Spínola y la Guerra de Flandes. Desperta Ferro Historia Moderna Nº35

Las provincias de Flandes todavía fieles a la Monarquía Hispánica entraron en el siglo XVII con marcados claroscuros. La muerte de Felipe II; los graves problemas que arrastraron la hacienda real y la pérdida de Frisia en la década de 1590; la autonomía que recibieron los archiduques Alberto e Isabel Clara Eugenia en el gobierno de los Países Bajos españoles, para disgusto del heredero, el rey Felipe III; el desarrollo incipiente de las carreras marítimas, a escala global, de Inglaterra y las provincias rebeldes neerlandesas con la fundación de las primeras compañías comerciales; las reformas militares de Mauricio de Nassau, que consiguió levantar un ejército competente y disciplinado que ya diese un susto a las armas españolas en las Dunas en 1600; o la consolidación de la guerra de asedios, en la que no existía la retaguardia, eran todos problemas reales y potenciales que deparaban un futuro poco halagüeño para la posición hispana.

En el otro fiel de la balanza estaba la firma de la paz con Inglaterra en 1604, que ponía fin a una guerra que se arrastraba desde 1585 y que, en buena parte, había propiciado la consolidación de las provincias rebeldes durante ese periodo; y la súbita aparición de un patricio genovés, Ambrosio Spínola, miembro de una de las dos familias más influyentes de la república italiana que puso su persona y su fortuna al servicio del rey en su lucha contra los rebeldes. Aunque dicho así pueda resultar un tanto caballeresco, lo cierto es que también es plausible que diese el paso para contrarrestar el inmenso poder e influencia que acaparaba la familia Doria en Génova y en Madrid, en las instancias de la Monarquía, mediante la apertura de un frente no ocupado que, a través de las armas y la fortuna personal de la familia, permitiese ganar posiciones en los entramados de poder de un imperio a escala global. Sigue leyendo

Albert Speer, Magnus Brechtken

Albert Speer: Eine deutsche Karriere. Magnus Brechtken.

La biografía de Magnus Brechtken es una enmienda a la totalidad de los escritos de Albert Speer. El mundo académico no ha frecuentado el género biográfico, quizás porque durante un tiempo ha sido visto como un género menor. Brechtken ha realizado una inmersión en fuentes primarias de muy diversa índole y una recopilación de los artículos y trabajos varios generados fundamentalmente por el mundo académico alemán en los últimos años en torno a la figura de Albert Speer o en torno a aspectos relacionados con alguna de sus múltiples esferas de poder, añadiendo material propio y mucha perspicacia para parir una obra inmensa. Son 583 páginas de texto, y de ahí hasta la página 912 son notas al pie y bibliografía. Es una demostración de un conocimiento profundísimo de las fuentes de todo tipo como pocas veces he visto. Sigue leyendo

Los lobos y el almirante, Wolfgang Frank

“Nos comunican que el hijo de un tal Cornelius
ha construido para los holandeses una anguila invisible,
para entrar con ella a Dunkerque
y hundir a todos los buques en el puerto”.

Ben Johnson, 1624

Este libro consta de sus buenas setecientas páginas de historia y aventura, sí, aventura, porque aunque atroz en su dureza y mayormente fatal en su desenlace, eso es lo que al final fue la acción de los submarinos alemanes. Lucharon de Groenlandia a Freetown por el Atlántico, el Mediterráneo y el Mar Negro vieron sus estelas, navegaron por el Océano Índico y se las arreglaron para llegar al Japón, en una hazaña increible llevada a cabo en mares por completo en manos del enemigo. Sigue leyendo