Agosto 1914, Alexandr Soljenitsin

agosto 1914-alexandr soljenitsin-9788496626447

Agosto 1914 es la narración en forma de novela de la batalla de Tannenberg, acaecida durante dicha fecha a comienzos de la Primera Guerra Mundial enfrentando a alemanes y rusos. Como se podía imaginar, está contada desde el punto de vista ruso tomando varios personajes, algunos históricos y otros inventados.

La historia comienza con varias familias desconocidas de la Rusia profunda y sus primeras reacciones e inquietudes ante el estallido de la guerra. Esto son varios capítulos y no tiene relevancia alguna para el posterior desarrollo de la obra.

En determinado capítulo se nos introduce de sopetón en la batalla a través del punto de vista del general Samsonov, comandante del 2º Ejército ruso. A partir de aquí va pasando por distintos personajes, tales como un sargento de artillería entregado a su cometido, un subteniente que quiere desertar, un soldado raso, campesino, con una filosofía de vida muy particular…, pasando por algunos de los generales de cuerpo de ejército totalmente ineptos o directamente cobardes que propiciaron la escandalosa derrota sufrida. También hace un “cameo” el general alemán Françoise, con una simpática anécdota.

Pero sobre todo, el hilo conductor de la trama de la batalla corre a cargo del coronel de Estado Mayor Vorotintsev, un hombre con ojo crítico, voluntarioso y optimista, una rara avis dentro del conglomerado de estómagos agradecidos que poblaban los estados mayores del ejército ruso de principios de siglo. A través de este personaje (no sé si es real o inventado), asistimos a la descripción de los episodios más intensos del combate, de los interminables movimientos de tropas, del cansancio y hambre del soldado de a pie, etc…

Vorotintsev se desespera ante la incompetencia de ciertos altos oficiales, de la descoordinación entre divisiones de un mismo cuerpo, y entre cuerpos de un mismo ejército; según el coronel, el ejército ruso no sabe dirigir formaciones de tropas mayores de regimiento. Otro asunto es la nula preparación del ejército para la ofensiva, muy precipitada, para la que no había una planificación correcta, siguiendo por la ausencia de cifrado en los radiotelegramas, pasando por la desastrosa logística de vituallas y municiones.

Finalmente Vorotintsev queda cerrado en el cerco y junto con un pequeño grupo de soldados de distintas unidades, se las ingenia para salir y vuelve al Estado Mayor General para informar a los artífices de la debacle y nombrar culpables. El coronel aún cree que se puede sacar algo positivo de todo esto y es que el Estado Mayor reaccione y nombre a los comandantes en función de sus méritos militares, y que tomen conciencia de la inferioridad de preparación del ejército ruso frente al alemán. Sin embargo, la llegada de la noticia de la victoria contra los austro-húngaros, hace olvidar rápidamente la derrota en Tannenberg.

La narración y estilo son brillantes, no en vano estamos hablando de un premio Nobel, sin embargo el seguimiento de la batalla es confuso, no hay orden claro y tan pronto están hablando de la retirada de unas tropas en un sector como del avance de otras en otro. En ese sentido no puede ser sustitutivo de cualquier buen ensayo histórico-militar. También añadir que, para tratarse de una novela, se echa de menos un mayor énfasis y detenimiento en los horrores de un bombardeo o de una carga a la bayoneta. Era de esperar que una obra de casi 600 páginas sobre una gran batalla estaría llena de estos momentos, sin embargo son más bien escasos.

Por último, ojo con las fechas, porque las de este libro son del calendario juliano, que lleva algunos días de retraso respecto del nuestro. A mí me llevó a confusión al principio.

ISBN: 9788496626447
Nº de páginas: 570 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: STYRIA
Año: 2007
Lengua: Castellano

6 pensamientos en “Agosto 1914, Alexandr Soljenitsin

  1. Telter te felicita por la reseña, el tema (PGM) y el volumen de la obra elegida. Este es ya un libro un poco añejo que salió algunos años antes del boom del 2014. Creo que el libro es la primera parte de una trilogía que la editorial no editó en su integridad me imagino que por la poca rentabilidad del primer tomo. Yo lo compré en su momento y lo quiero leer con un libro sobre el mismo tema y desde el punto de vista ruso titulado «El pueblo en la guerra» de Sofía Fedórchenko que es un conjunto de conversaciones con soldados rusos mantenidas por la autora del libro, enfermera en el Frente de Este.
    Te reitero la triple felicitación por la reseña.

  2. Muy amable viçent, te lo agradezco.
    Me gustaría que alguien que haya leído este Agosto 1914 y el Los cañones de agosto de Barbara Tuchman, nos comentara diferencias y similitudes y cuál le pareció mejor.

  3. Y bueno, entre ambos libros hay todas las diferencias que puede haber entre un ensayo y una novela.

    Bajo esa premisa, pienso que el de Barbara Tuchman es mucho más como ensayo, que el de Solyenitzin como novela. A mí “Agosto 1914” me resultó una lectura árida y tediosa, de ninguna manera comparable a las mejores obras del escritor ruso. Hace tiempo comenté en otra parte que la novela padece el defecto de sacrificarlo todo, incluso la emotividad, a un afanoso rigor documental. Esto es algo que a cualquier novela termina pasándole la cuenta: en el caso de “Agosto 1914”, la narración se vuelve muy pronto una cosa opaca, gris, sin nervio. No me extraña que Styria desistiese de publicar el resto de la tetralogía (pues son cuatro volúmenes, las cuatro partes de un ciclo titulado “La rueda roja”).

    Saludos.

  4. Pensaba que Los cañones de agosto era también novela.
    A mí de Agosto 1914 solo se me han hecho pesados los capítulos que transcurren en el interior de Rusia. No aportan nada salvo una excusa para que el autor exponga sus reflexiones políticas y sociales. Totalmente prescindibles.

  5. Lo que son las apreciaciones… En mi opinión lo mejor de la novela está justamente en los pasajes relativos a la retaguardia, “el frente interno”; reflejan la atmósfera social del momento y son los más atingentes al hilo conductor del ciclo, que es el camino de Rusia a la revolución.

    También es cuestión de gustos, claro. Confieso que la descripción minuciosa de operaciones militares me abruma.

  6. Mi opinión del libro es muy similar a la de Rodrigo, hice un verdadero esfuerzo por no dejar el libro a medias, para mi gusto, muy por debajo del nivel, que esperarías de un autor de tanto renombre. Y coincido también, en que los capítulos que se salvan del libro, son precisamente los que transcurren fuera del ámbito de la batalla en si. La reseña sin embargo es muy buena. Acabo de descubrir la página y espero visitarla con frecuencia. Saludos desde Guatemala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *