Un adúltero americano, Jed Mercurio

“Nuestro hombre es un ciudadano americano que ocupa un alto cargo en el gobierno, casado y padre de una familia joven, que opina que la monogamia rara vez ha sido el acicate de la vida de un gran hombre. Siempre ha tenido mujeres –numerosas mujeres, consecutiva y simultáneamente, entre ellas amigas de la familia, herederas, figuras mundanas, modelos, actrices, amistades profesionales, esposas de colegas, golfillas y prostitutas–, a raíz del descubrimiento juvenil de que a él le gustaban las mujeres y a ellas les gustaba él”. Sigue leyendo

La revolución romana, Ronald Syme

En la Revolución romana, un clásico de la historiografía del siglo XX, Ronald Syme estudia la transformación del Estado y de la sociedad en Roma en los años del fin de la República y del inicio del Imperio, cuando se produjo “una violenta transferencia del poder y la propiedad”. En el centro de este proceso está la figura de Augusto; pero Symeno quiso poner el acento en su personalidad y en sus actos, que analiza críticamente, sino mostrar, a la vez,”las acciones de sus seguidores y partidarios”, de la oligarquía gubernamental, convertida en el auténtico protagonista. En el prólogo a esta nueva edición, el profesor Javier Arce señala que este enfoque convierte el libro en “una historia comparada, una historia militar, una historia de las mentalidades que es además política, social, de la administración y del derecho, de la familia, del matrimonio y de la mujer. Historia pura, escueta, fiable”. (Sinopsis de la contraportada). Sigue leyendo

Reportaje de Historia: Hitler, de turismo por París

Tras la capitulación de Francia en Compiegne, mismo lugar en el cual los alemanes capitularon 22 años antes, el 23 de Junio de 1940, se produjo la visita a la capital gala de Adolf Hitler en la que sería su primera y única visita a Paris.  Era un sueño hecho realidad para él. La capital de Francia rendida a sus pies y a su voluntad, lo que siempre había soñado. Tras la ocupación de Polonia y la sorprendente y fugaz caída de Francia, Hitler se sentía cada vez más poderoso y más confiado en sus posibilidades de conquistar Europa.  Sigue leyendo

Irán, Michael Axworthy

IRAN: UNA HISTORIA DESDE ZOROASTRO HASTA HOY

“Alejandro comparte en exclusiva con Ahriman el dudoso título de Guzastag, que significa maldito”.

Una buena historia de Iran. Hay que estar a favor de los libros que no nos engañan con sus títulos. Promete una historia de Iran y es lo que nos da. Obviamente es una historia que no puede profundizar tanto como nos gustaría ( Tiene las páginas que tiene, y no es excesivamente grueso) y que quizás se deje algunas cosillas en el tintero. ( Los siglos XIV, XV y XVI son lo bastante complicados como para que solo se puedan perfilar). Por otro lado hay un interés claro en tratar de transmitir algo de la cultura y de la literatura del país, y si bien el empeño no es perfecto, es lo mejor que podemos conseguir en castellano. Sigue leyendo

El Hombre de Esparta, Antonio Penadés

“Su verdadero dueño mató a ese esclavo”

En el siglo V a.C., la Heláde vive un período intenso de paz. Han transcurrido más de 50 años en la que, sobretodo, atenienses y espartanos formaron una alianza que les llevó a derrocar la amenaza del Imperio Persa, en batallas épicas que perdurarán para la eternidad. Atenas es la democracia, el avance cultural, el respeto y la igualdad entre ciudadanos atenienses, y su mayor exponente es el gran “strategos” Pericles. Esparta es la antítesis de Atenas, es la tiranía y la oligarquía, es la cripteia, es los Iguales, ciudadanos guerreros que viven por y para la guerra. Isómaco y Alcinoo, la areté ( dominio del alma y la palabra ) y la agogé (dominio del cuerpo con fines militares), son los dos protagonistas de esta historia que nos cuenta Iónides, hijo de Isómaco.A las puertas de lo que posteriormente se conoceria como las Guerras del Peloponeso, Alcinoo desencadena la furia del apacible Isómaco, cuando asesina a Neleo, uno de los esclavos de este. Sigue leyendo

El sueño del celta, Mario Vargas Llosa

Este libro tiene varios niveles de lectura o lecturas transversales.

En primer lugar es la biografía de un personaje fascinante como era Sir Roger Casement. Este personaje nació irlandés y protestante en el siglo XIX; fue a Africa con 20 años y construyó el negocio del Congo del Rey Leopoldo II de Bélgica con el explorador Stanley, negocio que acabaría denunciando por sus abusos contra los nativos congoleños. La fama que logró con esta denuncia lo llevó, como cónsul del Imperio inglés, a la selva amazónica donde denunció la explotación de los nativos dedicados a la recolección del caucho. Todas estas peripecias vitales le llevaron a la defensa apasionada de la nación irlandesa por lo acabó intentando crear una Brigada Irlandesa que combatiera contra el ejército inglés en la IGM hecha por prisioneros irlandeses captados en los campos de prisioneros de Alemania. Al final fue ajusticiado por el gobierno inglés por su apoyo al levantamiento de la Pascua de 1916 que hicieron los patriotas irlandeses en Dublín y como traidor por apoyar a Alemania. Sigue leyendo

Los Templarios, Miguel Gómez

Una completa introducción a los legendarios monjes guerreros

 

Ser caballero templario exigía entre otras muchas cosas unos claros compromisos o votos en el ámbito militar. Estos eran: luchar por la defensa de los Santos Lugares, renunciar al rescate si eran capturados, no rehuir nunca la batalla, no dar cuartel ni pedir rescate por los infieles, defender a cualquier cristiano atacado por musulmanes.

 

El núcleo de su poder militar lo constituía “el regimiento” de caballería compuesto de  hasta trescientos jinetes de caballería pesada, armados con lanzas y respaldados por todo el personal adicional y el apoyo logístico necesario para una fuerza de tales características.

(Junto a los Hermanos caballeros -nobles-  estaban los hermanos sargentos -plebeyos-, turcoples, escuderos, infantería e impedimenta.) Sigue leyendo

Sin cobertura, Jordi Bordas y Eduardo Martín de Pozuelo

En nuestro país, el género de política-ficción al estilo Tom Clancy o Frederick Forsyth no ha sido demasiado practicado. Igual que ocurre con la novela policiaca –aunque quizás menos–, existe una especie de déficit de credibilidad a la hora de escribir thrillers políticos que ocurran en España o que estén protagonizados por españoles. Lo que creemos a pies juntillas cuando lo escribe John Le Carré no parece verosímil si lo escribe un autor que se llama Pérez o Fernández. Y me temo que esto también ocurre en otros géneros, como muchas veces se ha constatado en este foro. Sigue leyendo

Legionario: Manual del soldado Romano, Philip Matiszak

No Oficial.

Si nosotros, cuando éramos jóvenes e inocentes, teníamos los libros de Peter Connolly, la juventud de ahora tiene este libro. Supongo que la intención del autor no era escribir un libro para jóvenes. Más bien creo que lo que pretendía era escribir una especie de libro de iniciación del reenactor. Bien, sirve para las dos cosas. Y también es un libro entretenido y ameno para el aficionado que busca algo ligero para acercarse al tema. Pero desde luego lo que no es, y espero que no pretenda serlo, es un libro para verdaderos aficionados. El autor no es Fernando Quesada, ya me entendeís. Sigue leyendo