¡A LA CARGA!, Digby Smith

“Da una idea del estado en que se encontraba el antaño grandioso ejército de Napoleón el hecho de que todo el VIII cuerpo pasará la noche en Borisov en una sola casa durante la operación.”

Es un libro que podría tener dos partes. .

En la primera, se describen en general las batallas de Marengo, Austerlitz, Eylau y Albuera.

Aunque la narración de las cargas de caballería no resulta nunca exhaustiva, ni pasa de ser una descripción de maniobras y evoluciones, igual que las de la infantería que es de lo que trata principalmente toda batalla napoleónica, hay que decir que esta descripción está bien realizada, con las matizaciones más recientes y novedosas producto, como aclara el autor, tanto de la investigación documental como de los “largos debates en internet” (No aclara si en foros o vía email)

El capítulo introductorio sobre la caballería no pasa de ser un prólogo bastante vacio, con información muy sumaria que cualquier aficionado al tema ya conoce. Se echa en falta mayor profundidad, con lo que se habría podido construir un capítulo interesantísimo exponiéndo curiosidades menos habituales que la diferencia entre caballeria pesada y ligera (Básicamente, el tamaño de los caballos…)

Pero desde Albuera hasta el final mejora amplicamente. Se describen muchas actuaciones protagonizadas primordialmente por la caballería, y cuando se trata de batallas mayores como Borodino o Waterloo, se nos trata unicamente de acciones decisivas de esta arma eludiéndo la narración general de la batalla. Aquí es donde el libro adquiere el ritmo y el interés que se esperaba de su título, y se convierte en una obra realmente recomendable para el aficionado a la época napoleónica, y no solo otro libro resumen sobre aspectos generales.

Basicamente el autor expone la evidencia: La caballería era un arma de enorme validez y operatividad. Pero para extraerle todo su potencial debía ser empleada en un momento concreto, contra unidades debilitadas o contra sus flancos desprotegidos. En las condiciones ideales, cargar contra un cuadro de infantería y colapsarlo no era ni mucho menos un imposible, como demuestra el autor con ejemplos concretos.

Así pues, y eludiéndo las primeras cuatro batallas, un libro totalmente recomendable.

DATOS DEL LIBRO

  • Nº de páginas: 340 págs.
  • Editorial: INEDITA
  • Lengua: ESPAÑOL
  • ISBN: 9788496364639
  • Año edicón: 2007
  • Plaza de edición: BARCELONA

9 pensamientos en “¡A LA CARGA!, Digby Smith

  1. A mi me decepcionó un poco. Aunque el autor usa mucha bibliografía, hay algunas descripciones de batallas en la que apenas narra lo que hizo la caballería (como Marengo). Además, como algunos autores anglófilos, para insistir en quitarles méritos a sus enemigos. Así según él la mayor gloria de las cargas de la caballería imperial corresponde a jinetes alemanes, no a franceses.

    Se puede encontrar una crítica muy acertada del libro aquí: http://www.napoleon-series.org/reviews/military/c_charge.html

  2. Gracias por la recomendación, Urogallo. Es de agradecer tu sinceridad al aclarar lo flojo de la primera parte (no hay nada que odie más que dejar a medias la lectura de un libro)para “armarse de valor”, seguir adelante y disfrutar de la jugosa segunda parte.

    Desde luego las cargas de caballería – magnífica ilustración de portada – siempre evocan gloriosos hechos de armas de épocas pretéritas (en detrimento, por cierto, de la menos elitista infantería que pasaba más penurias). Y si nos referimos a la caballería napoleónica aún más (¿Quién no ha oído hablar del genial y excéntrico Murat?). En la mastodóndica “Las Campañas de Napoleón”, su autor, David Chandler, narra a la perfección como Napoleón utilizaba a su caballería para, en el momento cumbre de la batalla, romper los flancos del enemigo y perseguir a las tropas en desbandada.

  3. Aclaratoria reseña, Urogallo. Así que estamos ante un “espada” -si se me permite la metaforilla- con un filo mellado y otro bien afilado; se agradece la aclaración, entonces.

  4. Me encantan tus reseñas Urogallo,claras,concisas y exigentes con la obra reseñada.
    Al hilo de las campañas de Napoleón,ayer vi en el kiosko el número de octubre de la revista DespertaFerro sobre la guerra de Independencia (1812),y después de ojearla me maravilló su calidad.
    Por desgracias tres enanos acabaron con los 10 euros que llevaba encima para comprar la revista ayer mismo y no os puedo decir más.

    ¡Volveré solo!

    Saludos Uro!

  5. La imagen de la caballería pesada francesa al asalto en Eylau para destrozar al ejército ruso que estaba poniendo en apuros a los franceses en un escenario invernal polaco lleno de frío y de nieve es algo que pone los pelos de punta.
    La epopeya napoleónica es barro, sufrimiento, dolor y muerte pero también es fiereza, orgullo, “esprit du corps”, lealtad y valentía. Tengo libros por casa que hablan de escenas de caballería napoleónica y de líderes (Despagne, d’Hautpol, etc) que resultan emocionantes; os pasaré el dato bibliográfico.

  6. Tengo el marcador en la página 81 desde que lo dejé en la estantería un tanto molesto con Mr Smith (aka Otto Von Pivka). Su reseña me anima a terminarlo en el futuro. Muchas gracias.

  7. Bueno Roger, tienes razón al principio (De hecho estuve por dejarlo aparcado) pero lo cierto es que luego mejora bastante. Aunque como curiosidad, Lasalle no tiene protagonismo…Curioso…

    José Sebastián, es así exactamente. Murat aparece, por supuesto, pero con una carga crítica. Curiosamente poco después leí otro libro donde se mencionaba al mariscal con la misma carga crítica: Un incompetente aupado por encima de sus posibilidades solo por su parentesco.

    Ese mismo ejemplar tuve suerte de que me lo regalasen Xavi, y es excelente. Merece muchísimo la pena.

    Pues si Davout, mejora increiblemente, sobre todo a si comparamos Marengo con los últimos capítulos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *