Batallas decisivas de la Segunda Guerra Mundial, Siegfried Westphal

Nos encontramos frente a un libro cuyo título podría inducir a error. No se trata en absoluto de un volumen del tipo “Las 100 mejores torrijas de la guerra mundial” que en los últimos tiempos se reproducen como amanitas en los estantes de las librerías. Muy al contrario, se trata de una revisión estrictamente personal de algunos de los grandes eventos de la segunda guerra contados por algunos de sus protagonistas.

Siegfried Westphal, autor y coordinador del libro, fue un oficial alemán altamente condecorado que acabó la guerra como General de Caballería. La obra se estructura en seis grandes bloques temáticos, referentes a sendas batallas y abordados por algunos de sus protagonistas, que constituyen una verdadera “escalera de color”, a saber:

– La Batalla de Inglaterra, comentada por el General Kreipe de la Luftwaffe.
– La Batalla de Moscú, narrada por el General Blumentritt.
– La Batalla de El Alamein, analizada por el Teniente General Fritz Bayerlein.
– La Batalla de Stalingrado, contada por el General Zeitzler.
– La Batalla de Normandía, según la visión del General Bodo Zimmerman.
– La Batalla de Las Ardenas, tratada por el General von Manteuffel.

Al final de cada uno de estos estudios introduce Siegfried Westphal un pequeño artículo de su propia cosecha a modo de epílogo y de hilvanado de acontecimientos que permiten introducirse en la siguiente batalla sin perder el tracto sucesivo de las operaciones bélicas.

Ni que decir tiene que las impresiones de dichos generales son del máximo interés, no por su veracidad (aunque se le supone) sino por ser la perspectiva de altos oficiales que vivieron la contienda de primera mano. Por poner un ejemplo, el General Kreipe cuenta como los líderes de las escuadrillas de vuelo se dieron cuenta por primera vez en Dunkerke de que Inglaterra estaba lejos de ser derrotada, como pensaban ya por esa época Hitler, Keitel o Goering. No falta la autocrítica hacia las armas alemanas ni el reconocimiento de la eficiencia o de los actos de valor del ejército alemán.

En mi caso particular ha sido de especial interés el estudio del General Zeitzler, Jefe del Estado Mayor del OKH cuando se desencadenó la operación Urano que embolsó al Sexto Ejército en Stalingrado. Manstein en sus memorias (y también Weichs o Sodernsten) se quejan amargamente de la imposibilidad de convencer a Hitler sobre una retirada inmediata de las tropas cercadas. Vagamente comenta Manstein que el General Zetizler estaba de acuerdo con sus puntos de vista y de que trataba que el Führer cambiara de opinión. Este estudio arroja luz detallada de todos los empeños que puso Zeitzler, efectivamente, en tal tarea, detallando todas las discusiones que tuvo con Hitler y, en concreto, una en la que tuvo que ser tan vehemente respecto a la cuestión del suministro aéreo por parte de al Luftwaffe, que se ganó la abierta enemistad de un Goering presente y vacilante.

Como último apunte hay que poner negro sobre blanco el mal endémico editorial español en estos temas: la traducción es nefasta. Ni siquiera ha sido repasado el texto, que está plagado de principio a fin de incongruencias como por ejemplo la de la página 28: “Tres Dorniers debieron hacer aterrizajes forzosos detrás de nuestras líneas, con balas en nuestras tripulaciones […]”, o la de la 29, donde habla del Heinkel III, y así hasta la última página.

En definitiva, es un libro que merece la pena aunque el sufrido lector español tenga que pasar una vez más por la penitencia del idioma.

Nº páginas: 344 pags
Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788496803060
Nº Edición:1ª, Malabar
Año de edición:2007
Plaza edición: BARCELONA

22 pensamientos en “Batallas decisivas de la Segunda Guerra Mundial, Siegfried Westphal

  1. Efectivamente, es un libro muy interesante al estar escrito por gente que vivió sobre el terreno los hechos. Zeitzler era un gran soldado, uno de los pocos que se atrevió a discutirle a Hitler sus estupideces operacionales.

  2. Enhorabuena por la reseña Verdov y, sobre todo, por la recomendación de una obra que parece muy interesante para todo aficionado a la II Guerra Mundial por la visión que nos puede ofrecer del conflicto.

    Como tú bien indicas en tu entrada de la reseña, al leer el título a uno le vienen a la cabeza obras como las de Jesús Hernández que se venden como rosquillas en las grandes superficies pero que poco o nada aportan al lector medianamente introducido en esta temática.

    Desde luego que esta obra no me la pierdo. Gracias de nuevo por la recomendación.

  3. Bueno, veo que vienes con energías.

    Me apunto el libro, en todo caso, pero voy a ver si me hago con el en anglosajón. Yo ya paso de traductores (con todo el respeto debido a unos pocos, que, me consta, saben hacer su trabajo).

    Saludo.s

  4. Vaya bienvenido Verdoy, otro amigo que se anima a reseñar en Novilis. ¡Estamos de enhorabuena pues!. Una esclarecedora reseña, creo que he visto el libro varias veces incluso en centros comerciales a modo de saldo pero al ver el título ni me molesté en leer la contraportada. Para que luego digan que el marketing no hace su trabajo, con ese título a más de uno le habrá pasado como a mi y habrá pasado al lado del libro pensando que es una “mierda” más recopilatoria de esas que no valen para nada y sin prestarle la más mínima atención, y mira que grata sorpresa la que nos cuentas. Lo de las traducciones ya es harina de otro costal, es un debate sin fin.

  5. Muy buen libro. A pesar de que los escritores no son, obviamente, imparciales en cuanto a errores y aciertos, es muy interesante leer los puntos de vista de quienes estuvieron en puntos clave de cada operación. Yo lo tengo en una edición de Luis de Caralt de 1965, la traducción es buena, eran otros tiempos…

  6. Hola a todos, gracias por la bienvenida. Estoy encantado de poder participar en Novilis.

    Efectivamente, como apunta Luismi, creo que el diseño de la portada ha sido un gran error. Quizás intencionado, buscando precisamente la compra masiva.

    saludos

  7. Bueno, es que realmente al ver el título y la foto ya no me interesaba nada más del libro. Al margen que realmente no tengo el placer de conocer al Sr. Westphal.

  8. Me sumo a las felicitaciones y a la bienvenida a Verdoy. Yo si tengo le libro y en su día lo leí. Tengo gratos recuerdos del mismo, me pareció muy interesante tener los testimonios de primera mano de estos altos mandos, aunque igual que en el caso de Manstein o Guderian en sus memorias, me sonaron en algunos pasajes demasiado autojustificativos.

  9. He de decir que tras leer la reseña, me ha parecido un libro muy interesante, y para variar será instructivo leer esos testimonios de quién tenía grandes responsabilidades de mando en el momento de producirse áquellas. Eso sí, visto que la traducción de la edición del 2007 es pésima, me haré con la edición de los años 60 publicada por la editorial Luis de Caralt. Estoy cansado de excelentes libros, echados a perder por traducciones nefastas ( “Un ejército al amanecer” o las memorias de Von Luck, son dos buenos ejemplos). Una muy buena reseña.

    Saludos

  10. Quisiera hacer una pequeña aclaración: ambos libros, el publicado por Luis de Caralt y el de Malabar/Inédita, son exactamente el mismo libro, con traducción de Javier Mariñas. Por tanto, una traducción no es mejor ni peor que otra, es que es la misma.

  11. Hola, efectivamente la editorial es Malabar. Para abundar más, el título original es “The Fatal Decisions”. Lo de Inédita debe ser un error (la ficha técnica la copié de la web de la casa del libro).

    saludos

  12. Lo compré cuando salió hace años pero he ido postergando la lectura no se muy bien porqué. Y cuando lo compré lo hice porque era el punto de vista alemán de la IIGM con autores tan fascinantes como von Manteuffel (diablo en castellano) o Bayerlein que estuvo muy cerca de Rommel. Tal vez con esta reseña me anime a leerlo, gracias por ello Verdoy.

  13. No, Verdoy, tenías razón, es Inédita/malabar (Inédita al fin y al cabo).
    Las reediciones que realizó son exactamente iguales que las de Caralt (Guderian, Manstein, Westphal, etc.). çEs decir, son los mismos libros y las mismas traducciones.
    Saludos.

  14. Bienvenido, Verdoy, me alegra que vengas a engrosar las filas de los reseñadores de Novilis, y buen principio reseñístico.

    Tengo el libro, sin leer, aunque siempre me dio buena espina poder leer a Bayerlein o Manteuffel y tú me lo has cinfirmado. Gracias.

  15. Lo conseguí mutilado, lo tengo desde la tercera parte. Me encanta por los datos para la elaboración de estrategias.

  16. Gracias por la recomendación, 7 años después.
    Voy a hacerme con él, me interesa la versión alemana del desarrollo de estasa batallas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *