A las puertas de Leningrado, William Lubbeck

Este es el testimonio de  un soldado, aunque termino siendo oficial, de la Werhmacht. Un testimonio de esos que dejan una huella especial al tratarse de vivencias en primera persona de los padecimientos y sufrimientos de la vida en el frente ruso. El autor, el veterano William Lubbeck, afincado tras la guerra en los Estados Unidos de América y que finalmente decidió escribir sus memorias, a día de hoy sigue pensando en los hombres que no tuvieron la suerte que el de escapar sano y salvo de los rusos en los días finales de la guerra. En los hombres que comandaba y que se tuvieron que quedar luchando ante un enemigo arrollador y muy superior, como el comenta en el libro, unos hombre que o bien murieron o bien cayeron en las peores manos, las de los rusos y décadas después eso sigue siendo una incógnita y un auténtico tormento.

Encuadrado en la 58º División de Infanteria comenzaría la guerra en la invasión de Francia. Con el apogeo de los ejércitos de Hitler paseandose por Europa todo era más fácil, más llevadero. El comienzo de la invasión de Rusia igualmente no podía ser mejor, con grandes avances y grandes victorias sobre los ejércitos rusos, todo parecía salir a pedir de boca. Hasta aquí y como soldado raso, las vivencias y las experiencias digamos que eran bastantes positivas, la guerra era menos complicada de lo que cabía esperar y los enemigos sucumbían con relativa faciidad.

Su unidad finalmente llega al frente de Leningrado, al cerco de la ciudad maldita que sería cerrada y asediada durante años. Aquí es donde permancería Lubbeck durante 3 años y aquí es donde comienza el sufrimiento y las malas experiencias. El hambre, el frío, el barro, los piojos, las plagas, los francotiradores, los partisanos, las órdenes absurdas, las pérdidas de compañeros, y una larga lista de penalidades y situaciones son las que nos describe Lubbeck sin cortapisas. El frente ruso se va poniendo cuesta arriba poco a poco y lo que parecía ser un paseo militar en 1941 se convierte en un boomerang que comienza a devorar física y anímicamente a las tropas germanas.

Tras la retirada de Leningrado y con grandes penurias consigue casi por casualidad escapar de los distintos cercos rusos, en los días finales de la guerra se verá por suerte subido a un barco de la Kriegsmarine donde le trasmitirán el 9 de Mayo que la guerra ha terminado. Lejos de su familia y su tierra, al menos puede respirar tranquilo por que ni lo han matado ni ha caído en manos rusas como prisionero.

La división de Alemania partió su familia y hasta la reunificación tras la caída del muro en 1989 no consiguieron volver a la normalidad, la verdad es que los capítulos dedicados a la postguerra son bastante duros, tras 6 años de guerra no terminó todo el 9 de Mayo con el fin oficial de la guerra, ahora quedaba la parte de la ocupación, la división del país y las consecuencias. En los Estados Unidos comenzaría una nueva vida aunque sin olvidar su Alemania, la patria por la que había luchado lejos de creencias o ideologías políticas, luchó como un soldado y cumplió con su deber.

Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788492567089
Colección:
Nº Edición:1ª , Tempus
Año de edición:2009
Plaza edición: BARCELONA

9 pensamientos en “A las puertas de Leningrado, William Lubbeck

  1. Hombre el amigo Tornado, cuanto tiempo sin leer una reseña tuya. Me alegro de volver a leerte y además sobre un libro muy interesante. Me impactó el del Sitio de Leningrado, este por lo que veo es más sobre las operaciones militares desde el bando alemán que sobre el asedio en sí.

  2. Pues si hacía algún tiempo que no mandaba nada. Ahora con algo más de tiempo libre por las vacaciones aquí estoy. El libro efectivamente es sobre todo el aspecto militar, pero a nivel de trinchera eh, no de grandes movimientos y sobre un mapa, es todo tal como lo vivió este hombre. Cada vez son más los libros que se van traduciendo de memorias de soldados normales, en inglés y en otros idiomas los hay a centenares, aquí de momento poca cosa aunque cada vez más y este es uno de ellos.

  3. Este es un libro de memorias de un agricultor alemán que acabó siendo capitán del ejército alemán y emigrante en USA. Creo que es un libro honesto y refleja muy la vida en una granja del este alemán en los años veinte y treinta hasta la llegada del III Reich que invade no solo la vida política sino la vida social y cultural alemana. El libro describe muy bien este impacto. Otra cosa muy curiosa es que la 58 división alemana cubre a los españoles de la División Azul en el frente de Leningrado y el autor describe la batalla de Krasny Bor así como un incidente provocado por artilleros españoles que acabaron matando, mediante el “fuego amigo”, a varios compañeros de Lubbeck. El final de la guerra con sus penurias y la pérdida de las regiones agrícolas del este de Alemania, de donde era originario Lubbeck, es otro tema interesante por poco explicado en la historiografía española.

  4. Me llamó especialmente la atención como en los capítulos que cuenta sus orígenes, como se va impregnando todo del nazismo y va llegando a todas las capas de la sociedad, hasta las más aisladas.
    Los capítulos sobre el final de la guerra y la separación de su familia son bastante duros y muy curiosa la forma en que con una orden firmada para volver a Alemania y que le sirve como salvoconducto le salva la vida, aunque a veces estuviera más en peligro por los grupos de las SS que mataba a todo el que sospecharan que estaba desertando que por el enemigo rojo.

  5. ¿Y qué tal es la traducción? , a mi me interesa el libro pero claro, si la traducción está regular y dados los antecedentes con otros títulos de esta editorial la pregunta es obligada.

  6. Pues verás, el libro lo leí hace ya algunos meses pero no recuerdo nada que me llamase especialmente la atención en este aspecto. También hay que decir que es un libro menos “técnico” que otros y la narración es bastante llana por lo que quizás se presta menos a errores de traducción de ciertos términos más específicos. Yo la he visto correcta.

  7. Yo tambien me acerco con un poco de prevención en el tema de las traducciones con respecto a la traducción pero en este caso no veo ningún problema especial.

  8. Hola a todos, me leí este libro hace unos ¿4 meses?, justo despues del de “Sitio de Leningrado” de Crítica (bastante mejor), pero no hice la reseña, ¿razones?, pues basicamente una, quizás a vosotros no os haya pasado, pero desde el principio del libro tuve la sensación de que destilaba cierto tufillo a justificación, a expurgación de su sentido de culpabilidad. Me explico, en una Alemania exaltada por el fervor nazi, declara que su familia no lo era, que ayudaba a los judios, que se enfrentó a los caciques nazis locales, y así repetidas veces, tantas, que llegas a sospechar que se está justificando. Es cierto que hubo mucho alemán que no era nazi o pro nazi, que estaban en contra de ellos, pero el autor insiste repetidas veces en ese punto. Se que es una visión particular del libro, pero para ser sincero no me gustó. El tono me parece justificativo y moralista, quizás hasta ñoño, y el ritmo bastante aburrido. Como testimonio vale, pero desde luego es de los libros menos interesantes que me he leido en este año. Me leí a continuación “La Wehrmacht “de Guido Knopp”, donde se habla de los crímenes y actuaciones del ejército alemán en el frente ruso (sobre todo) y me pareció mucho más interesante. Pero para gustos …
    Un saludo

  9. La verdad es que a mi me resulta raro encontrar un libro de memorias de algún veterano alemán que de alguna forma u otra no se justifique. Siempre, o casi siempre, se encuentran esas afirmaciones o frases aclarando que no se estaba deacuerdo con el régimen, que no se sabía nada de los campos de concentración y lo que se hacía en ellos, etc…, quizás por eso ya me he acostumbrado. Pero es cierto que hay autores que insisten más y otros que menos, y los que insisten mucho son hasta pesados y la sospecha se hace más grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *