Buques Suicidas, Luís de la Sierra

La Historia De Los Submarinos De Bolsillo, Torpedos Humanos Y Botes Explosivos En El Siglo XX

Estamos ante otra magnífica obra del gran marino y escritor Luís de la Sierra. Todo un tributo a esos hombres audaces, rebosantes de valor, malabaristas de la muerte y amigos del miedo. Hombres que usaban armas increíbles e ingeniosas, auténticos prodigios de la investigación en el arte de la guerra auque tenían un pero; tenían que ser conducidas practicamente hasta su objetivo encima de ellas con lo que eso suponía en bajas y pérdidas.

Y eso es una de las características de los hombres que utilizaron este tipo de armamento. La proporción de bajas por eliminación del enemigo o fallos técnicos era muy elevada. Si salían en una misión 7 “Torpedos Humanos”, conseguían llegar a su objetivo 2. 

Todo esto comenzó ya en la Primera Guerra Mundial por parte de los Italianos. En su afán por conseguir pérdidas en la flota Austriaca ya realizaron incursiones en lanchas capaces de superar las redes antisubmarinas y penetrar con sigilo en los puertos para ser lanzadas contra los buques de guerra. También en esta Gran Guerra se utilizan los primeros submarinos de bolsillo con un único torpedo, el todo o la nada, con una sola baza que jugar.

Ya en la Segunda Guerra Mundial son un poco más usados estos artilugios. Por ejemplo los Torpedos Humanos que se lanzan contra la base británica de Gibraltar desde un barco embarrancado y que con la escusa de estar reflotándolo se usa como base de lanzamiento en un operativo de engaño y montaje sin precedentes.

La guerra naval no deja de sorprender. A pesar de los años de experiencia de la humanidad en el mar, del manejo de navíos y buques y sus respectivas armas, no deja de sorprender lo que el hombre es capaz de hacer, inventar y conseguir con tal de hacer daño al enemigo. El libro es una perfecta descripción de todas estas operaciones, de todas estas peripecias y aventuras, aunque muchas de ellas les costase la vida a los intrépidos “marinos”. El cómo se introducían en las radas de los puertos, cómo se coordinaban para abrir las redes, el sigilo, la sangre fría, la tensión, todo como siempre en el Sr. De la Sierra descrito con gran estilo y maestría.

Estos tipos de armas no fueron especialmente usados por las distintas potencias. Quizás algo más por los japoneses aunque al final la usaron en mayor o menor medida casi todos, británicos, alemanes o italianos. Eran misiones acumulativas, es decir, muchas pequeñas acciones con pequeños o medianos daños al final causaban un gran daño. Esa era la filosofía del uso de estas armas tan peculiares.

En general, un libro que no puede faltar, ya no solo por que no puede faltar ninguno de los escritos por Luís de la Sierra, sino por que es un documento excepcional que cuenta historias excepcionales sobre unas armas excepcionales llevadas por unos hombres excepcionales.

 

10 pensamientos en “Buques Suicidas, Luís de la Sierra

  1. Impresionante, no sabía nada que esto se hubiera usado en las guerras mundiales del siglo XX. Imaginaba algo a nivel de comandos, pero no un hombre montado en un torpedo, madre mía!!.

  2. Increible libro que no tiene desperdicio y que hay que tener. Todos los amantes de la historia naval han de tener esta maravilla. Y es que acierta hasta en el título del libro, “La Historia De Los Submarinos De Bolsillo, Torpedos Humanos Y Botes Explosivos En El Siglo XX” ya que estos artilugios, sobre todo los botes explosivos ya se usaron siglos atrás y además se usaron por parte de los Españoles contra los Ingleses en varias ocasiones y causando gran daño.

  3. Muy buena reseña Shangri_la.

    Este es un libro que ando buscando hace tiempo. Como todo material escrito por Don Luís de la Sierra seguramente debe tener ese toque personal de unir el amor por el mar con el tema a desarrollar, los excelentes datos aportados y subien fundamenta recopilación de datos.

    Saludines

  4. Un libro que me trae muchos recuerdos. Lo leí hace un porrón de años, precisamente la edición de Luís de Carlat que habéis puesto en la portada, que recuerdos, tengo que buscarlo.

  5. Oye amigo Jesús, eso de que “lo tengo que buscar” quiere decir que no sabes donde lo tienes?, si me dices donde vives yo puedo ir a buscarlo encantado y negociar un precio razonable!!, 😉

  6. Indudablemente un libro excelente. Lo leí hace apenas un año, después de encontrarlo en un rastrillo de libros de viejo en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Lo compré junto con “Titanes Azules”, ambos en edición de tapa dura (algo ajadas ya las contraportadas). El primero: la “nueva” edición revisada y corregida de 1972, y el segundo: la segunda edición de 1970. Después me pasé una hora buscando en el puesto “Corsarios Alemanes en la II Guerra Mundial”, pero no hubo suerte. Ambos cayeron por 80 pesos (algo así como 5 euros).
    Algunos de los episodios que se narran había tenido oportunidad de encontrarlos previamente en otra adquisición de rastrillo, a la caza de viejas publicaciones sobre la II Guerra Mundial. En concreto, el ataque contra el puerto de Alejandría por parte de un grupo de comandos navales italianos al mando del teniente de navío Luigi Durano de la Penne, en diciembre de 1941. Una hazaña ejecutada por solo seis hombres que se saldó con el hundimiento de los potentes acorazados británicos “Valiant” y “Queen Elizabeth”, además de dos buques petroleros.
    El libro en cuestión, muy centrado en la narración de acciones de comando de esta índole, operaciones encubiertas, acciones de la resisitencia y espionaje es “Historias secretas de la última guerra”, un condensado perteneciente a las selecciones de artículos de la revista Readers Digest y editado en español en 1963. 463 páginas que no tienen desperdicio.
    Un saludo

  7. Realmente es de asombrar el trabajo de luis de la sirra para recopilar la informacion,y presentar relatos epicos cronologicamente creibles.y presentarlos de tal manera que el lector se mantenga interesado en todo momento. E leido corsarios Alemanes en la II guerra mundial,y quede impresionado con esta obra epica digna de ser leida una y otra vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *