Belchite, Amaro Izquierdo

A sangre y fuego

Belchite, una batalla de la Guerra Civil Española sobre la que se ha escrito poco en comparación con las batallas de Madrid y alrededores y la del Ebro. Pues ojito, esta obra no es una excepción, ya que a pesar de su llamativo titular, de las 285 páginas del libro solamente unas cincuenta se ocupan de la batalla. Con esto no pretendo restar valor al libro, sino simplemente constatar un hecho y decir que el titular puede llevar a engaño a más de uno. La mayor parte del libro describe las desventuras de un pobre alférez cautivo del ejército rojo, y os aseguro que es un relato impresionante y que merece ser leído, sin disminuir la intensidad y atracción con la que describía los combates de Belchite.

La obra se constituye en dos partes bien diferenciadas: la batalla y el cautiverio.

La parte de la batalla está contada a modo de diario, comenzando en el 18 de agosto, cuando el alférez Izquierdo al mando de su unidad y a pie de trinchera, observa con sus prismáticos los movimientos del enemigo que prometen una próxima ofensiva. No nos cuenta nada de su vida, ni siquiera de su carrera militar ni de cómo ha llegado hasta allí. Amaro Izquierdo es un hombre de acción y que va al grano y así lo demuestra en el comienzo de su libro. El relato de la batalla es sensacional y su defensa del Arco de San Roque debió ser tremenda. Comienza con unos cien hombres y terminan cinco, prácticamente sin municiones debieron retirarse de la posición.

El 11 de septiembre es cogido prisionero, no diré cómo porque son unos acontecimientos bastante novelescos y prefiero que quien vaya a leerlo lo descubra por sí mismo.

A partir de esta fecha comienza la parte del cautiverio, que ya no está contada a modo de diario sino por capítulos de mayor duración, que coinciden con las diversas cárceles por las que va pasando. Como si de Papillon se tratara, el hambre la sed y el frío serán a partir de ahora los compañeros de viaje del oficial.

El carácter apasionado del alférez queda reflejado en la obra, en la lucha en Belchite donde nos narra con gran dolor las muertes de sus compañeros que van cayendo alrededor suya; como en las prisiones, el hambre que sufre, los castigos de los carceleros, la soledad a la que se ve marginado en varias ocasiones, etc…

Es precisamente este carácter lo que le hace meterse en tantas complicaciones (por desgracia para él y afortunadamente para nosotros lectores) que hacen la narración tan entretenida, como por ejemplo   las varias veces que se encaró con sus guardianes o cuando se puso a cantar el Cara al Sol a voz en grito desde su ventana de la prisión de Valencia. Profundo idealista, el autor escribe con el convencimiento de que su causa es la justa, admirador de Franco y católico, se cree superior tanto militar como moralmente a sus enemigos y carceleros.

El libro está salpicado con multitud de reflexiones filosóficas (no muy profundas que digamos) conforme las situaciones que le van surgiendo. El estilo me ha gustado, sorprendentemente fluido, y en cuanto a la riqueza del vocabulario es más que aceptable. Solamente le pongo un pero y es que las descripciones de los lugares por los que transcurre brillan por su ausencia.

Al final, durante la fuga la obra termina siendo un pequeño homenaje a la amistad eterna, esa que se forja en las más extremas penalidades.

Editorial: Acervo
Año: 2004
ISBN: 84-7002-144-3
Páginas: 285
Encuadernación: Rústica

13 pensamientos en “Belchite, Amaro Izquierdo

  1. Precisamente este verano he visitado las ruinas del viejo Belchite, impresionante testimonio vivo de la Guerra Civil española. Hace tiempo que quería visitar dicho lugar y este mes de agosto no he podido resistirme a hacerlo.

    En cuanto al libro autobiográfico de Amaro Izquierdo lo leí hace ya un tiempo, me lo recomendó un compañero de un foro dedicado a la GCE y al final me picó la curiosidad y me hice con él. Coincido con teiter en que el título puede ser algo engañoso, la acción en Belchite constituye la primera parte de la obra, apenas 50 páginas, pero eso sí, son realmente apasionantes y llenas de acción. La segunda, referida prácticamentre casi toda a su cautiverio en manos republicanas, tiene cierto aire novelesco, algún detalle del mismo me parece ciertamente exagerado, como su conversación con el mismísimo Jefe de Gobierno republicano, Juan Negrín. Puede que este hecho fuera verdad, no lo sé, pero a mí me chirría un poco.

    Otro aspecto que me emocionó mucho de este libro fue la descripción del autor del Penal de San Miguel de los Reyes en Valencia. Este presidio en manos de la República acogió entre sus muros a numerosos presos del bando nacional, muchos de ellos capturados en la Batalle de Teruel, como fue el caso de mi abuelo paterno.

    En fin, un libro ameno, de rápida lectura, que seguro que agradrá a los interesados al estudio de la Guerra Civil española.

    Un saludo.

  2. Coincido con David, la visita a Belchite es impresionante. Por Zaragoza circula un dicho “más tiros que la torre de Belchite”, y no en vano, ya que pueden verse innumerables marcas de proyectiles en las torres de las dos iglesias del pueblo. También hay muchos agujeros de bala en el interior.
    El Arco de San Andrés (que es donde transcurre la mayor parte de la narración de la batalla del libro reseñado) se encuentra rodeado de andamiajes y en proceso de restauración/consolidación, a ver si aumentan los fondos para estas obras y hacen lo mismo con todos los edificios emblemáticos del pueblo viejo.
    Por cierto mientras estábamos allí aparecieron dos parejas de artificieros del ejército con un pastor alemán, supongo que buscando explosivos.

  3. Ah, la pena que no encontré el bunker de Fuendetodos, dimos unas cuantas vueltas con el coche y a pie… y nada. Ahora, mirando en Google Earth me doy cuenta de que estuvimos a unos 500 mts del dichoso bunker.

  4. Para hacer visitas guiadas podéis contactar a través de la siguiente página http://campobelchite.creatuforo.com

    El libro de Amaro Izquierdo no está mal, algo novelado, pero bastante fiel. Se puede reconstruir toda la narración visitando los lugares que el autor menciona (conociendo el pueblo eso si).El Arco no es de San Andrés es de San Roque y se acaba de restaurar.

    Un saludo

  5. Impresiona el viejo Belchite. Lo visite en2011. Creo que volvere.ELlibro de Amaro Iquierdo, sin restar meritos asu gesta parece mas un panegirico a su persona que otra cosa.

  6. Puedo asegurar que todos los hechos documentados en el libro son fieles a esa cruda realidad que en ocasiones supera a la ficción.
    La acción de Belchite ciertamente apenas ocupa las 50 primeras hojas del libro. El motivo tan simple como que la Editorial Acervo, decidió en su día, recortar la gran parte del manuscrito original que el autor cedió para su publicación.

    Hoy mi deseo simplemente es hacer un comentario de Amaro Izquierdo, dejar constancia de que ha sido el hombre más bueno y más bondadoso que he conocido, esa persona que siempre tendíó su mano a todo el que le pedía ayuda, que nunca le intereso el poder ni el dinero, que se limito a ser inmensamente feliz con su familia y su trabajo y que a sus hijos enseño a respetar y a valorar lo hermosa que es la vida en un pais donde reina la paz. Un millón de gracias Papa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *