BLOOD, STEEL AND MYTH, George M. Nipe

The II.SS-Panzer-Korps and the Road to Prochorowka, July 1943

Tercer libro de George M. Nipe, que constituye un estudio pormenorizado del II Cuerpo Panzer de las SS (II.SSPzK) en la ofensiva de Kursk, en el flanco sur.

George Nipe es un autor, ya reconocido, especializado en las tres primeras divisiones SS: Leibstandarte, Das Reich y Totenkopf. Para escribir sus libros se ha basado fundamentalmente en fuentes primarias alemanas: sumarios de eventos de los registros de batalla (Darstellung der Ereignisse) de los KTB del Armeeabteilung Kempf y del 4º Ejército Panzer, informes diarios del 4º Ejército (Tagesmeldungen), del III Cuerpo Panzer o del II Cuerpo Panzer de las SS. Todas estas fuentes están en los Archivos Nacionales de Washington. Así pues, es una visión netamente alemana de la batalla, en su flanco sur.

El libro de Nipe no es un libro más. Es un libro rompedor, con motivación de convertirse en el trabajo definitivo sobre el  II.SSPzK y su ofensiva hacia Kursk y de desmontar mitos, algunos de ellos inesperados. El libro está estructurado en 15 capítulos, los primeros de prolegómenos y puesta en contexto, para luego comenzar a capítulo por día de batalla. En cada uno de los capítulos de la batalla se realiza un  análisis detenido de cada una de las divisiones que participan en el ala sur: Primero las SS, después las divisiones Panzer del Armeeabteilung Kempf , para terminar con las del XLVIII Cuerpo Panzer. Además, hay un mapa por cada capítulo, bastante detallado, por cierto, pero con una pega, importante en mi opinión: Los progresos del Armeeabteilung Kempf no están recogidos en los mapas, por lo que la lectura de las partes dedicadas al mismo a veces se han hecho pesadas. Aún así, me gustaría recalcar la calidad de los mapas.

En esta reseña voy a tratar de explicar los puntos fuertes , explicados con detalle por Nipe, y que creo que aportan algo nuevo  al debate historiográfico sobre Kursk:

  1. El éxito inicial de las divisiones SS , que consiguen romper en los dos primeros días de la ofensiva hasta el segundo cordón defensivo soviético (este es el objetivo inicial, para así no dar tiempo a que los rusos movilicen sus reservas – siempre según el razonamiento de los generales alemanes), en contraste con el “atranque” de las divisiones del XLVIII PzKorps, en especial la Grossdeutschland, se debe a que las tácticas usadas por los mandos de las SS son más efectivas: reservan los Panzers III y IV para cuando la infantería, apoyada por Tigers, Stukas y Artillería, abran el agujero en las defensas rusas y los pioneros hayan despejado el camino. La Grossdeutschland registra fuertes pérdidas en los primeros días, entre otros motivos, por lanzar a la vanguardia a sus Panzers, en apoyo cercano de operaciones de ruptura, misión para la cual los Panzers III y IV no estaban preparados.
  2. La supuesta superioridad de las divisiones Panzers del Heer sobre las de las SS, a menudo declarado por oficiales del Heer, no concuerda con lo que dicen los registros del XLVIII Pzkorps durante la batalla de Kursk, ni al analizar el desarrollo de la batalla en general.
  3. El liderazgo del comandante del regimiento Panzer Hyacinth Graf Strachwitz resulta en una terrible pérdida de tanques y en la imposibilidad del cumplir con los objetivos del primer día. Sobre este tema, tradicionalmente se ha hablado de que son los Panthers de Decker los que impiden que pasen los Panzers de Strachwitz por la balka de Beresowj. Así lo cuenta Steve Newton en Kursk. The German View, sacado a su vez del Panzer Truppen de Jentz:
    1. Debido a que los Panthers se habían colocado delante y a que estaban muy juntos entre sí en un área tan pequeña, Strachwitz no pudo pasar con los Pz IV y, por tanto, el III. Batallón de Fusileros no tuvo apoyo de tanques.”

Nipe explica que

Un estudio de los informes del Cuerpo Pz (XLVIII) nos dice que las cosas no fueron así: Cuando el ataque empieza, a las 5:30, allí no están los Panthers. Eran los tanques de Strachwitz los que intentan cruzar primero y se quedan atrancados […] Los Panthers empezarían a andar a partir de las 8 de la mañana, una vez se les hubiera llenado  los tanques de gasolina. Es decir, los Panthers alas 8 de la mañana se encuentran a 6 km al sur de la Balka donde los otros tanques están empantanados”.

Y añade que tanto Lauchert como Decker (de la 10ª Brigada de Panthers) cuentan por entonces con más experiencia como comandantes de carros que Strachwitz.

  1. El turning-point de la batalla de Kursk en el flanco sur se produce cuando Hoth decide mandar a los tanques de la Das Reich y los de la Leibstandarte al oeste para “poner en marcha” al XLVIII Pzkorps el 8 de Julio. Así se para la marcha del II.SSPzK hacia Prochorowka en el peor momento. Las vanguardias de las SS habían roto los dos primeros cinturones de las defensas soviéticas y se aproximaban al tercer cinturón que, en ese momento sólo estaba parcialmente defendido por partes de la 51ª y 52ª Divisiones de Rifles y la fresca 183º División de Rifles, sin tanques. Hausser no puede reanudar el ataque hacia Prochorowka hasta el 10 de Julio, 48 horas de gracia que los soviéticos aprovechan para reforzarse.
  2. Existe la creencia de que Hoth gira su ejército hacia el Este para hacer frente al recién llegado 5º Ejército de Tanques de la Guardia, de Rotmistrov, que empieza a llegar el 9 de Julio. Nipe concluye que esta afirmación no es cierta, basándose para ello en el estudio de los registros del  II.SSPzK, del 4º Ejército Panzer ,de las notas de Hoth sobre sus conversaciones con oficiales de su Estado Mayor General (Chefnotizen) y de los registros de inteligencia. En ninguno de estos registros se advierte la llegada de esta formación. Nipe se explaya en este punto y concluye que, por parte alemana, “no hay una orden Prochorowka”. Simplemente dice que “ en cualquier caso, el  II.SSPzK había estado atacando hacia el noreste desde el 6 de Julio y por tanto no necesitaba ser redirigido hacia esa dirección”
  3. La noche del 11 de Julio de 1943, en la víspera de la mítica batalla, las Leibstandarte, Das Reich y Totenkopf, cuentan con 63, 68 y 101 tanques , respectivamente, de los cuales 4 , 1 y 10 son Tigers.
  4. Leibstandarte pierde aproximadamente 17 tanques el 12 de Julio. Los tanques de la Das Reich no participan en la batalla.  Totenkopf pierde no menos de 45 tanques. La batalla de Prochorowka es una debacle para los rusos.
  5. El XXIV Cuerpo Panzer, aunque nunca participa en la batalla, no puede ser considerado como “la reserva que se hubiera necesitado” puesto que:
    1. Cada una de las tres divisiones no cuenta con más de 50 Panzers, todos ellos III y IV.
    2. El Cuerpo Pz está lejos, y su transporte hubiera llevado mucho tiempo.
    3. Y tercero y más importante, dice Nipe: “Creer que este PzKorps, en comparación con las reservas soviéticas, podría haber conseguido algo más que victorias tácticas transitorias no sería lógico. Esta opinión contradice la que expresé en mi anterior libro Decision in the Ukraine, en el cual afirmé que el 4º Ejército Panzer, reforzado con el XXIV PzKorps, podría haber conseguido algún éxito operacional en el sur después de Prochorowka.

Ese es el resumen de los aportes principales. Pero el libro no sólo se limita a eso. Nipe otra vez hace vibrar el asiento de cualquier aficionado a la Segunda Guerra Mundial. Tiene una forma muy ágil de contar el devenir de la batalla. Al nivel de Decision in the Ukraine. Combina el rigor de los documentos de los Archivos Nacionales de Washington con montones de vivencias personales de los soldados, sacadas de las historias divisionarias, de algunas entrevistas personales y de revistas.

Con respecto a los mitos, Nipe cuenta que lo más chocante acerca de los mitos sobre Kursk y Prochorowka es que hayan permanecido tanto tiempo sin corregir, teniendo una gran cantidad de información de fuentes primarias disponibles. “No hubieran hecho falta muchas esfuerzos para encontrar material relevante, porque las fuentes primarias alemanas microfilmadas, incluyendo registros de Cuerpos y de Ejército, estań facilmente accesibles en los U.S. National Archives. Estas fuentes incluyen informes secuenciales de la batalla de las divisiones, mapas detallados, notas personales de los comandantes, discusiones (Chefnotizen) así como las órdenes e informes del 4º Ejeŕcito Panzer, el XLVIII PZKorps y el II.SSPzK. Es difícil entender cómo ese cuerpo tan voluminoso de material primario ha sido ignorado por los académicos.”

Otro apartado importante consiste en el amplísimo apartado de fotografías. El libro es en sí un artículo de lujo. La calidad de las fotografías es impresionante. Creo que el trabajo de edición en general del libro es sobresaliente. Nunca me han gustado los libros de gran formato , como este. Es imposible leer un libro de este tamaño y peso si no se tiene un atril. Cualquier otra opción puede devenir en lesión muscular en la espalda. Pero es cierto que lo bueno de este formato es la posibilidad de introducir fotos de tamaño folio. El precio es bastante ajustado.

En el capítulo final, Nipe concluye que  “la enorme disparidad en reservas, y dada la habilidad adquirida por los comandantes soviéticos que se enfrentan al 4º Ejército Panzer y al Armeeabteilung Kempf, llevan a la conclusión de que la Operacion Citadel probablemente estaba destinada al fracaso incluso antes de que empezara.”

En 1996 el historiador ruso Grigoryi Koltunov ( que comanda un batallón del 3º Ejército en Kursk) ante una audiencia que incluye oficiales del Bundeswehr, antigüos oficiales rusos y personal militar de otros paises dice:” He falsificado, y he mentido. Se me ordenó que exagerara las pérdidas alemanas y que minimizara las soviéticas, por debajo de las cifras reales. Mis trabajos no pueden ser tomados en serio”.

  • Tapa dura: 448 páginas
  • Editor: RZM Imports,U.S. (1 de agosto de 2010)
  • Idioma: Inglés
  • ISBN-10: 0974838942
  • ISBN-13: 978-0974838946

17 pensamientos en “BLOOD, STEEL AND MYTH, George M. Nipe

  1. Brutal reseña, Isidoro. Mi más sincera enhorabuena. ¡Qué lástima que no pueda acceder a la obra de Nipe mientras alguna editorial no se decida a traducirla a la lengua de Cervantes!

    Son de agradecer obras que centran su foco en batallas como la de Kursk, un tanto olvidada – al menos en nuestra lengua están las obras de Alvaro Lozano y Javier Ormeño – mientras vivimos un auténtico “empacho” del día D o Stalingrado, por citar solo dos ejemplos.

  2. Con todos mis respetos: -lo que vivimos es un auténtico “empacho” (y me quedo corto) de obras anglosajonas de la SGM y otros-.
    Del bando perdedor bien poco tenemos, cuan deseable sería que obras no anglosajonas estuvieran a nuestro alcance, para poder como mínimo comparar con lo que los anglosajones quieren “enseñarnos”.

  3. Bienvenidas sean todas las aportaciones (anglosajonas, alemanas, rusas…), siempre que sean rigurosas y bien documentadas.

    De todos modos, no podemos negar la calidad de unos cuantos autores británicos (Ian Kershaw, Chris Bellamy o Catherine Merridale) o norteamericanos (David M. Glantz o Robert M. Citino)dedicados en cuerpo y alma a la II Guerra Mundial. Tampoco la de autores alemanes (los añorados Joachim Fest y Sebastian Haffner; Wolfram Wette) o rusos (Constantine Pleshakov – aunque afincado en EEUU -). Y de otras nacionalidades: Omer Bartov (israelí), Gitta Sereny (húngara), etc.

    Ojalá las editoriales apostaran por traducir obras de estos y otros autores de prestigio, sea cual sea su procedencia. Todo, siempre que sea de calidad, nos enriquece.

    Saludos.

  4. Hola amigos,

    gracias por vuestras palabras. No entiendo tu comentario Weiss, yo he dejado claro de qué va el libro, “con motivación de convertirse en el trabajo definitivo sobre el II.SSPzK y su ofensiva hacia Kursk”. Es un trabajo sobre eso.

    Otra cosa hubiera sido que yo hubiese dicho que ese es el trabajo definitivo sobre Kursk en general. Desde el punto de vista soviético tenemos disponible ya en inglés “Demolishing the Myth: The Tank Battle at Prokhorovka, Kursk, July 1943: An Operational Narrative”, de Valeriy Zamulin, publicado originalmente en Rusia en el año 2005, y en inglés en el 2011. Zamulin fue director del museo de la batalla de Kursk en Prochorowka. El libro ha recibido buenas críticas. No es caro, son unos 43 dólares que, dada la calidad del libro, está bien.

    Dicho lo cual, suscribo las palabras de Sebastián, bienvenido sea todo trabajo riguroso y bien documentado, y éste lo es.

    Por cierto, me consta que se está preparando la salida de un nuevo monográfico sobre la batalla de Kursk, que va a tener no menos de 800 o 900 páginas, a cargo de Chris Lawrence. Los especialistas lo esperan con impaciencia.

  5. Hola Isidoro, supongo que con las prisas no me he expresado, me referia al comentario anterior de JF, indicando que siempre tenemos la visión del mundo anglosajón y que falta la del bando perdedor…… Si, falta visión alemana ( hoy nos podemos felicitar de la publicación de “Nunca nieva en Septiembre” ) y japonesa ( la italiana seria 50/50 ), pero la visión rusa es un hueco a cubrir enorme en la bibliografía en castellano.

    Saludos !!!

  6. Magnífica reseña Isidoro! El precio del libro es ajustado pero al alza, jeje. Estoy deseando hacerme con él, quizá como regalo de 1ª comunión 🙂

    saludos!

  7. Se me hace muy raro que Isidoro reseñe este libro, la verdad. Y mira que lo ha reseñado bien. Jeje.

    Felicidades por la reseña, mi estimadísimo amigo. Y no añadiré mucho más, porque ya tuvimos ocasión de hablar sobre ello largo y tendido.

    Saaaludos.

  8. Hola,

    gracias por vuestros amables comentarios. Determinado programa me hizo ir a por el libro como las postas, y he aquí la reseña… Por cierto, se me han ido muchas horas en leerlo. Son 450 páginas, pero de esas de doble columna…

  9. Han pasado un par de años desde esta reseña, y mis lecturas sobre Kursk desde entonces hasta hoy me permiten obtener la siguiente conclusión: George M. Nipe no es un hombre querido en el mundo académico por las simpatías que muestra ante las Waffen SS. Es rarísimo ver una referencia a Nipe en un libro de corte academicista. Pero los académicos, hasta donde yo sé, no se han parado en contar con el nivel de detalle que ha contado Nipe, A NIVEL TÁCTICO, las batallas en Kursk día a día, desde el día 5, hasta Prochorovka y el final. Los grandes trabajos que reflejan, digamos, el estado de la cuestión, ya sea el contenido en el volumen VIII de “Das deutsche Reich und der Zweite Weltkrieg”, escrito por el eminente Karl Heinz Frieser o la tesina del doctor Roman Töppel sobre los mitos de Prochorovka no se entretienen en contar los combates con el nivel de detalle con que Nipe los cuenta. Sólo Glantz se acerca, en su libro sobre la batalla de Kursk, a explicarlos. Me queda la duda del superestudio analítico de Niklas Zetterling sobre Kursk, que no he leído, pero apostaría a que no lo hace tampoco. Cuidado, no digo, ni mucho menos que sean trabajos peores. Digo que si se quiere saber lo que estaba haciendo la Leibstandarte el día 6 de Julio por la tarde, eso sólo está disponible en el libro de Nipe. Y lo mismo para la Grossdeutschland, y cualquier división del XXXXVIII PzKorps. Los otros trabajos que he citado son de matrícula de honor, pero no se ocupan del devenir táctico del día a día.

    En una ocasión un autor puso un ejemplo de cómo Nipe sí se había entretenido en consultar unos datos referentes a las SS, pero no los mismos sobre la, creo recordar, 11 Panzer en Kursk. Se trataba de un agravio comparativo, en donde la que salía perjudicada era la historia de la 11 Div Pz. La simpatía que denota Nipe por las Waffen SS es incuestionable, y eso se ve en el celo que aplica al indagar en las fuentes. Esto es algo que no gusta en los círculos académicos.

    Por eso no voy a defenestrar el libro. Yo lo sigo recomendando encarecidamente. Con todos sus fallos es el mejor libro, sin duda, SOBRE LA ACTUACIÓN DEL II CUERPO PANZER DE LAS SS en KURSK.

  10. Yo leí a Nipe en la lengua de Cervantes gracias a la edición que hizo Platea de Decisión en Ucrania por lo que habrá que animar a la gente de la editorial a que edite este libro que precede al de Decisión…Una forma de animarlos es comprando el libro de Nipe actualmente disponible porque si fracasan en su empeño editorial/económico con respecto a Decisión no creo que se atrevan a publicar otro mas del mismo autor. De todas maneras, Kursk es un tema muy editado en castellano sin los grandes libros de Frieses, Glantz o este de Nipe; me imagino que en el libro de Citino dedicado al año 43 que va a sacar Platea también se tratará el tema de Kursk y el “gran bluff” de Provorovhka. Y Almena acaba de sacar la IIª parte del libro que dedica a la Leibstandarte…No hay poco que leer.

  11. Gran libro. Sí señor. Lo leí hace unos años y guardo un excelente recuerdo. Además, buenas fotos y fantásticos mapas. Comprado en la ya desaparecida Libros Reyes. ¡Qué tiempos!

    Nipe es un gran estudioso del tema y su lectura es mucho más fácil y agradecida que Glantz. Por desgracia su obra Decisión en Ucrania, en mi opinión, ha sido minusvalorada.

    Si hablamos del Frente del Este, mi predilecto junto con David Stahel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *