulación y realidad), José Alcalá-Zamora y Queipo de Llano.

Las publicaciones, libros, obras, que nos hablan de Felipe II y en particular de la «Gran Armada» nos han mostrado o nos han dicho muchas cosas y se siguen diciendo cosas, tanto buenas como malas, verdaderas como falsas, según la nacionalidad de sus autores (sobre todo británicos) incluidos españoles. Los tópicos y los prejuicios están ahí, y continúan citándose no sólo en libros, incluso en conversaciones. Bien, pues, el libro que os traigo está en eBook (también se encuentra en edición de papel) cuyo título es «La Empresa de Inglaterra.(La Armada Invencible: fabulación y realidad)», nos muestra los aspectos más importantes de la operación militar, además de apuntar de manera concisa: falsedades, exageraciones y realidades de ésa Empresa que fue, la Gran Armada de 1588. La razón que nos da el autor del libro José Alcalá-Zamora y Queipo de Llano, es a petición, de que se pronunciase acerca de la versión tendenciosa prevaleciente incluso en España sobre el episodio histórico Su libro, el que ahora os estoy reseñando, es el resultado de un ciclo de conferencias pronunciadas los días 27, 28 y 29 de abril de 2004. Sigue leyendo

La batalla de Lepanto, Manuel Rivero Rodríguez

 

La batalla de Lepanto: cruzada, guerra santa e identidad confesional

Sílex es una editorial de Madrid que publica algunos de los títulosa académicos más interesantes de la actualidad; son títulos sobre historia, arte, guías culturales y filosofía. De Manuel Rivero Rodríguez, profesor de la UAM, ha publicado dos títulos, Gattinara, el sueño del Imperio, sobre el canciller de Carlos V, Mercurino Arborio de Gattinara, el ideólogo, por decirlo así, de la Monarchia Universalis –es decir, del Imperio español como idea política, porque alguien tiene que inventarse tales cosas, al fin y al cabo-, y éste libro que nos ocupa, La batalla de Lepanto, que lleva el sugestivo subtítulo de Cruzada, guerra santa e identidad confesional. Sigue leyendo