Así fue la guerra submarina, Harald Busch

¿Qué de atractivo puede tener un libro en que se narran las monótonas patrullas por el Atlántico Norte o por el Mediterráneo en un submarino alemán?. ¿Qué excitación se puede sentir al leer con un estilo narrativo bastante flojo las rutinas diarias a bordo de un U-Boot?. ¿Qué puede aportar a la historia un simple marinero que sobrevivió a la brutal guerra en el mar durante la Segunda Guerra Mundial?. Si eres un apasionado de la Historia Naval, entonces sigue leyendo y encontrarás respuesta a todas estas cuestiones, sino mejor pulsa el botón de tu ratón y abandona la nave lo antes posible!!

¿Qué sería de nosotros sin estos libros?. Estos libros que pueden aburrir a cualquier mortal, que literariamente hablando son bastante flojitos y que para muchos históricamente  no aportan nada nuevo al no ser el protagonista un gran estratega o lider. Para los amantes del mar y de la historia naval como un servidor, son todo lo contrario.

No hay nada más excitante que un marinero, un superviviente, te cuente de primera mano sus experiencias abordo de un U-Boot. Desde las vivencias más triviales y las más rutinarias hasta las situaciones de combate más complejas y difíciles. Y esto no es ni más ni menos lo que hace nuestro amigo superviviente Harald Busch. Además de aportar su testiminio con un dominio explícito sobre lo que narra, aporta testimonios y vivencias de otros camaradas, desde simples marineros como el a grandes comandantes como Topp o Schnee entre otros. Todo para dar un repaso a cómo se desarrolló a lo largo de toda la contienda el lucha submarina y haciendo un poco de hilo conductor y portavoz de todos sus camaradas.

Aunque el título puede presuponer que nos encontramos ante una obra que abarca todo el conflicto en su magnitud, hay que detallar que el amigo Busch se deja bastantes temas en el tintero, como es lógico. Una pena por cierto que no haya comenzado su relato con la participación de los submarinos alemanes en la Guerra Civil española. Fue un gran campo de entrenamiento donde se pusieron a prueba y establecieron las primeras bases de sus futuras tácticas.

Hoy en día ya tenemos muchas publicaciones y libros traducidos sobre el tema. Pero hace unos cuantos años eran libros muy difíciles de conseguir, como este libro de la editorial Juventud que yo leí hace algunos años y que ahora he podido volver a disfrutar de él gracias a su reedición. Aunque como digo, ya hay muchos otros libros, estos primeros libros guardan un sabor especial y es toda una suerte que vuelvan a ver la luz, de hecho esta creo que es la 6º edición ya.

Un libro muy recomendable para todos los amantes del tema, un tema que tiene mucha atracción. Si queréis por unos momentos sentir el agobio de la presión del agua rompiendo contra el casco, o emocionaros con las historias de camaradería que se destilaba en esos pasillos de camas calientes y semanas de patrullas no podéis dejar pasar la oportunidad. Eso sí, no esperéis una obra de arte, una obra con un fino estilo, ordenado y encuadrado, es bastante caótico y dispar, llevándote de un lado para otro, saltando de un tema a otro; como si la lectura se moviera en una marejada considerable.

Encuadernación: Encuadernación en tela
ISBN: 9788426107381
Nº Edición:6ª , Ed. Juventud
Año de edición:2009
Plaza edición: BARCELONA
 

9 pensamientos en “Así fue la guerra submarina, Harald Busch

  1. Otro para la lista de futuras lecturas, esta no será para mí la primera lectura sobre esta guerra submarina, pero siempre disfruta uno con relatos que son hechos reales no novela por lo que su valor es para mí mucho mayor mas, cuando parece que la realidad se empeña en demostrarnos que supera la ficción.
    Gracias por tu aporte navegante

  2. A mí el libro me encantó, me siento muy identificado con la reseña.

    Eso sí, este es más de relatos y narración de experiencias y cruceros, para un estudio de las diferentes fases de la guerra me gustó más 10 años y 20 días, de Dönitz…

  3. Gracias por vuestras palabras camaradas. Desde luego es un libro muy distinto al de Donitz como apunta Strolche. Y he aquí lo bueno de estos libros, al igual que otros de testimonios directos de soldados por ejemplo de otros frentes. Lo bueno es poder leer un libro de el lider que ha manejado los hilos en un determinado frente, como Donitz en la guerra submarina o por ejemplo Rommel en el Norte de África y luego poder complementar esos estudios con estos relatos de soldados que estuvieron bajo su mando, como es el caso de Busch o de Von Luck en el caso de Rommel. Y gracias a los últimos tiempos cada vez tenemos más estas dos versiones o vertientes de poder estudiar los conflictos y poder llegar más lejos con todo lo que se está editando.

  4. Buena Navegante!!. Efectivamente toda una suerte para los que no pudimos disfrutar de estos libros de la Editorial Juventud en sus primeras ediciones hace años y que ahora se estén reeditando. Desde luego no han perdido para nada ese nivel de libros de referencia por muchos años que hayan pasado y por mucho que se haya editado posteriormente sobre los temas navales.

  5. submarinos alemanes en la Guerra Civil española.

    Nuestra querida república ya contaba con dieciséis unidades de submarinos;mucho antes de que una bisoña kriegsmarine se convirtiese
    en lo que después fue.

  6. Pero para ser justos… hay que decir que nuestra querida España, su Gobierno (llena de políticos caducos) y su Armada (solo le interesaba que brillaran sus galones y pulcros uniformes) tenían la “visión de oso hormiguero”. Al submarino de nuestro ilustre Isaac Peral no se le dio importancia, llegando a comentar: “el submarino tendrá muy poca utilidad militar” demostrando una ignorancia y nula visión de futuro. La Marina Española no poseía ni una unidad de esa clase, cuando el “as” von Arnauld llegó con el “flamante” U-35 al puerto de Cartagena allá por el año 1916… La “Kaiserliche Marine” si tuvo la visión de futuro y utilizó su efectiva Arma… y desarrolló más que ningún otro país: “El submarino”

    Un saludo.

  7. Leí en algun lado que tras el fin de la guerra muchos submarinos no regresaron a base para rendirse, sino que se hundieron o simplemente desaparecieron. ¿Es eso cierto?

  8. Has leido bien, algunos submarinos incluso fueron desguazados o aprovechados… Un hecho destacable es el saber que muchos submarinos (unos 225) ni siquiera vieron el agua: se quedaron en gradas de los astilleros en Alemania al finalizar la guerra.

    De no haber intervenido los USA, es muy probable que Alemania hubiese ganado la guerra en 1917. Alemania con su eficaz Arma: el Submarino, hundía más barcos mercantes de los que los aliados y neutrales construían.

    “Así fue la guerra submarina…” de la Gran Guerra.

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *