A la guerra en biplano, Charles Lamb

Esta es una de esas joyas que están olvidadas, arrinconadas en el fondo de un baul o detrás de una estantería. Es una joya de las que acostumbramos a desvelar en este blog para conocimiento de todos.

La guerra contada desde la cabina abierta de un biplano, con el frío entumeciendo la cara y el viento tensando los músculos. Todo contado desde el “Pez Espada” volador, el Swordfish; un robusto pero rudimentario biplano con el que se jugaban el tipo en cada misión, no solo ante el enemigo, sino cada vez que llegaban al portaviones y tenían aque aterrizar sin practicamente ningún sistema excepto la pericia del piloto y algún cable o goma tensora en la pista.

Con esta narración nos adentramos en la vida del piloto Charles Lamb destacado en el HMS Courageus, un portaviones de la Royal Navy. El 3 de septiembre de 1939 se rompe la rutina diaria de a bordo por que Inglaterra declara la guerra a Alemania, todo parece distante y a la vez inquietante, es la guerra aunque el enemigo de momento está lejos. Pero pronto la guerra rompe en sus narices, 14 días después, el Domingo 17 de Septiembre el Courageus se pone en alerta y lanza a sus aviones en busca de submarinos alemanes que se supone están acechando a un barco de pasajeros, el SS Kaliristan. Nuestro piloto nos narra como ese día despegó con su biplano, fue el último piloto en despegar de la cubierta del navío y fue el último en aterrizar. Cuando aterrizó y no le había dado tiempo casi a quitarse la bufanda una atroz explosión  zarandeo y voletó el postaviones escorándolo y provocando una herida de muerte, minutos después cientos de hombres perecían y otros tantos eran rescatados por los navíos de escolta del Courageus. El submarino que salieron a buscar estaba al acecho de ellos mismos y no del barco de pasajeros.

Con estos primeros capítulos comenzamos esta lectura, sin tiempo para el descanso o el reposo los pilotos son llevados a Inglaterra para reponerse del duro golpe y de nuevo en acción. Durante un tiempo sus misiones en el Mar del Norte, ante la ofensiva alemana en Noruega y Dinamarca, Holanda y los Paises Bajos. Sus misiones consistían en minar puertos y pasos. Posteriormente somos espectadores del rescate de Dunkerke.

Los pilotos son nuevamente embarcados, ahora es en el HMS Illustrius donde se van curiosamente al Caribe a entrenar durante meses, lejos de la guerra y de la posibilidad de encontrarse con los alemanes. De ahí al Mediterranéo, en los duros años por conseguir la supremacía en el mar contra los italianos. Por un lado, los italianos mandaban convoyes a sus fuerzas en el Norte de África y los aliados hacían lo mismo desde Malta a Egipto. Asistimos en primera persona a los preparativos y posteior ataque al Pearl Harbor del Mediterráeno, la aniquilación de la flota italiana a manos de los Swordfish con sus torpedos voladores en la base de Tarento, con todo lujo de detalles y con Charles Lamb como protagonista de excepción.

Despues de este episodio llega otro no menos interesante, el contraataque alemán. Lanzando las flotillas de Stukas apostadas en Sicilia contra la flota británica con el Illustruis como buque insignia. El capítulo en cuestión, a parte de la detallada batalla que nos cuenta Lamb es muy interesante por que después de la guerra, Lamb conoció en persona al Teniente coronel Paul Werner Hozzel que tomó parte en dicho ataque y lo convenció para que le escribiera lo acontecido desde el punto de vista de los aviadores alemanes. Tal cual se lo mandó el oficial alemán aparece en el libro.

El libro continúa con batallas y acciones sin parar, Grecia, Malta el Norte de África. Derribos, prisioneros, heridos y por fín la vuelta a casa y el final de la guerra. Mil peripecias y aventuras, dignas del mejor libro del género, solo que esto es todo real.

Me ha recordado en muchos pasajes a la lectura que hicimos sobre las experiencias de Rudel, este es otro de esos pilotos increibles, decididos, valientes y sobre todo con la suerte de cara, un piloto que milagrosamente consiguió salir vivo de tantísimas misiones, de tantos ataques y batallas y de dar mil vueltas por el mundo hasta que concluyó la guerra. Parece que siempre por muy increible que parezca  ha de quedar alguien que nos pueda contar a los demás esas experiencias extremas, esas increibles hazañas, en este caso en unos vulnerables biplanos que se convirtieron en un azote para sus enemigos y en el orgullo del arma aérea de la Royal Navy.

12 pensamientos en “A la guerra en biplano, Charles Lamb

  1. Otro libro muy interesante que me gustaría tener algún día. Es uno de los hechos a los que no se le ha dado mucha importancia, parece que solo han habido 4 o 5 operaciones o batallas importantes en la 2º G.M. y el resto nada. La lucha en el Mediterraneo entre italianos e ingleses fue muy intensa e importante para el desarrollo de la contienda, sobre todo en todo lo relativo al Norte de África, en la operación Tourch e incluso la posterior invasión de Italia por los Aliados.
    La acción de estos Swordfish, estos biplanos sobre la base Italiana causaron un daño irreparable para la Regia Marina, no eran aviones modernos de la época, rápidos Spitfire o robustos Hurricanes, eran unos lentos y tristes biplanos y fueron usados con gran inteligencia.

  2. Ya he perdido la cuenta de los libros descatalogados que mostráis aquí y que me gustaría tener el placer de disfrutarlos, entre unos y otros me vais a provocar una depresión profunda…….

  3. Una pena una vez más que estos libros tan buenos no estén reeditados. Son practicamente imposibles de conseguir, he mirado en Iberlibro y solo sale en 2 o 3 sitios de Argentina.

  4. Bueno, de vez en cuando, entre tanto libro nuevo al que no puedo acceder, aparece uno de los míos, esos antiguos, pero no menos buenos. El presente es uno más de la excelente colección de Libros de Guerra de Javier Vergara, testimonio en primera persona, uno más de esos que estuvieron ahí.
    Me parece a mi que los pilotos de caza son héroes, y los respeto por ello, pero los hombres como Charles Lamb, que volaron en aviones tan vulnerables y tan faltos de apoyo tecnológico, con practicamente sus sentidos como instrumentos, son doblemente héroes.
    El libro es muy interesante y ameno, vale la pena leerlo. Para los desesperados, no es para tanto, el libro está en la Red.

  5. El libro está en la red, menos da una piedra pero no hay nada como poder tener un libro de verdad. Esa colección de Javier Vergara no entiendo como ahora con tanto “boom” editorial sobre historia militar a ninguna editorial le ha dado por hacerse con los derechos y reeditarlos, seguro que serían un bombazo por que además de ser unos “clásicos” es que son magníficos de calidad.

  6. Excelente libro! lo he leido y lo recomiendo. Se trata de la historia de un piloto de Swordfish. El autor sobrevivió al hundimiento de su portaaviones (HMS Corageus), participó del ataque aéreo a la base naval italiana de Tarento y realizó misiones de infiltración de agentes, entre otras! Si lo consiguen, léanlo, vale la pena.

  7. Desde luego que si Hernán, todo un clásico que rinde homenaje a esos héroes que iban en bibplano exponiéndose tanto a los enemigos como a los elementos climatológicos y técnicos y que realizaron una extraordinaria función en una guerra en la que el uso del biplano estaba totalmente desfasado. Como siempre, una pena que esté olvidado y descatalogado.

  8. Paseando por Mar del Plata, en una feria americana de la plaza Rocha encontre un libro muy viejo pero bastante bien cuidado, me pareció un exelente libro, resultó ser “A la guerra en biplano”, no desesperen se encuentran cosas muy interesantes en estas ferias, tambien en las ciudades importantes hay librerías que se dedican al usado, consegui uno e Saint-Exuperi en una de estas, hay que buscar nomas.
    Les deseo suerte

  9. Compré el libro en Mar del Tuyú en una libreri de usados… Lo estoy leyendo y es excelente ya que poco se sabe, de primera mano, de los aviadores navales que volaron el SwordFish con una valentía única. El libro es excelente y lo recomiendo ciegamente. Lo pueden conseguir por MercadoLibre también. Saludos!

  10. Encontré este libro en una rebaja de a 3 x 50$ pesos uruguayos (3 x 2 dólares para dar una idea.
    Un lindo recordatorio del valor humano. Y de que el valor y el precio hoy en día rara vez van de la mano.

    Coincido con Fede Lopez. Y al igual que Edgar, encontré el libro muy viejo pero en excelente estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *