A puerta cerrada, Laurence Rees

Historia oculta de la Segunda Guerra Mundial

-Pregunta a los camaradas si tienen palas.
-¿Qué, camarada Stalin?- quiso saber Stépanov.
-¿Tiene palas los camaradas?- repitió el dirigente soviético.
Tras consultar con los mandos que lo acompañaban, el comisario volvió a preguntar:
-¿De qué clase, camarada Stalin: de las de zapador , o de otras?
-Da igual.
-Sí, camarada Stalin -respondió su interlocutor – tenemos palas. ¿Qué tenemos que hacer con ellas?.
-Camarada Stépanov, ve y di a tus camaradas que las usen para cavar sus propias tumbas. No vamos a abandonar Moscú.

¿Cómo se sentía la guerra desde dentro?, ¿qué pensaba Stalin, Roosevelt o Churchill en el interrior de sus gabinetes, a puerta cerrada?. ¿Qué fachada se escondía en los dirigentes de las naciones aliadas tras las conferencias donde mostraban públicamente su amistad y consenso?.

Estas y otras muchas preguntas son respondidas por Laurence Rees en un estudio pormenorizado de todo lo ocurrido a nivel político e interno de la contienda. Desde el comienzo del mismo con el pacto Ruso-Alemán hasta el final de la guerra y las consecuencias políticas y reparto de esferas de influencias.

Una vez abiertos a los investigadores los ficheros, las fuentes y los documentos ocultos durante décadas en la extinta URSS, se ha podido acceder a muchísima información que aporta una visión y una lectura de todo lo que ocurría de puertas para adentro del Kremlin. Información oculta no solo a los investigadores sino al propio pueblo durante tanto tiempo, como por ejemplo el pacto de no agresión Alemán-Soviético de última hora de 1939. Cuando Rees pregunta a la gente el cómo se explicaba ese pacto en la escuela rusa, sencillamente los ya ancianos responden que nadie en la URSS supo nada de ese pacto hasta 1990 con la caída del comunismo.

Las fuentes de los aliados occidentales siempre han estado más abiertas, pero los documentos sovéticos hasta hace relativamente poco han estado cerrados y ahora es cuando se puede tener una visión global de lo acontecido fuera de las cámaras y de la pose pública en las conferencias de Teherán o Yalta por ejemplo. Apoyado no solo en esas nuevas fuentes, sino también en testimonios de personajes que en su día estuvieron en el lugar y en el momento en que ocurrieron los hechos el puzzle se completa con testimonios directos y fragmentos de conversaciones como la que abre la reseña.

Todas las fases de la guerra, desde el reparto entre Alemania y Rusia de Polonia y la más que esquizofrénica respuesta del Reino Unido; por un lado declarando la guerra a Alemania por la invasión de Polonia y por otro pasando el brazo por el lomo de la URSS en su también invasión de Polonia, pasando por las fases de la guerra en Europa, la invasión de la URSS, la defensa de Moscú, las contraofensivas Rusas, las batallas de Kursk o Stalingrado, la apertura del segundo frente con el día D, y así hasta llegar a Berlín. La visión del libro que pasa por todas estas fases de la guerra es una visión política, cómo llegaban las noticias y cómo se interpretaban, qué relaciones y reacciones tenían entre los distintos aliados y en definitiva cómo se iba desarrollando todo el entramado político, complejamente político de unos aliados que aparcaban sus ideologías, sus principios y sus prejuicios para derrotar a un enemigo común pero que en el ambiente y en la atmósfera flotaban y estaban presentes, esas creencias, principios y prejuicios. En una palabra, esa desconfianza de un supuesto aliado estaba permanentemente presente en todo momento, pero eso no trascendía, todo quedaba a puerta cerrada y ahora esa puerta se ha abierto y se puede acceder a esa más que interesante información y visión desde otro punto de vista del conflicto.

Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788474239232
Nº Edición:1ª, Crítica
Año de edición:2009
Plaza edición: BARCELONA

7 pensamientos en “A puerta cerrada, Laurence Rees

  1. Interesante, muy interesante. Tengo ganas de leer cosas internas del encuentro entre Molotov y Ribbentrop y por otro lado enteder la actuación del Reino Unido.

  2. A mi lo que no me gusta es el precio, creo que estos libros que rondan los 30€ se podrían ajustar un poquito más y hacerlos más asequibles.

  3. Vaya pájaro estaba hecho el amigo Stalin, consiguió amedentrar a los aliados occidentales y sacarles todo lo que quiso al final de la guerra.
    Con respecto a Ribbentrop aun hoy en día sigue siendo una especie de “misterio” por qué Hitler lo nombró Ministro de Asuntos Exteriores. Tenía fama de incapaz y de trepar por el partido, abriéndose camino a costa de los demás y no era querido ni si quiera por los principales dirigentes nazis como Goebbles o Goering. El libro pinta bastante bien pero estoy con Oleg, algo subido de precio, tendrá que esperar.

  4. Yo estoy leyendo este libro y resulta , al menos las primeras 100 pags, muy interesante. El cinisco , la hipocresía, el interés que manifiestan en las relaciones internacionales, tanto las dictaduras nazi y soviética, como las democracias, Inglaterra y Francia. Las relaciones ruso-alemanas son sorprendentes. Es el primer libro que leo que aclara dicha relación.
    Muy recomendable esa “historia oculta”, la diplomacia vista desde atrás…. ¿seguirá siendo similar hoy día?

  5. No lo dudes, incluso puede que peor. A la vista está por ejemplo todo lo que sucede en el seno de la Unión Europea, el desacuerdo general que hay en casi todo. Al menos durante la IIGM tenía un enemigo común y la prioridad era ganar la guerra y por eso se aguantaron los unos a los otros, hoy en día no hay guerras y éso se nota….

  6. Acabo de terminar este libro. Muy interesante la posición practica de los Aliados respecto a la Rusia, Stalin y al reparto de Polonia y el resto de paises que se quedan tras el telón de acero. Tanto Churchill como Roosvelt salen bastante mal parados frente a la “astucia” y “sagacidad” de Stalin, que los engaña o les da motivos para que se autoengañen acerca de su relación y de su caracter. El resultado del reparto de paises de la postguerra no es más que un cúmulo de intereses, sin grandes principios morales, democráticos o éticos. a cambio de la vida de los soldados del ejército rojo los líderes aliados ceden Polonia, las repúblicas Bálticas, Checoslovaqui, Bulgaria, Rumania, etctec. Con gran sentido práctico esos líderes se dejaron engañar por Stalin, sabiendo lo que estaba haciendo con su priopio pueblo, con los polacos o con los alemanes capturados.
    Me ha gustado mucho. Muy recomendable

  7. Si, una pena que este libro haya pasado un poco sin pena ni gloria. Es un libro más que recomendable. Analiza el papel de los “grandes dirigentes” en toda su extensión sobre las decisiones tan trascendentales que tomaron y cuyas consecuencias cambiaron el mundo derivando en el mundo que vivimos hoy en día. Su papel fue muy importante y por ello obras como estas son necesarias e imprescindibles, que con el paso de los años y la apertura de los sistemas se puede tener una mejor perspectiva sobre el papel jugado por quien entonces repartía la baraja. Otra cosa luego es juzgar quien lo hizo bien y quien mal, pero lo básico es tener todas las cartas sobre la mesa para poder llegar a eso y ahora parece el momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *